Según el Diccionario médico de Stedman, una vitamina es ‘una de un grupo de sustancias orgánicas, presentes en cantidades diminutas en los alimentos naturales, que son esenciales para el metabolismo normal’. Como se define, las vitaminas están presentes en cantidades muy pequeñas en la mayoría de los alimentos y es este hecho el que conduce a la fabricación de suplementos vitamínicos para gatos, perros y personas. Las vitaminas no solo están naturalmente presentes en pequeñas cantidades, sino que también son esenciales para la vida.

La importancia de las vitaminas

Se conoce desde hace poco tiempo, sin embargo, sus efectos reales se demostraron hace mucho tiempo. Alrededor del año 400 a. C., el padre de la medicina moderna, Hipócrates, fue el primero en recomendar el uso del hígado para curar la ceguera nocturna. Ahora sabemos que el componente esencial del hígado era la vitamina A y fue la falta de vitamina A lo que causó la ceguera nocturna. Se descubrió que Beriberi, la temida enfermedad paralítica de los humanos, era curable al alimentarlos con arroz sin pulir. Ahora se sabe que el arroz sin pulir era rico en vitamina B1, tiamina. Los bajos niveles de tiamina eran la verdadera causa del beriberi y un simple cambio de dieta podía curar la parálisis.

Las vitaminas primarias normalmente se identifican como vitamina A, D, E, K, C y complejo B. De estas, A, D, E y K son las vitaminas liposolubles . Las vitaminas C y complejo B son solubles en agua. Las vitaminas solubles en grasa se almacenan comúnmente en células especiales de almacenamiento de grasa llamadas lipocitos, mientras que las vitaminas solubles en agua no se almacenan dentro del cuerpo excepto en pequeñas cantidades. Es por esta razón que las vitaminas liposolubles representan la mayor amenaza si se suplementan en exceso. Se almacenan y acumulan dentro del cuerpo.

Los tejidos del cuerpo no almacenan fácilmente vitaminas solubles en agua y cuando se alimentan en exceso, se eliminan fácilmente del cuerpo a través de la orina. Debido a que no se acumulan dentro de los tejidos, existe un riesgo mínimo de efectos tóxicos. De hecho, no tenemos conocimiento de que se haya documentado un solo caso de toxicidad en gatos o perros. Todas las vitaminas hidrosolubles, al igual que las liposolubles, son inherentemente importantes para la vida. La falta de cantidades adecuadas de vitaminas ha sido bien descrita tanto en mascotas como en personas.

Destacaremos las vitaminas hidrosolubles: vitamina C y complejo B. Del complejo vitamínico B hablaremos de tiamina, niacina, riboflavina, ácido pantoténico, piridoxina, ácido fólico, B12 y biotina.

Vitamina Dosis diaria mínima recomendada para gatos Fuentes Signos de deficiencias
Vitamina C No requerido, sintetizado en el hígado de gatos sanos Frutas y verduras cítricas Curación lenta, mayor susceptibilidad a la enfermedad (?)
Vitamina B1 (Tiamina) 0,01 mg/lb. Plantas, frutas, verduras, leche, carne Pérdida de apetito, pérdida de reflejos, pérdida del control nervioso, debilidad
niacina 0,12 mg/lb. Carne, subproductos cárnicos Pérdida de apetito y peso, encías inflamadas, diarrea hemorrágica
Vitamina B2 (Riboflavina) 0,05 mg/lb. Carnes de órganos y productos lácteos Crecimiento deficiente, anomalías oculares, insuficiencia cardíaca
Vitamina B5 (ácido pantoténico) .1 mg/lb. carnes y verduras Caída del cabello, diarrea, envejecimiento prematuro
Vitamina B6 (piridoxina) 0,01 mg/lb. Encontrado en la mayoría de los alimentos, dañado durante el procesamiento Anemia, crecimiento deficiente, lesiones en la piel
Ácido fólico 0,002 mg/lb. Carnes de órganos Hipoplasia de la médula ósea, anemia macrocítica
Vitamina B12 (cianocobalamina, cobalamina) 0,00025 mg/lb. Carnes de órganos, fuentes animales Anemia macrocítica
biotina 0,001 mg/lb. Maíz, soja, hígado de res Pelo pobre, piel seca, diarrea.

Vitamina C

La vitamina C se ha considerado durante mucho tiempo la cura para el resfriado común en los seres humanos. En las mascotas, se cree que previene la displasia de cadera, cura la leucemia felina y previene las infecciones del tracto urinario. Dudamos que su uso prevenga que un perro que genéticamente porta el rasgo de displasia de cadera desarrolle esta condición. Sin embargo, hemos trabajado con varios animales que tenían displasia de cadera clínica, que cuando se les administraron altos niveles de vitamina C, parecían mostrar menos signos de dolor en las articulaciones. No curó la condición, pero pareció permitirle al paciente vivir mejor con el problema.

En el caso de infecciones de la vejiga, como en medicina humana, creemos que la vitamina C tiene la particularidad de que se excreta inalterada en su totalidad por los riñones y, por tanto, acidifica la orina. Esto hace que la vejiga sea un lugar mucho menos hospitalario para que vivan las bacterias. La mayoría de las bacterias que causan la cistitis (infección de la vejiga) sobreviven mucho mejor en ambientes que tienen un pH alcalino. Por lo tanto, al acidificar la orina con vitamina C, estos organismos a menudo se eliminan. Esta es la razón por la que los médicos les dicen a muchas mujeres que beban grandes cantidades de jugo de arándano cuando tienen cistitis.

En cuanto a su uso en enfermedades virales como el resfriado común o la leucemia felina, con toda honestidad, hay poca evidencia de su valor. Al mismo tiempo, admitiríamos fácilmente que la vitamina C no puede hacer daño cuando se usa. Como dijimos, se excreta sin cambios por la orina.

FORMAS DE VITAMINA C

Sabemos que la vitamina C existe en dos formas: como ácido dehidroascórbico y como ácido ascórbico. El ácido ascórbico se hidroliza fácilmente (se mezcla con agua) y, por lo tanto, se absorbe rápidamente a través de la pared intestinal. Así mismo, entra fácilmente a la orina para salir del cuerpo. Muy poco se almacena dentro del cuerpo y la mínima cantidad está contenida dentro de la glándula suprarrenal. El ácido ascórbico se puede alimentar o se puede fabricar dentro del cuerpo a partir de la glucosa. A diferencia de los gatos y los perros, los conejillos de Indias y los humanos no pueden fabricar vitamina C, por lo que su única fuente está en su dieta.

USOS TERAPÉUTICOS

El ácido ascórbico desempeña muchas funciones importantes en la formación ósea. Está involucrado en el crecimiento óseo, así como en la mineralización ósea. Las deficiencias de ácido ascórbico dan como resultado el síndrome conocido como escorbuto. Los perros con escorbuto exhiben huesos débiles y articulaciones hinchadas, generalmente acompañadas de una hemorragia tisular severa. No se ha informado escorbuto en gatos.

La vitamina C se ha utilizado con diversos grados de éxito para ayudar a prevenir la formación de algunos cálculos en la vejiga en gatos y perros. La vitamina C hace que la orina sea más ácida y mantener una orina ácida ayuda a desalentar la creación de la mayoría de los tipos de cálculos.

En conclusión, la vitamina C se usa ampliamente como suplemento en mascotas en crecimiento, gestantes, lactantes, estresadas y trabajadoras. Hay numerosos suplementos de vitamina C disponibles. No hay preocupación por la toxicidad de la vitamina C.

Complejo de vitamina B

El complejo de vitamina B consiste en una multitud de vitaminas B. Detallaremos tiamina, niacina, riboflavina, ácido pantoténico, piridoxina, ácido fólico, B12 y biotina. Todas son vitaminas B y juntas forman el complejo de vitamina B soluble en agua. Las toxicidades de las vitaminas B generalmente no representan una preocupación, por lo que discutiremos principalmente sus funciones y las condiciones que pueden resultar de las deficiencias.

TIAMINA

La tiamina, o vitamina B1, fue la primera vitamina soluble en agua que se identificó. Es necesario para el funcionamiento normal de los músculos y los nervios porque convierte la glucosa en energía.

La tiamina se encuentra en plantas, verduras, frutas, leche, pescado y otras carnes. Como todas las vitaminas hidrosolubles, no se almacena en el cuerpo, por lo que es extremadamente importante que la dieta tenga una cantidad suficientemente alta.

En medicina veterinaria, una deficiencia de tiamina generalmente se asocia con mascotas que se alimentan con una gran cantidad de pescado crudo. El arenque, el eperlano y el bagre contienen grandes cantidades de tiaminasa, una enzima que destruye la tiamina. Las mascotas alimentadas con estas carnes crudas como única fuente de alimento tendrán deficiencia de tiamina. Cocinar el pescado antes de alimentarlo destruirá la enzima tiaminasa y, por lo tanto, el pescado cocido no presenta ningún problema. Una deficiencia de tiamina produce pérdida de apetito, debilidad, pérdida de reflejos, pérdida del control nervioso y, finalmente, la muerte.

NIACINA

La niacina, otra vitamina B, desempeña un papel principalmente ayudando a que las enzimas funcionen correctamente. La niacina se encuentra en niveles adecuados en carnes y subproductos cárnicos y es muy baja en vegetales y granos. ‘Lengua negra’ y ‘enfermedad de la boca dolorida’ son los términos que se usan para describir a un gato o perro que sufre de deficiencia de niacina. Una mascota que sufre de lengua negra perderá peso, no podrá comer y tendrá encías, labios y mejillas internas rojas e inflamadas. La diarrea sanguinolenta y la muerte pueden seguir. La deficiencia de niacina generalmente se encuentra cuando los dueños formulan sus propias dietas para sus mascotas y no incluyen carne como parte de la ración. Tenga mucho cuidado cuando intente convertir a una mascota en vegetariana. Los perros son omnívoros, lo que significa que deben comer carnes y verduras. Los gatos son carnívoros, lo que significa que deben comer carne.

RIBOFLAVINA

Se ha demostrado que la riboflavina, también conocida como vitamina B2, es esencial para el crecimiento normal, el desarrollo muscular y el pelaje. La riboflavina se encuentra naturalmente en las vísceras y los productos lácteos. Es más bajo en granos, verduras y frutas. La mascota vegetariana sin suplementos corre un riesgo extremo de desarrollar una deficiencia de riboflavina y puede tener un crecimiento deficiente, anomalías oculares, debilidad en las extremidades traseras y, finalmente, insuficiencia cardíaca. Los pacientes deficientes suelen tener episodios periódicos de desmayos. La toxicidad de la riboflavina es rara, si no inexistente; no conocemos casos documentados.

ÁCIDO PANTOTÉNICO

El ácido pantoténico es otra vitamina B y se encuentra en cantidades suficientes en la mayoría de los alimentos crudos, incluidas las carnes y las verduras. El procesamiento de los alimentos reducirá la cantidad de ácido pantoténico disponible para el gato o el perro. El papel del ácido pantoténico ha sido bien descrito. Este ácido le permite al cuerpo crear energía utilizable a partir de carbohidratos, grasas y proteínas. Los síntomas de la deficiencia de ácido pantoténico incluyen pérdida de cabello, diarrea y malestares gástricos. También se ha asociado con encanecimiento anormal, particularmente en animales de pelaje negro. No hay toxicidades conocidas.

PIRIDOXINA

La piridoxina, también conocida como vitamina B6, es otra vitamina del complejo B. La vitamina B6 se encuentra en muchos alimentos, pero el procesamiento la destruye fácilmente. B6 es utilizado por el cuerpo en la utilización de aminoácidos. Es absolutamente esencial para la vida. Las deficiencias de piridoxina provocan anemia, crecimiento deficiente, cálculos renales, caries, lesiones en la piel y, en casos avanzados, la muerte. No hay toxicidades conocidas.

ÁCIDO FÓLICO Y VITAMINA B12

El ácido fólico y la vitamina B12 (también llamada cianocobalamina o cobalamina) son dos vitaminas del complejo B estrechamente relacionadas y generalmente se analizan juntas. Son necesarios para que la médula ósea produzca glóbulos rojos , y una deficiencia de cualquiera de ellos puede conducir a una anemia avanzada. En este tipo de anemia, los glóbulos rojos son menos numerosos pero más grandes de lo normal (macrocíticos). La cantidad de glóbulos blancos también puede reducirse. Ambas vitaminas generalmente se incluyen en la dieta y se encuentran en las vísceras. Las toxicidades no son motivo de preocupación.

BIOTINA

La biotina es la última de las vitaminas del complejo B que vamos a detallar. La biotina es una de las vitaminas más discutidas, principalmente debido a su papel en el mantenimiento de la piel y el cabello saludables. Hace mucho más que esto, ya que es necesario para el crecimiento, la digestión y la función muscular. En algunos animales, se ha relacionado con el tamaño de la camada.

Se han informado deficiencias de biotina después de la ingestión de claras de huevo crudas. Las claras de huevo crudas contienen una enzima llamada avidina que actúa para destruir la biotina. Es mejor si las claras de huevo crudas no se alimentan a gatos o perros. La cocción inactiva la avidina. La yema es muy rica en biotina y si se alimenta con el huevo entero, la avidina de la clara y el alto contenido de biotina de la yema se anulan entre sí. Un paciente que sufre de falta de biotina puede tener cabello pobre, lesiones en la piel, secreción ocular seca, diarrea, disminución del tamaño de la camada y, en casos avanzados, parálisis de las extremidades. La biotina se encuentra en los cereales, pero no siempre en una cantidad utilizable. Las dietas ricas en maíz o soja son las mejores, mientras que las de trigo y cebada son deficientes. El hígado de res proporciona la fuente más rica, siendo la levadura de cerveza la siguiente más alta. Los suplementos de biotina también están disponibles.

Por Dr. Elias Forest

Egresado de la UNAM en 1985, con maestría en Ciencias Veterinarias. Actualmente Jefe del Departamento de Medicina, Reproducción, Etología, Nutrición y Zoología en Tamaulipas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.