La sandía es una delicia maravillosa, especialmente cuando se sirve fresca en un cálido día de verano. En una de esas ocasiones, puede preguntarse: «¿Pueden los gatos comer sandía?» La respuesta corta es que no es tóxico para los gatos y es poco probable que les cause problemas en pequeñas dosis en raras ocasiones.

Sin embargo, antes de ofrecerle un bocado de esta sabrosa fruta a su gato, hay algunos puntos importantes a considerar. ¿Pueden los gatos comer cáscara de sandía? ¿Pueden los gatos comer sandía sin pepitas? ¿Los gatos deben comer sandía?

Las respuestas podrían afectar tu decisión de darle sandía a tu felino, así que sigue leyendo. Y, como siempre, recuerda consultar a tu veterinario antes de añadir cualquier alimento nuevo a la dieta de tu gato para asegurarte de que es un snack adecuado para él.

¿La sandía es buena para los gatos?

La sandía no es tóxica para los gatos, ya que es poco probable que un gato adulto sin ningún problema de salud experimente efectos negativos graves al comer ocasionalmente una pequeña cantidad de fruta sin semillas y sin cáscara. La gran excepción al considerar si los gatos pueden comer sandía surge si tu mascota tiene problemas de salud. Para los gatos con condiciones de salud preexistentes, particularmente diabetes, el contenido innecesario de carbohidratos y azúcar de la sandía puede tener efectos adversos. Si tu gato entra en esta categoría, nunca debe comer sandía.

También es posible que la sandía no esté de acuerdo con el sistema digestivo de su gato y provoque malestar gastrointestinal, generalmente diarrea o estreñimiento. Sin embargo, cada gato es diferente, por lo que, mientras que un gato puede comer pequeñas cantidades de sandía muy bien de vez en cuando, otro puede experimentar molestias digestivas inmediatas. Si estos síntomas surgen o se vuelven más severos para su gato, llame a su veterinario de inmediato.

Mientras que la respuesta a «¿Pueden los gatos comer sandía?» es sí, ya que no es tóxico y generalmente se considera seguro en pequeñas cantidades en ocasiones, los gatos son carnívoros naturales cuyos sistemas digestivos no están acostumbrados a la fruta. La sandía no es una gran opción de golosina para los gatos, ya que contiene azúcar y carbohidratos que pueden ser malas noticias para una mascota con un problema de salud como la diabetes.

Proporcionar a su gato comida para gatos de alta calidad suele ser la mejor manera de asegurarse de que coma una dieta saludable y obtenga todos los nutrientes que necesita.

Cómo alimentar a tu gato con sandía

Si, después de leer todo lo anterior, aún desea ofrecerle a su gato un trozo pequeño de sandía sin semillas, del tamaño de un bocado, hágalo con moderación. Dado que la sandía no es parte de una dieta felina regular, debe considerarse un placer raro, no una indulgencia diaria.

Al introducir nuevos alimentos a su mascota, es recomendable hacerlo de uno en uno. Luego, si hay problemas, podrá identificar la causa con bastante facilidad. Si su gato muestra signos de malestar gastrointestinal, deje de alimentarlo con sandía, vigílelo de cerca y llame a su veterinario si los síntomas se vuelven preocupantes.

¿Pueden los gatos comer cáscara de sandía? ¿Pueden los gatos comer semillas de sandía? La respuesta a ambas preguntas es no, ya que la cáscara y las semillas son un peligro de asfixia y pueden causar trastornos digestivos. También pueden conducir a la impactación gastrointestinal. Asegúrese de quitar la cáscara y las semillas y corte la sandía en trozos pequeños que sean fáciles de tragar y digerir para su mascota.

¿Por qué a algunos gatos les encanta la sandía?

Los gatos son criaturas divertidas que pueden tener hábitos alimenticios quisquillosos. Tal vez a tu gato le guste la dulzura, la humedad o la consistencia de la sandía, o tal vez se sienta atraído por ella porque te ha visto disfrutarla. Muchos gatos, sin embargo, preferirían el atún o incluso su comida habitual para gatos, como deberían. Si a tu gato le encanta la sandía, asegúrate de ofrecerle solo porciones muy pequeñas en raras ocasiones para ayudar a evitar molestias gastrointestinales.

¿Pueden los gatos tener diarrea por la sandía?

Sí, los gatos pueden tener diarrea por la sandía, y es una de las principales advertencias cuando se pregunta: «¿Pueden los gatos comer sandía?» Si bien la sandía no es tóxica y es poco probable que cause problemas, siempre y cuando su gato solo coma una pequeña cantidad con poca frecuencia, tiene el potencial de causar problemas gastrointestinales como diarrea.

Cuando le presente nuevos alimentos a su gato, se recomienda que lo haga de uno en uno. De esa manera, si su gato comienza a experimentar molestias gastrointestinales, sabrá qué alimento es el responsable.

¿Qué frutas pueden comer mis gatos?

Los gatos no necesitan consumir ninguna fruta para mantener una buena salud, ya que contiene azúcares y carbohidratos que el sistema digestivo felino no ha evolucionado para manejar.

Dicho esto, si desea alimentar a su gato con una pequeña cantidad de fruta en raras ocasiones, algunas que no son tóxicas para considerar incluyen manzanas, plátanos, arándanos, fresas y sandías sin semillas. En todos los casos, asegúrese de cortar la fruta en trozos lo suficientemente pequeños para que su gato los mastique con facilidad, y también consulte a su veterinario antes de alimentar a su gato con cualquier alimento nuevo.

Por Dr. Elias Forest

Egresado de la UNAM en 1985, con maestría en Ciencias Veterinarias. Actualmente Jefe del Departamento de Medicina, Reproducción, Etología, Nutrición y Zoología en Tamaulipas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.