Como se compone el sistema urinario 

El sistema urinario es responsable de filtrar los desechos de la sangre y formar y secretar la orina. Estas funciones ayudan a mantener la composición y el volumen de los fluidos corporales. Aunque tiene efectos de gran alcance, el sistema urinario es relativamente simple anatómicamente y consiste en:

  • Riñones
  • Ureters
  • Vejiga
  • Uretra

Los principales órganos son los riñones, que filtran la sangre y producen orina. Las otras partes son simplemente estructuras accesorias para el transporte y almacenamiento de orina.

 

mamiferos

Procesos 

Durante la descomposición normal de proteínas y ácidos nucleicos, el nitrógeno se libera en el torrente sanguíneo. Parte de este nitrógeno se recicla para fabricar nuevos productos celulares, pero la mayor parte se elimina. El cuerpo tiene que tener una manera de deshacerse de este nitrógeno no utilizado, ya que los niveles altos en la sangre pueden ser tóxicos. La mayor parte del nitrógeno está unido con hidrógeno como NH3 (amoníaco), que se disuelve fácilmente en agua. Por esta razón, los peces pueden excretar gran parte de su nitrógeno por simple difusión en el agua circundante. La acumulación de nitrógeno en el agua es una de las razones por las que el agua del tanque debe cambiarse regularmente. Los animales terrestres tienen una forma diferente de librar a sus cuerpos del exceso de nitrógeno. Se excreta como ácido úrico o urea. Los animales que están preocupados por la pérdida de agua, como las aves y los reptiles, excretan el ácido úrico más concentrado como un material blanco pastoso. Los mamíferos, por otro lado, pueden excretar urea, junto con más agua. La mezcla de urea, agua y otros desechos se llama ‘orina’. La orina todavía está muy concentrada en comparación con la sangre, y el sistema que facilita esta concentración es el «sistema urinario».

 

Riñones

Los riñones de los mamíferos son órganos redondos o en forma de frijol. Se encuentran fuera del peritoneo, la membrana que encierra los órganos de la cavidad abdominal. Debido a esta posición, se les conoce como ‘retroperitoneal’. Están rodeados por tejido graso conocido como «grasa perirrenal». Una cápsula fibrosa cubre el riñón. La sangría de la forma del frijol se llama ‘hilum’. El hilio es el sitio donde la arteria renal ingresa al riñón y salen tanto la vena renal como el uréter.

 

Anatomía del riñón

El riñón se puede dividir en dos regiones distintas, la corteza externa y la médula interna. La corteza es donde la sangre se filtra a través de pequeñas estructuras llamadas ‘glomérulos’. La médula es donde la orina se concentra a través de un sistema complejo de túbulos. Lo logran al absorber el agua y los electrolitos al tiempo que evitan que los productos de desecho se reabsorban. Un glomérulo y su conjunto correspondiente de túbulos se denominan ‘nefronas’, la unidad funcional microscópica del riñón. La anatomía y la función de la nefrona se analizarán en detalle a continuación.

Los túbulos de múltiples nefronas se agrupan en porciones visibles más grandes del riñón llamadas ‘pirámides’. Las columnas renales son espacios entre las pirámides renales que proporcionan una ruta para los vasos sanguíneos que viajan a la corteza. Las puntas de las pirámides se denominan «papilas» y drenan la orina de los túbulos nefronos hacia vasos más grandes llamados «cálices menores». Los cálices menores convergen en vasos aún más grandes llamados «cálices mayores». Estos conducen a la apertura ampliada del uréter. Esta cámara de recolección se llama ‘pelvis renal’.

 

aparato urinario

 

Nefronas

Las nefronas son los elementos de filtración reales de los riñones. La sangre ingresa a los riñones a través de la arteria renal y viaja a través de arterias ramificadas. Estas arterias que entran en la nefrona se vuelven cada vez más pequeñas, y finalmente se llaman ‘arteriolas aferentes’. La sangre en estos recipientes está bajo alta presión. La arteriola aferente se ramifica en el glomérulo un grupo de capilares dentro de un caparazón llamado ‘cápsula de Bowman’. La presión de la sangre hace que el agua, la glucosa, los aminoácidos y las sales salgan de los vasos sanguíneos y entren en la cápsula de Bowman. Las células sanguíneas y la mayoría de las proteínas son demasiado grandes para filtrarse y permanecen dentro del vaso sanguíneo para ser extraídas del glomérulo a través de la arteriola eferente.

 

nefrona

 

La cápsula de Bowman conduce a la red de túbulos que concentran el filtrado en la orina. Los túbulos están rodeados por un pequeño vaso sanguíneo llamado «capilar». Este capilar es donde los materiales se reabsorben en la sangre. La primera parte del túbulo se llama acertadamente el «túbulo contorneado proximal» por su forma retorcida. Aquí el 99% del agua se reabsorbe junto con la glucosa y los aminoácidos. La presencia de glucosa o aminoácidos en la orina es un signo de enfermedad. Por ejemplo, los diabéticos que tienen demasiada glucosa en la sangre no pueden reabsorberlo todo, por lo que se excreta en la orina.

El túbulo contorneado proximal conduce al «bucle o asa de henle», una estructura de bucle larga que se extiende hacia la médula del riñón. Aquí se absorben más agua y electrolitos (sales). A continuación, el filtrado pasa a través del «túbulo contorneado distal», donde el exceso de iones de potasio, iones de hidrógeno y algunos fármacos o toxinas pasan de la sangre al filtrado. El producto final se vierte en un gran conducto colector, en el que se vacían varias nefronas. Este conducto colector conduce a las papilas de las pirámides, a través de los cálices y a la pelvis renal para excretarse a través del uréter.

 

Ureteres

Los uréteres son tubos musculares que transportan la orina desde los riñones a la vejiga urinaria. Los uros tienen tres capas de tejido:

La capa muscular es la capa funcional, que usa peristalsis para mover la orina. La peristalsis es una contracción de los músculos para impulsar el contenido de un tubo en una dirección. En este caso, la orina es impulsada a una abertura en la base de la vejiga.

 

ureter

 

 

Vejiga urinaria

La vejiga urinaria es un saco para el almacenamiento temporal de la orina. Está ubicado en la cavidad pélvica. La superficie externa está cubierta con tejido conectivo fibroso. Dentro del tejido conectivo hay una capa muscular llamada «músculo detrusor». Este músculo liso se contrae para expulsar la orina de la vejiga. La siguiente capa de tejido es la «submucosa», una membrana fibrosa elástica que sostiene la mucosa, que recubre el interior de la vejiga. La mucosa está compuesta de células especializadas llamadas ‘epitelio de transición’. Cuando la vejiga está vacía, la mucosa tiene muchos pliegues denominados «ruga». La ruga y el epitelio de transición permiten que la vejiga se estire cuando se llena de orina.

En la base de la vejiga, se forma una estructura triangular llamada «trígono» a partir de las aberturas de los dos uréteres y la uretra. La abertura de la uretra está rodeada por una banda de músculo detrusor, formando un esfínter uretral interno. Este esfínter está relajado por el control muscular involuntario, y está inervado de manera que cuando la vejiga está aproximadamente medio llena, el animal percibe el impulso de orinar.

 

Uretra

El último conducto de salida de orina de la vejiga es a través de la uretra de paredes delgadas. Este tubo corre desde la base de la vejiga urinaria hasta el exterior del cuerpo. En las hembras, es relativamente corto, conectando la vejiga al esfínter uretral externo. En los machos, sin embargo, es más largo. Pasa a través de la glándula prostática (en aquellos animales que tienen uno) y viaja a lo largo del pene antes de llegar al esfínter externo. El esfínter uretral externo se controla voluntariamente y el animal lo relaja cuando se ha determinado un lugar y un momento adecuados para orinar.

 

Datos interesantes

¡Cada riñón tiene más de un millón de nefronas!

La uretra en los machos es también el camino para los productos del sistema reproductivo.

Incluso si se pierde el 75% de las nefronas, el riñón seguirá funcionando. Es posible vivir una vida saludable con un solo riñón.

¡La orina alguna vez se usó como producto de limpieza!

La orina normal es estéril (libre de gérmenes). Está compuesto de agua, sales y productos de desecho.

Los reptiles han adaptado un ciclo muy largo de henle para facilitar más reabsorción de agua y prevenir la deshidratación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *