Sí, pero déjanos explicarte …

calabazas

 

Si te encantan las calabazas, es probable que esperes todo el año para disfrutar del pan de calabaza, la mantequilla de calabaza, los rollos de calabaza y el tan esperado debut del latte de calabaza.

Por supuesto, a nuestras mascotas les gusta casi todo lo que comemos y la calabaza no es una excepción. En medicina veterinaria, la calabaza es un aditivo alimentario útil para controlar la diarrea y el estreñimiento .

 

Ayuda en diarrea y estreñimiento

Suena como que debería ser una o la otra, ¿verdad? Por razones que no se entienden completamente, la calabaza enlatada tiende a acumular heces sueltas y aflojar heces firmes. Existe cierta discusión de que la calabaza puede actuar como un probiótico, ayudando a sentar las bases en el revestimiento de los intestinos. Los probióticos luego vienen a lo largo de colonizar los intestinos y defenderse de las bacterias.

La calabaza también contiene fibra insoluble que no es absorbida por las células del tracto gastrointestinal. Por lo tanto, la fibra de calabaza puede, literalmente, ayudar a absorber el exceso de humedad que está presente en la materia fecal cuando se presenta la diarrea, lo que refuerza los movimientos intestinales de su cachorro.

Sin embargo, si tu perro sufre de diarrea, el mejor lugar para comenzar es con tu veterinario. Él o ella puede recomendar ajustes en la dieta, como agregar calabaza, pero también quiere asegurarse de que no haya algo más serio en juego.

La diarrea puede ser causada por una serie de factores, como parásitos, infecciones, enfermedades inflamatorias del intestino, indiscreción alimentaria, pancreatitis y alergias a los alimentos . En estos casos, la calabaza enlatada puede ayudar, pero es probable que no cure el problema. En caso de duda, consulta a tu veterinario.

Si sospechas que tu perro está estreñido, la calabaza podría ayudar en la situación, pero, de nuevo, ¿hay algo más grave que cause el problema? La diarrea con frecuencia se confunde con el estreñimiento, porque la urgencia fecal a menudo se ve como una tensión.

El estreñimiento puede ser causado por numerosas cosas, como deshidratación, obstrucciones gastrointestinales, ciertos medicamentos, cambios en la dieta o el apetito, obstrucciones urinarias, problemas de las glándulas anales y algunos tipos de cáncer. No solo abras esa lata de calabaza y esperes lo mejor. Se proactivo y haz una cita para tu mejor amigo con tu veterinario de confianza.

 

¿Puedo darle las semillas de la calabaza?

Ahora, una palabra acerca de las semillas de calabaza: simplemente no. Si bien amamos su bondad salada y crujiente, se sabe que se atascan en gargantas caninas, fosas nasales, senos paranasales, vías respiratorias, pulmones, estómagos, intestinos y casi en cualquier otro lugar que pueda imaginar.

Las semillas de calabaza presentan un riesgo de asfixia y pueden causar todo tipo de obstrucciones. Sin mencionar, se sabe que migran a los tejidos y pueden crear infecciones que ponen en peligro la vida.

Si sospechas que tu mascota se está ahogando o tiene algún tipo de obstrucción gastrointestinal, busca atención médica veterinaria de inmediato.

Los signos de asfixia pueden incluir: toser repetidamente, dificultad para respirar, tragar repetidamente, tratar de vomitar o vomitar y volverse azul.

Los signos de obstrucción gastrointestinal pueden incluir vómitos profusos, letargo, falta de apetito, dolor abdominal y ausencia de evacuaciones intestinales.

 

calabaza

 

Alimentando a tu amigo con calabaza

Consulta a tu veterinario antes de alimentar a las mascotas con calabazas con antecedentes de alergias alimentarias, enfermedades gastrointestinales o disfunción renal.

Si decides alimentar a tu amigo peludo con calabaza, consulta estos consejos primero:

  • Siempre alimente la calabaza fresca enlatada. Nunca alimente la mezcla de pastel de calabaza , ya que contiene azúcar y productos lácteos.
  • Perros pequeños y medianos, que pesen menos o igual a 40 libras (18 kilos) : agrega 1-2 cucharaditas de calabaza enlatada por comida, por día.
  • Perros medianos a grandes, que pesan más de 40 libras (18 kilos) : agrega 1-2 cucharadas de calabaza enlatada por comida, por día.
  • No hay una regla dura y rápida para la cantidad de calabaza para alimentar a los perros. Lo anterior es solo una pauta. Sin embargo, los aditivos alimentarios no deben exceder el 10% de las calorías diarias de tu perro. Para referencia, 1 cucharada de calabaza enlatada = 5 calorías.

 

Entonces, ¿puedo alimentar a mi perro de calabaza?

La respuesta es: ¡Sí! La calabaza es una fuente segura y suave de fibra que puede ayudar con la diarrea y el estreñimiento. Pero deja el pan de calabaza, los rollos y los lattes, por favor.

Y, ¿puedo alimentar a mi perro con semillas de calabaza?

La respuesta es: ¡ No, nunca! Estas son semillas muy malas que pueden causar estragos si se ingieren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *