La respuesta es complicada, sí, los gatos pueden probar el sabor del plátano en muy raras ocasiones. Los plátanos generalmente se consideran inofensivos para que los gatos los coman en pequeñas cantidades y no contienen elementos que sean tóxicos para los felinos. Por lo general, no hay necesidad de preocuparse si su mascota agarra algo del piso. Pero si te preguntas, «¿Son los plátanos buenos para los gatos?» la respuesta es no. Los gatos son carnívoros naturales, y sus sistemas digestivos no han evolucionado para digerir bien las frutas y verduras. Si quieres que tu gato pruebe un trozo de plátano, hay consideraciones importantes a tener en cuenta.

Como siempre, consulte a su veterinario acerca de los gatos y los plátanos antes de ofrecerles una degustación.

Los plátanos contienen muchos carbohidratos y azúcar, lo que puede ser una mala noticia para un gato, especialmente si tiene problemas de salud como enfermedades cardíacas, problemas hepáticos o diabetes. Se recomienda evitar dejar que los gatos con cualquier problema de salud tomen un plátano.

Y mientras estamos considerando la pregunta «¿pueden los gatos comer plátanos?», la pregunta más importante podría ser «¿los gatos comen plátanos?» Los gatos son notoriamente quisquillosos para comer, y es muy probable que su mascota no desee lamer un plátano, sin importar cuán atractivo pueda hacerlo.

¿Los plátanos son buenos para los gatos? 

Al considerar los beneficios para la salud de los plátanos para gatos, hay dos preguntas fundamentales: ¿los plátanos son seguros para los gatos y los plátanos son malos para los gatos?

Los plátanos no son tóxicos para los gatos, ya que es poco probable que un gato adulto saludable tenga efectos negativos graves para la salud por comer una pequeña cantidad de plátano. Sin embargo, es muy posible que el plátano no le vaya bien a su sistema digestivo, en cuyo caso tu gato puede experimentar vómitos, diarrea o estreñimiento. Si estos síntomas no desaparecen o se vuelven más severos, llame a su veterinario de inmediato.

La respuesta a la pregunta “¿los plátanos son buenos para los gatos?” no es. Los gatos son un tipo de animal carnívoro llamado carnívoro obligado. Esto significa que la mayoría de sus necesidades nutricionales se satisfacen con el consumo de carne, y su sistema digestivo está especialmente adaptado a este tipo de dieta. Proporcionar a su gato comida para gatos de alta calidad es ideal para garantizar que reciba una dieta saludable con todos los nutrientes que necesita. 

Por esta razón, alimentar a tu gato con plátanos no tiene ningún beneficio para la salud. Los gatos pueden encontrar más fácilmente los nutrientes que necesitan en alimentos para gatos de alta calidad.

Además, dado que las frutas no son adecuadas para el sistema digestivo de los gatos, puede haber algunos efectos secundarios menores a corto plazo, y efectos secundarios más significativos a largo plazo, que debe tener en cuenta al considerar la pregunta «¿puedo darle plátano a mi gato?» ?” 

Cada gato es diferente, y lo que tolera su sistema digestivo puede variar de un gato a otro. Tal vez un gato pueda tolerar bien una pequeña cantidad de plátano, pero otro gato puede desarrollar trastornos digestivos. Lo más probable es que los efectos secundarios a corto plazo sean causados ​​por malestar gastrointestinal y resulten en diarrea, estreñimiento y/o vómitos.

Los efectos a largo plazo serían similares a comer muchos otros alimentos ricos en carbohidratos y azúcar que el sistema digestivo felino no está diseñado para procesar, lo que lleva al aumento de peso, nutrición inadecuada, diabetes y problemas con el corazón y el hígado de su gato. 

Por todas estas razones, la respuesta a «¿son los plátanos malos para los gatos?» cuando se trata de su dieta es sí, pueden serlo, por lo que deben evitarse.

Cómo alimentar a tu gato con plátanos 

La mayoría de las calorías diarias de tu gato deben provenir de alimentos especialmente formulados para brindarle los nutrientes que necesita. Los alimentos para humanos, como plátanos y otras golosinas, solo se deben dar a los gatos ocasionalmente y con moderación. Asegúrese de consultar a su veterinario antes de agregar nuevos alimentos a la dieta de su mascota. Las golosinas nunca deben exceder el 10% de la ingesta calórica diaria de su gato.

¿Los gatos pueden comer cáscaras de plátano? No, para que tu gato pruebe el plátano, primero pela el plátano y luego córtalo en un trozo pequeño. Además de que su sistema digestivo no es especialmente adecuado para una dieta alta en carbohidratos, los dientes de tu gato tampoco están diseñados para masticar esos alimentos. Si proporciona un trozo demasiado grande, su gato puede tragárselo y asfixiarse.

Si su gato muestra signos de malestar gastrointestinal, como vómitos o diarrea, o síntomas más graves, consulte a su veterinario.

¿Los plátanos dañarán a mis gatos? ¿Los plátanos son tóxicos para los gatos?

No, los plátanos no se consideran tóxicos para los gatos, pero tampoco son un premio apropiado para que los coman. Los plátanos tienen un alto contenido de carbohidratos y azúcar, ninguno de los cuales es fácilmente procesado por el sistema digestivo de un gato.

El efecto secundario negativo más probable para un gato saludable y promedio que come plátano es el malestar gastrointestinal, que incluye vómitos, diarrea y estreñimiento.

Los gatos con condiciones de salud preexistentes, como enfermedades cardíacas, problemas hepáticos o diabetes, pueden experimentar efectos adversos más graves al comer plátanos. Asegúrese de monitorearlos de cerca y comuníquese con su veterinario si observa algún síntoma.

¿Qué frutas pueden comer mis gatos?

Como se mencionó anteriormente, el sistema digestivo felino no está diseñado para procesar frutas, y algunos alimentos pueden ser altamente tóxicos para tu gato y deben evitarse a toda costa:

  • Cerezas 
  • Uvas o pasas 
  • Aguacates 
  • tomates verdes 

Además, los ácidos naturales de las frutas cítricas pueden causar problemas gastrointestinales en las mascotas y también deben evitarse, aunque las frutas cítricas no son tóxicas.

Por Dr. Elias Forest

Egresado de la UNAM en 1985, con maestría en Ciencias Veterinarias. Actualmente Jefe del Departamento de Medicina, Reproducción, Etología, Nutrición y Zoología en Tamaulipas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.