Como padre de mascota, una de las cosas más terribles que pueden suceder es ver a tu propio perro ser mordido por otro perro. Sigue con atención la siguiente información.

 

¿Qué debes hacer?

Puede ser difícil saber cómo actuar cuando estás molesto, por lo que es útil prepararte para este tipo de situaciones con anticipación. Con eso en mente, aquí hay algunos consejos prácticos sobre cómo manejar una pelea entre perros.

 

En primer lugar, no te asustes

Es mas fácil decirlo que hacerlo. ¿verdad? Aunque a menudo suenan aterradores, con muchos gruñidos y chasquidos, muchas peleas de perros son en su mayoría ruidosas. Puede parecer que intentan matarse entre sí, pero en la mayoría de los casos, ambos participantes están ilesos cuando el polvo se asienta.

Si necesitas separar a los perros, prueba a agarrar al agresor justo debajo de las patas traseras y tira hacia atrás. Usar una manguera o un balde de agua, tirar una manta pesada sobre los perros o rociarlos con citronela también pueden ser estrategias efectivas para romper una pelea. No intentes agarrar el collar del perro ni coloques las manos cerca de la cara o la cabeza, ya que esto podría resultar en que te muerdan por accidente.

 

 

Obtener la información del propietario

Una vez que se hayan separado los perros, asegúrate de obtener el nombre y la información de contacto del dueño del otro perro. Piensa en una pelea de perros como una «defensa de la defensa» entre dos coches. Es importante saber quién es la otra persona y cómo ponerse en contacto si hay lesiones que no son evidentes al principio. Confirme que el otro perro tiene una vacuna actual contra la rabia , si es posible.

Si hay facturas veterinarias que deben pagarse, el otro propietario puede estar dispuesto a ayudar con esto. Y dependiendo de las circunstancias de la mordedura, es posible que sea necesario involucrar el control de los animales o incluso la aplicación de la ley.

Si se trata de un perro callejero lo mejor seria observarlo para ver signos de enfermedad. Obviamente lo mejor es que tu perro tenga sus vacunas al corriente ya que esto evitaría la transmisión de enfermedades.

 

Evalúa a tu perro por lesiones

Una vez que todos se hayan calmado, revise a tu perro cuidadosamente para ver si está lesionado. Ten en cuenta que las heridas punzantes pueden ser pequeñas y difíciles de encontrar, especialmente si tu cachorro tiene mucho pelaje. Siente cuidadosamente alrededor de su cuello, pecho, costados y abdomen, y busca cualquier rastro de sangre que pueda indicar una lesión.

Las heridas pequeñas y superficiales en la cara o las orejas a menudo se pueden tratar en el hogar. Puedes limpiarl suavemente con agua tibia jabonosa y aplicar un ungüento antibiótico tópico para ayudarlo a sanar.

Las heridas por punción en cualquier parte del cuerpo deben ser evaluadas por un veterinario, ya que puede haber un daño significativo en los tejidos blandos o incluso lesiones internas graves que no son evidentes desde el exterior. Las heridas punzantes profundas generalmente requerirán antibióticos, ya que las mordeduras de los perros tienden a infectarse.

 

Busca  atención de emergencia si es necesario

En algunos casos, es posible que debas llevar a tu perro directamente a una clínica de emergencia para recibir tratamiento. Afortunadamente, ¡la mayoría de las mordeduras de perros no son tan serias! Pero es importante saber qué signos buscar para que puedas tomar una decisión informada.

En general, tu perro necesita atención veterinaria inmediata si observas alguno de los siguientes signos:

  • Respiración dificultosa
  • Encías blancas o rosa pálido
  • Incapacidad para pararse o caminar
  • Pinchazos profundos en el pecho o abdomen.
  • Sangrado incontrolado

Si tu perro está gravemente herido, mantén la presión sobre las heridas sangrantes, envuélvalo en una manta para mantenerlo abrigado y diríjete directamente al hospital veterinario más cercano para recibir tratamiento.

Con suerte, ¡nunca tendrás que usar estos consejos!. Pero estar armado con información y un plan de acción «por si acaso» puede garantizar que estarás listo para cualquier cosa y que estés preparado para proteger a tu mascota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *