La vitamina D es un nutriente esencial que ayuda a los perros a regular el equilibrio y la retención de calcio y fósforo. Sin embargo, niveles extremadamente altos de vitamina D pueden causar serios problemas de salud. La vitamina D es una vitamina soluble en grasa, por lo que, a diferencia de las vitaminas solubles en agua, cuando un perro, u otro animal, ingiere demasiada, el exceso no se excreta rápidamente en la orina. En cambio, se almacena en el tejido graso y en el hígado. El exceso de vitamina D puede provocar insuficiencia renal e incluso la muerte.

Causas

Los perros que comen alimentos para mascotas que contienen demasiada vitamina D pueden desarrollar toxicidad por vitamina D. También puede ocurrir si un perro ingiere accidentalmente los suplementos de vitamina D que está tomando una persona en el hogar. Otra forma común en que los perros adquieren toxicidad por vitamina D es después de ingerir accidentalmente ciertos químicos destinados a matar roedores como ratas y ratones, llamados rodenticidas de colecalciferol. El colecalciferol es el nombre químico de la vitamina D3.

 

 

Signos de enfermedad

Los perros con exceso de vitamina D pueden vomitar, tener poco apetito, beber y orinar más, babear en exceso y / o perder peso. Dependiendo de la concentración de vitamina D en el alimento, la toxicidad relacionada con la dieta tiende a desarrollarse más gradualmente con el tiempo. Los casos de intoxicación por rodenticidas o suplementos de vitamina D son de aparición rápida y muestran signos de enfermedad en cuestión de horas o días.

Si sospecha que su perro muestra signos de toxicidad por vitamina D, llévelo a un veterinario de inmediato.

Diagnóstico

Solo un veterinario puede diagnosticar la toxicidad por vitamina D. Él o ella evaluará los signos de su perro, le preguntará qué comida está comiendo y en qué podría haberse metido, y podría tomar una muestra de sangre para medir los niveles de calcio, fósforo y vitamina D u obtener orina para evaluar la función renal. . Dependiendo de los resultados del examen de un veterinario, este determinará el mejor curso de acción.

 

Tratamiento

El tratamiento dependerá de la evaluación de cada caso por parte del veterinario, pero el objetivo será eliminar la fuente de vitamina D para evitar una exposición adicional (p. Ej., Detener la alimentación del alimento para perros retirado del mercado) y eliminar el exceso de vitamina D del cuerpo. En los casos menos agudos de toxicidad por vitamina D que se detectan temprano, el veterinario puede determinar que un cambio de dieta puede ayudar a resolver el problema en semanas o meses, o puede optar por recetar medicamentos. Un veterinario también puede continuar monitoreando los niveles de calcio y fósforo en sangre hasta que regresen a un nivel basal saludable.

Para dueños de perros

Si su perro muestra signos de toxicidad por vitamina D, como vómitos, pérdida de apetito, aumento de la sed y la micción, babeo excesivo y / o pérdida de peso, comuníquese con un veterinario de inmediato. Proporcione un historial dietético completo a su veterinario, incluidos los alimentos que usted (u otros miembros del hogar) le dan y también otros alimentos o artículos en los que podría haberse metido. Puede resultarle útil tomar una fotografía de la etiqueta del alimento para mascotas, incluido el número de lote. Si su veterinario sospecha que el alimento es la fuente del exceso de vitamina D, tener el código de lote ayuda a la FDA a identificar exactamente cuándo ocurrió la contaminación y qué otros productos también podrían verse afectados. Esto puede ayudar a prevenir que otros perros se enfermen. No alimente con los productos a sus mascotas ni a ningún otro animal.

Los dueños de perros pueden reportar la sospecha de enfermedad a la FDA de forma electrónica a través del Portal de Informes de Seguridad o llamando a los Coordinadores de Quejas del Consumidor de la FDA de su estado . Es más útil si trabaja con su veterinario para enviar los registros médicos de un perro como parte del informe. Para obtener una explicación de la información y el nivel de detalle que sería útil incluir en una queja ante la FDA, consulte Cómo informar una queja sobre alimentos para mascotas .

También es útil si guarda los alimentos en su paquete original, en caso de que sea necesario para la prueba. Si no es necesario realizar la prueba, comuníquese con la compañía que figura en el paquete para obtener más instrucciones o deseche los productos de manera que los niños, las mascotas y la vida silvestre no puedan acceder a ellos.

Para veterinarios

La FDA alienta a los veterinarios que tratan la toxicidad de la vitamina D relacionada con la dieta a que soliciten a los clientes un historial detallado de la dieta. También recordamos a los médicos que la toxicidad por vitamina D puede presentarse como hipercalcemia, hiperfosfatemia y / o insuficiencia renal. Si sospecha que el alimento para mascotas es la fuente del exceso de vitamina D, agradecemos los informes de casos, especialmente los confirmados mediante diagnósticos. Le pedimos que no le diga al dueño de la mascota que deseche la comida sobrante, sino que la guarde en un lugar seguro y no se la dé a su mascota ni a ningún otro animal.

Los informes a la FDA se pueden enviar a través del Portal de informes de seguridad o llamando a los Coordinadores de quejas de los consumidores de la FDA locales . Para envíos a través del Portal de informes de seguridad, cuando se le pregunte «¿Quién es usted?» seleccione «Un ciudadano / empresa privada que presenta un informe voluntario» en la pantalla de selección para guiarlo a través de una presentación veterinaria. Para obtener una explicación de la información y el nivel de detalle que sería útil incluir en una queja ante la FDA, consulte Cómo informar una queja sobre alimentos para mascotas .

Productos alimenticios para perros retirados del mercado por exceso de vitamina D

En diciembre de 2018, la FDA notificó al público sobre informes de toxicidad por vitamina D en perros que comieron alimentos secos para perros elaborados por un fabricante contratado común y comercializados con varias marcas diferentes. Luego, a fines de enero de 2019, la FDA se enteró de un informe de toxicidad por vitamina D en un perro que comió un alimento para perros enlatado de Hill. Hill’s Pet Nutrition publicó un comunicado de prensa sobre el retiro del mercado . El 20 de marzo de 2019, Hill’s amplió el retiro para incluir lotes adicionales de comida para perros enlatada. El 17 de mayo de 2019, la empresa amplió el retiro del mercado para incluir un código de lote de producto adicional para un alimento para perros enlatado que se retiró. Este retiro del mercado no afectó la comida para gatos, la comida seca (croquetas) ni las golosinas.

La FDA continúa investigando cómo ocurrieron estos incidentes y si se debe retirar algún otro alimento. La FDA emitirá actualizaciones públicas con cualquier información adicional de retiro a medida que esté disponible.

Los alimentos secos para perros que se mencionan a continuación fueron elaborados por un solo fabricante contratado con varias marcas y se retiraron del mercado debido al exceso de vitamina D. El fabricante proporcionó a la FDA la siguiente lista de productos. Los productos se distribuyeron a nivel nacional.

Por Dr. Elias Forest

Egresado de la UNAM en 1985, con maestría en Ciencias Veterinarias. Actualmente Jefe del Departamento de Medicina, Reproducción, Etología, Nutrición y Zoología en Tamaulipas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.