Los gatos son compañeros de cuarto interesantes. En comparación con los perros, nuestros amigos felinos suelen hacer lo que quieren, cuando quieren. Todos los padres de gatos conocen la lucha de llevar a su gatito a una jaula o de convencer a su quisquilloso compañero de que coma una nueva comida.

En resumen, los gatos tienen sus propias mentes. Pero, ¿por qué son así?

Una teoría de por qué los gatos siguen siendo menos domesticados que los perros es que todavía son algo salvajes. A pesar del esfuerzo humano por producir mascotas más domadoras, su genoma sigue siendo muy similar al de los gatos antiguos.

Para la mayoría de las personas, los gatos domésticos son bastante salvajes. Otros, sin embargo, están interesados ​​en las razas de gatos híbridos.

 

 

¿Qué son los gatos híbridos?

Las razas híbridas son un cruce entre un gato doméstico y un gato salvaje. Hay varios gatos híbridos, pero los más comunes son los gatos de Bengala, los gatos Chausie y los gatos Savannah .

Los bengalíes son parte leopardo asiático, los chausies son parte gato de la jungla y los sabanas son parte gato serval. Estas razas fueron creadas para aumentar el tamaño del gato, ya que muchos de estos híbridos pueden llegar a pesar 30 libras o más.

Los híbridos también se crían a menudo por el color del pelaje, apareciendo como versiones diminutas de sus homólogos salvajes. Estos gatos pueden ser muy hermosos y muchas personas están empezando a tenerlos como mascotas.

Si bien los híbridos se han vuelto más disponibles para el público en general, existen varios problemas que los rodean.

¿Los gatos híbridos son buenas mascotas?

Los gatos híbridos, como todos los demás gatos, pueden ser buenas mascotas. Por otro lado, pueden ser solitarios, temperamentales y peligrosos de manejar.

Con los gatos híbridos, parte de su composición genética es pura felina salvaje, lo que aumenta la posibilidad de que sean difíciles como mascotas. Si bien algunas personas cantan sus alabanzas y afirman que son excelentes compañeros, este no es siempre el caso, y muchos dueños de mascotas terminan con un gato en el hogar que es peligroso.

En algunos casos, estos gatos se vuelven agresivos y atacan. Los gatos híbridos también tienden a tener problemas con la caja de arena y pueden orinar y defecar en lugares desfavorables.

La Asociación Estadounidense de Profesionales Felinos desaconseja enérgicamente que las personas compren gatos híbridos y advierte que no deben permanecer en hogares como gatos domésticos.

Desafíos veterinarios para gatos híbridos

La atención veterinaria es un desafío para los gatos híbridos.

Debido a su temperamento salvaje, muchos de estos gatos necesitan ser sedados para exámenes veterinarios de rutina. Esto es estresante para el gato, así como para el padre de la mascota.

La vacunación contra la rabia también plantea problemas. Debido a que se desconoce si estas vacunas funcionan en animales salvajes, la vacunación contra la rabia está «fuera de etiqueta». Si estos gatos están expuestos a la rabia , existe la posibilidad de que la vacuna no proteja contra el virus. Esto podría provocar una infección humana y es fatal para la mascota.

Problemas de salud en gatos híbridos

Los gatos híbridos tienden a tener algunos problemas de salud debido a su cría.

Los gatos domésticos y los gatos salvajes tienen un número diferente de cromosomas. Cuando se cruza durante la reproducción, esta diferencia provoca una composición genética anormal. Los problemas reproductivos a menudo ocurren debido a esta anomalía, lo que hace que los mortinatos sean muy comunes. Los gatos híbridos machos y algunas hembras también suelen ser infértiles.

Los híbridos a menudo se crían por el color o el tamaño del pelaje. Esta cría dirigida con fines cosméticos a menudo conduce a la cría de animales con problemas de salud, lo que da como resultado una descendencia poco saludable.

Consideraciones legales y éticas

La legalidad de la propiedad híbrida varía de un estado a otro. Si está considerando comprar un gato híbrido, es mejor verificar las leyes locales.

Los problemas éticos que rodean la propiedad y la cría de gatos híbridos son prominentes.

En la naturaleza, los gatos domésticos y los gatos salvajes no se aparean de forma natural, por lo que criar estos animales a menudo se considera poco ético. Los programas de cría sacan a los gatos salvajes de sus hábitats naturales, reduciendo el número de especies silvestres y alterando el equilibrio del mundo natural.

Otra consideración es si es justo tener animales salvajes como mascotas. Si bien son parcialmente domésticos, los híbridos también son parcialmente salvajes, y vivir en interiores con humanos no es natural para ellos.

Finalmente, la sobrepoblación de gatos es un gran problema. La eutanasia felina es una realidad en los refugios, y muchos instan a los posibles dueños de mascotas a adoptar en lugar de comprar un híbrido costoso.

Conclusión sobre los gatos híbridos

Los gatos híbridos son interesantes y muy hermosos, pero su papel como mascotas aún es discutible.

Los gatos híbridos pueden tener un lugar en el mundo, pero los dueños de mascotas deben tener mucho cuidado al considerar si tienen un lugar en su hogar. Los gatos domésticos son muy interesantes; ¡quizás descubras que tu gatito es lo suficientemente salvaje!

Por Dr. Elias Forest

Egresado de la UNAM en 1985, con maestría en Ciencias Veterinarias. Actualmente Jefe del Departamento de Medicina, Reproducción, Etología, Nutrición y Zoología en Tamaulipas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.