Sí, pero hay algunas cosas importantes a considerar primero …

Palomitas de Maíz a mi Perro

 

No hay nada como devorar un gran bote de palomitas de maíz saladas mientras ves una película. Si estás en casa, es probable que tu compañero canino esté allí en el sofá contigo, y él o ella probablemente esté haciendo una mueca de tristeza.

Las palomitas de maíz simples o muy bajas en sodio pueden ser un tratamiento saludable para los perros. Cuando entras en el reino súper salado, cubierto de mantequilla, cubierto de cheddar y caramelo, puedes poner en problemas a tu mascota.

Las palomitas de maíz con sabor a queso y polvos como queso o aderezos pueden tener un alto contenido de sodio, ajo y cebolla en polvo. Demasiado sodio puede causar alteraciones electrolíticas y toxicidad por sal en grandes cantidades, mientras que las cebollas y el ajo pueden causar anemia en perros y gatos.

La mantequilla es alta en grasa y colesterol y hemos aprendido que el páncreas canino no puede manejar la grasa de la forma en que los humanos pueden hacerlo. Los perros desarrollan fácilmente pancreatitis, una condición dolorosa que provoca vómitos, diarrea, deshidratación severa e incluso hospitalización.

 

¿Y ese delicioso maíz o elotes hervido?

Si pero recuerda si tare dulce de ninguna manera, grandes cantidades de azúcar pueden causar irritación profunda del tracto gastrointestinal, lo que provoca vómitos y diarrea, así como aumentos violentos en el azúcar en la sangre.

Dicho todo esto, si un pedazo de palomitas de maíz cheddar cae accidentalmente en el suelo de la lata de Navidad de la oficina, tu perro estará bien si se lo traga. Es cuando se hace un hábito de alimentar palomitas de maíz con sabor a su perro, o si su perro consume una gran cantidad, eso se convierte en un problema.

Nunca alimente a su perro con granos de maíz sin estallar. Son un peligro potencial de asfixia y también pueden resultar en obstrucción gastrointestinal.

Si sospecha que tu mascota se está ahogando o tiene algún tipo de obstrucción gastrointestinal, busca atención médica veterinaria de inmediato. Los signos de asfixia pueden incluir tos repetidamente, dificultad para respirar, tragar repetidamente, tratar de vomitar o vomitar y ponerse azul. Los signos de obstrucción gastrointestinal pueden incluir vómitos profusos, letargo, falta de apetito, dolor abdominal y ausencia de evacuaciones intestinales.

Consulte a su veterinario antes de alimentar con palomitas de maíz a perros con antecedentes de alergias alimentarias, diabetes, enfermedades cardíacas, pancreatitis, enfermedades inflamatorias del intestino o disfunción hepática.

 

palomitas

 

Entonces, ¿puedo regalarle palomitas a mi perro?

La respuesta es: ¡Sí!

En general, las palomitas de maíz son un tratamiento seguro para tu cachorro. Evita las palomitas de maíz con sabor, con mantequilla o muy saladas, y siempre alimenta con moderación. Un pequeño puñado de palomitas de maíz, una vez al día, está bien. Sigue las reglas y puedes compartir cómodamente algunos de las mejores botanas mientras te acomodas a ver una película con tu amigo fiel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *