Los hámsters nunca debieron vivir en jaulas pequeñas, en pequeñas casas suburbanas. El hámster estaba destinado a crear madrigueras y solo salir por la noche. Vivir bajo tierra y ser nocturno no requiere una gran vista. En cambio, un hámster interpreta su mundo a través de sonidos, olores y tacto. Ten en cuenta que la mala vista de tu mascota podría provocarle lesiones. Al comprender el alcance de la visión de tu hámster, puedes proporcionar un hábitat seguro para tu mascota.

 

vision hamster

 

Hamsters en la vida salvaje

Los hámsters son animales de madriguera que viven bajo tierra. Pasan las horas diurnas durmiendo, corren y forjan comida durante la noche. Esto significa que dependen más de sus sentidos del olfato y el oído que la vista. Al nacer, el hámster está completamente ciego y en la edad adulta solo puede ver unos centímetros más allá de su nariz. Ademas de hacerlo en tonos grises. No distinguen colores.

 

Los hámsters son nocturnos

La mala vista del hámster tiene mucho que ver con su naturaleza nocturna. Como la mayoría de los animales nocturnos, el hámster depende de otros sentidos para navegar su camino a través de la vida. Tiene un gran ángulo de visión y  ve mejor con poca luz. En luz brillante, el hámster está casi completamente ciego. También confían en sus bigotes para explorar el mundo que los rodea.

 

Riesgos de cautiverio

Comprender la mala visión de tu hámster es esencial para mantenerlo a salvo. Nunca albergues a tu hámster en una jaula de niveles múltiples, ya que no tiene idea de qué tan alto está. Esto puede ocasionar la fractura de miembros, daño de órganos internos o incluso la muerte en caso de que tu hámster caiga. Nunca permitas que el hamster se pose sobre tu hombro ni lo sostengas mientras está parado. El hámster puede saltar de su posición y lastimarse. Si un hámster escapa, también puede entrar en peligro debido a su mala vista, como tropezar con una trampa para el ratón escondida debajo de la nevera.

 

vision hamster

Comportamiento relacionado con la vista

Los hámsters son conocidos por su comportamiento mordaz, pero su mala vista suele ser la culpable. Debido a su mala vista, los movimientos repentinos pueden asustarlos, dando como resultado una mordida. El hámster también puede morder porque no puede ver quién o qué eres. El comportamiento es puramente defensivo y no debes tomarlo personal. Cuando manejes un hámster, siempre se suave y haz movimientos lentos. Tomará un par de semanas de introducción de olor y manejo regular hasta que tu hámster sea entrenado a mano y menos propenso a morder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *