Las úlceras son una condición médica común en caballos y potros. Se estima que casi el 50% de los potros y 1/3 de los caballos adultos confinados en los establos pueden tener úlceras leves. Hasta el 60% de los caballos y el 90% de los caballos de carreras pueden desarrollar úlceras moderadas a graves. Debido a que son tan comunes y pueden ocurrir como resultado de una serie de factores, la condición se denomina a menudo «síndrome de úlcera gástrica equina» (EGUS) o «enfermedad de úlcera gástrica equina» (EGUD).

 

Síndrome de úlcera gástrica en equinos

 

Cómo funciona el estómago del caballo

Para entender porqué los caballos son propensos a las úlceras, es útil conocer la anatomía del caballo. Sosteniendo solamente cerca de 16 litros, el estómago del caballo es pequeño comparado a los seres humanos. Se divide en dos partes distintas. La porción no glandular (también llamada región esofágica) está revestida por tejido similar al revestimiento del esófago. La porción glandular está revestida con tejido glandular, que produce ácido clorhídrico y pepsina, una enzima necesaria para la digestión de los alimentos. Esta parte del sistema digestivo también produce sustancias para proteger el estómago de los efectos del ácido y las enzimas. En los seres humanos, comer estimula la producción de ácido clorhídrico. En el caballo, sin embargo, el ácido clorhídrico se produce constantemente. Por lo tanto, si un caballo no come, el ácido se acumula en el estómago.

 

Causas de úlceras gástricas en caballos

Hay múltiples factores que pueden aumentar el riesgo de úlceras en caballos, incluyendo:

Ayuno (no comer) – Los caballos evolucionaron para pastar, comiendo muchas comidas pequeñas con frecuencia. De esta manera, el estómago rara vez está vacío y el ácido del estómago tiene poco efecto perjudicial. Si los caballos y los potros no comen con frecuencia, el ácido se acumula y las úlceras son más propensas a desarrollarse.

Tipo de pienso – El tipo y cantidad de forraje desempeña un papel en el desarrollo de la úlcera, porque requiere tiempo para masticar, estimulando la producción de más saliva. La saliva tragada ayuda a neutralizar el ácido estomacal. Hay un aumento en la producción de ácido cuando los concentrados se alimentan. El tipo de forraje es también importante. La alfalfa es más alta en calcio, y se piensa que esto puede ayudar a disminuir el riesgo de úlceras.

Cantidad de ejercicio – A medida que la cantidad de ejercicio aumenta, a menudo hay un cambio en la alimentación (por ejemplo, más veces de ayuno, menos forraje), lo que aumenta el riesgo de desarrollo de la úlcera. Además, el ejercicio puede aumentar el tiempo que le toma al estómago para vaciar, por lo que grandes cantidades de ácido puede permanecer en el estómago vacío durante un período prolongado de tiempo. El estrés en sí puede disminuir la cantidad de flujo sanguíneo al estómago, lo que hace que el revestimiento del estómago sea más vulnerable a las lesiones del ácido estomacal.

Medicamentos – El uso crónico de fármacos antiinflamatorios no esteroideos (NSAIDS) como la fenilbutazona (Bute) y la flunixina meglumina ( Banamine® Paste ) bloquea la producción de un producto químico particular denominado PgE2. PgE2 que disminuye la producción de ácido, por lo que cuando los niveles de PgE2 son bajos, los niveles de ácido son altos, lo que contribuye al desarrollo de úlceras.

 

Signos de úlceras gástricas en caballos

En los potros, los signos de las úlceras gástricas incluyen:

  • Cólico intermitente, a menudo después de la lactancia o la alimentación
  • Falta de apetito y lactancia por períodos muy cortos
  • Rechinamiento de dientes
  • Salivación excesiva
  • Diarrea
  • Acostado en la espalda

En los caballos adultos, los signos de úlceras gástricas incluyen:

  • Poco apetito
  • Pérdida de peso y mala condición corporal
  • Pelaje pobre
  • Cólico leve
  • Alteraciones mentales o de actitud mental
  • Bajo rendimiento
  • Acostado más de lo normal

Si se sospecha una úlcera gástrica, un veterinario usará una combinación de historia clínica, signos clínicos, pruebas de laboratorio y exámenes especiales para hacer el diagnóstico. Las úlceras gástricas pueden poner en peligro la vida. Si su caballo o potro está mostrando signos de úlceras gástricas, comuníquese con su veterinario inmediatamente.

 

Síndrome de úlcera gástrica en equinos

 

Tratamiento de las úlceras gástricas en caballos

Los medicamentos y los cambios en las prácticas de manejo son las piedras angulares de la terapia para las úlceras gástricas equinas. Diferentes medicamentos se utilizan para tres propósitos: (para disminuir la producción de ácido,  para amortiguar el ácido que se produce, y  para proteger el revestimiento del estómago de los efectos del ácido.

 

  • Bloqueadores H2: son medicamentos que bloquean la acción de la histamina. La histamina estimula la producción de ácido del estómago. Ejemplo: Cimetidina , ranitidina .
  • Inhibidores de la bomba de protones: son medicamentos que inhiben la producción de ácido por el estómago
  • Antiacidos: Los antiácidos amortiguan la acción del ácido del estómago. Debido a que el ácido se produce constantemente en el caballo, los antiácidos son eficaces durante un corto tiempo (menos de una hora) y requieren grandes cantidades. Esto los hace relativamente poco prácticos en el caballo, aunque su uso en el día del funcionamiento o de un acontecimiento agotador puede ser beneficioso.
  • Protectores: Ciertos fármacos pueden bloquear el contacto del ácido con el revestimiento del estómago. Desafortunadamente, éstos no parecen ser tan eficaces en la porción esofágica del estómago. Ejemplo: sucralfato .

Además de los medicamentos, los cambios en la gestión son casi siempre necesarios, incluyendo:

  • Aumentar la cantidad de forraje en la dieta.
  • Aumentar el número de comidas al aumentar la cantidad de tiempo que el caballo está comiendo. Poner el caballo en el pasto sería la mejor alternativa.
  • Evitar o disminuir la cantidad de grano. Use suplementos para agregar las vitaminas, minerales y los aceites vegetales para agregar las calorías que el caballo puede necesitar.
  • Dar probióticos para ayudar en la digestión.

Muchas úlceras en potros sanan sin tratamiento. En los adultos, los signos clínicos pueden mejorar dentro de 1-2 días de comenzar el tratamiento, pero tarda mucho más tiempo para que la úlcera realmente se cure. Asegúrate de seguir las recomendaciones de tratamiento de tu veterinario. Si detienes el tratamiento antes de que tu veterinario sugiera, la úlcera puede no sanar completamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *