La mayoría de la gente la conoce  desde la cocina como una especia, pero también es una de las plantas medicinales más importantes: el tomillo. En medicina humana, ha sido durante mucho tiempo un remedio probado y comprobado para enfermedades respiratorias. Pero el tomillo también puede ser usado maravillosamente como un remedio para los caballos.

 

¿Qué es el tomillo?

Originalmente del Mediterráneo, sus efectos beneficiosos sobre los pulmones y los bronquios fueron alabados en la antigüedad.

El tomillo es un arbusto discreto que alcanza un máximo de altura de un metro y siempre se ve un poco «amaderado». Las flores son pequeñas y de color púrpura pálido. Sólo las hojas, las ramas con flores o incluso las flores son utilizadas para el tomillo. En los mercados de bricolaje y jardín, encontrarás decenas de especies de tomillo, pero como planta medicinal, el tomillo original sigue siendo el mejor.

 

 

¿Por qué el tomillo alimenta a los caballos?

El tomillo es conocido por muchos por sus efectos beneficiosos sobre los pulmones y el sistema respiratorio. Limpia los bronquios, es expectorante y al mismo tiempo tiene un efecto calmante en el tracto respiratorio. Por lo tanto, es una gran ayuda en realidad todas las enfermedades respiratorias. Tos, bronquitis o incluso resfriados del tracto respiratorio superior pertenecen a su especialidad como expectorante natural para caballos. ¡Pero puede hacer mucho más!

Así el tomillo actúa como antiséptico y matando bacterias, virus y hongos. Es casi un pequeño antibiótico natural.

También apoya y estimula el sistema inmunológico.

Aplicado externamente, ayuda a la inflamación de la piel.

 

Efecto: ¿Qué hace que el tomillo sea tan especial?

Entre otras cosas, el aceite esencial que contiene es el timol, pero también hay otros seis aceites. Tienen un efecto antiespasmódico y analgésico. El timol tiene, entre otras cosas, la propiedad de disolver el moco apretado, por ejemplo, en la bronquitis. Así se estimula la tos. Incluso los caballos con alergias al polvo pueden ser ayudados.

Además, los aceites están significativamente involucrados en el efecto inhibidor del crecimiento en hongos, bacterias y virus. No solo en los pulmones, sino también en el estómago y los intestinos. Por lo tanto, el tomillo también funciona bien para problemas estomacales o intestinales. Previene los procesos de fermentación y descomposición en el intestino y protege la flora intestinal. ¡El tomillo es una gran ayuda, especialmente cuando los caballos están felices!

Además, el tomillo también contiene una alta cantidad de zinc. Esto fortalece el sistema inmunológico.

Muchos propietarios de caballos también usan el tomillo como un agente natural de desparasitación con su contenido de carvacrol, linalol y aceites de timol. Los aceites evitan que los gusanos aniden y se multipliquen. Además, expulsan a los gusanos del cuerpo a través del efecto laxante.

 

¿Cómo debo alimentar con tomillo a los caballos?

Lo alimentas con la comida normal y haras té de tomillo. Pero hay que tener suerte de que al caballo le guste el té. Si no le gusta el te puede tomar el tomillo en bolitas y 50 gramos por día. Si alimentas con tomillo para regular los intestinos, esta es también la mejor opción.

Pero especialmente con problemas con el tracto respiratorio, un té es ideal. Simplemente vierte sobre una cucharada de tomillo con un litro de agua hirviendo y deja que drene durante 10 minutos. Importante: ¡Para que los aceites esenciales no se desperdicien, cubre el té hasta la «alimentación»! Si el té está solo tibio, puedes dárselo a tu caballo.

Además, siempre debes alimentar con tomillo solo como cura. Lo alimentamos por un máximo de 3 semanas y luego hacemos una pausa de al menos 2 meses.

 

 

Posibles efectos secundarios.

Al alimentar con tomillo debes prestar mucha atención. Tiene un efecto laxante, por lo que debes comenzar con una dosis pequeña y vigilar siempre a tu caballo. Si se toma una sobredosis, las membranas mucosas y los intestinos se irritan. Y si tu caballo ya tiene una enfermedad renal, hepática o cardíaca, los veterinarios también aconsejan no proporcionarselo.

En pleno verano, el tomillo puede afectar negativamente la circulación. Por lo tanto, es mejor no alimentarlo en días calurosos.

Puede promover abortos involuntarios. E incluso los potros no deben ser alimentados con el.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *