El pan simple generalmente no es tóxico para los gatos, lo que significa que los gatitos curiosos por la comida no se verán perjudicados por morderlo ocasionalmente. Dicho esto, el pan no es una golosina saludable para incorporar a la dieta de tu gato. Para gatos con ciertos problemas médicos, incluso puede ser peligroso consumirlo. También es importante tener en cuenta que el pan nunca debe ser una parte regular de la dieta o el régimen de golosinas de su gato, y su porción debe ser pequeña y ofrecerse solo en raras ocasiones. Al igual que con cualquier alimento que esté considerando ofrecerle a su gato, consulte primero a su veterinario para asegurarse de que sea un refrigerio apropiado para ellos.

¿Hay beneficios para la salud del pan para gatos?

Los gatos son carnívoros obligados, lo que significa que satisfacen la mayoría de sus necesidades nutricionales al comer productos de origen animal. Dado que el sistema digestivo felino es especialmente adecuado para este tipo de dieta, alimentar a su mascota con comida para gatos de alta calidad recomendada por su veterinario es la mejor manera de asegurarse de que obtenga todos los nutrientes que necesita. El pan no ofrece beneficios para la salud de los gatos.

Si decides alimentar a tu gato con un pequeño bocado de pan de vez en cuando, hay algunas cosas importantes que debes tener en cuenta.

Primero, cada gato es diferente. Algunos gatos pueden comer una pequeña cantidad de pan sin problemas, mientras que otros pueden experimentar molestias digestivas. Esto puede incluir malestar gastrointestinal, diarrea, estreñimiento y vómitos. Si tu gato tiene problemas digestivos después de comer pan, deja de dárselo.

No alimente a su gato con pan si tiene una condición de salud como diabetes, enfermedad cardíaca o enfermedad renal.

No alimente a su gato con pan que contenga ingredientes o sabores especiales. Estos ingredientes incluyen, entre otros, cebollas, ajo, cebollino, chocolate y pasas, todos los cuales son tóxicos para los gatos. Manténgase alejado de los panes de nueces, también. Si bien la mayoría de las nueces no se consideran tóxicas para los gatos, algunas nueces, como las nueces de macadamia, sí lo son.

Otro ingrediente importante que se debe evitar es el xilitol, un edulcorante común en productos que van desde chicles hasta bebidas azucaradas. Por lo general, es seguro para los humanos comerlo, pero es tóxico para los gatos y los perros. Revise detenidamente los ingredientes de su pan antes de dárselo a su gato.

Por último, la masa de pan sin hornear que contiene levadura es tóxica para los gatos. De acuerdo con la ASPCA, la masa de levadura puede elevarse y causar que se acumulen gases en el sistema digestivo de su gato. Esto puede hacer que el estómago de tu gato se hinche e incluso se retuerza, lo que puede ser fatal. La levadura también produce un subproducto de alcohol llamado etanol. El alcohol puede causar problemas graves a tu gato, como vómitos, diarrea, disminución de la coordinación, dificultad para respirar, coma e incluso la muerte.

Cómo darle pan a tu gato

¿Los gatos pueden comer pan? Sí, una pequeña cantidad de pan simple en contadas ocasiones no debería ser perjudicial. Pero, ¿los gatos deben comer pan? No, los gatos no reciben ningún beneficio nutricional por comer pan. Recuerde que al menos el 90 por ciento de las calorías de su gato deben provenir de alimentos para gatos disponibles comercialmente formulados específicamente para brindarles los nutrientes que necesitan. Asegúrese de consultar a su veterinario antes de agregar cualquier alimento nuevo a la dieta de su mascota.

Si de vez en cuando le ofrece pan a su gato, limite su porción a una pieza del tamaño de un bocado. El tracto gastrointestinal felino no solo no ha evolucionado para digerir los carbohidratos, sino que sus dientes tampoco están hechos para masticar esos alimentos. Si le ofreces un bocado demasiado grande, tu gato podría tragárselo entero y potencialmente ahogarse. 

Comience con una cantidad muy pequeña de pan y vigile de cerca a su mascota para asegurarse de que no haya ningún problema. Si su gato muestra signos de malestar gastrointestinal, deje de alimentarlo con pan de inmediato y comuníquese con su veterinario para que lo oriente.

¿Pueden los gatos comer pan de plátano?

La respuesta es un quizás complicado. El pan de plátano a menudo contiene aditivos como nueces, maní o mantequilla de maní que contiene xilitol e incluso chocolate, todos los cuales no son saludables o incluso son tóxicos para su gato. Si bien las nueces generalmente se consideran seguras, no es raro que los gatos experimenten malestar gastrointestinal por comer algunas nueces. Revise cuidadosamente las etiquetas de los empaques. El pan de plátano también tiene un alto contenido de azúcar y más calorías de lo que es saludable para los gatos.

¿Pueden los gatos comer corteza de pan?

Sí, los gatos pueden comer masa de pan simple en pequeñas cantidades y en raras ocasiones. Todas las pautas dadas en este artículo también se aplican a la corteza del pan. Asegúrese de que la corteza del pan no contenga cebollas, ajo, pasas, chocolate o cualquier otro ingrediente nocivo o tóxico.

¿Pueden los gatos comer pan de ajo?

No, los gatos no pueden comer pan de ajo. El ajo es un allium, un grupo que también incluye cebollas y cebolletas. Los allium son tóxicos para los gatos. Si cree que su gato puede haber comido ajo, vigílelo de cerca y llame a su veterinario si experimenta algún síntoma grave.

¿Pueden los gatos comer pan de calabaza?

La respuesta depende de los ingredientes. El pan de calabaza a menudo contiene nueces y pasas. Si bien las nueces no son tóxicas, pueden causar malestar gastrointestinal en algunos gatos. Las pasas son tóxicas para los felinos y, por lo tanto, nunca deben ofrecerse a los gatos. Como pan endulzado, el pan de calabaza también puede contener xilitol, que también es tóxico para los gatos. Verifique dos veces todas las etiquetas y listas de ingredientes antes de ofrecerle un pequeño trozo de pan a su gato. Y no olvide que esto debe considerarse un regalo ocasional.

¿Qué tipo de pan pueden comer los gatos?

Si estás comiendo un sándwich y estás considerando ofrecerle a tu gatito una pequeña muestra de la corteza, es posible que te preguntes: «¿Pueden los gatos comer pan blanco?». o “¿Pueden los gatos comer pan de trigo?” E incluso, “¿Pueden los gatos comer pan de centeno?”

Una pequeña cantidad de pan simple en raras ocasiones no debería causar ninguna preocupación importante en un gato sano. Recuerde, sin embargo, que los gatos no reciben ningún beneficio nutricional al comer pan, por lo que un pequeño bocado debe considerarse un placer poco común. Lea las etiquetas cuidadosamente. Si ve xilitol, nueces, pasas, ajo, cebolla o cualquier otro ingrediente tóxico o poco saludable, busque un premio diferente para ofrecerle a su gato

¿Pueden los gatos comer pan de masa madre?

El pan de masa madre no es saludable para los gatos ya que contiene una mayor cantidad de levadura que otros tipos de pan. La levadura puede reaccionar con los carbohidratos en la masa fermentada para producir un tipo de alcohol llamado etanol, que puede causar que los gatos sufran convulsiones o desarrollen enfermedades respiratorias.

¿Qué pasa si los gatos comen pan?

El pan blanco, de centeno o de trigo generalmente se considera un alimento seguro para que los gatos lo prueben en cantidades muy pequeñas en raras ocasiones, aunque puede causar malestar gastrointestinal en algunos gatos. Si su gato experimenta algo más grave que una molestia gastrointestinal leve después de comer pan, consulte a su veterinario de inmediato.

¿Por qué a los gatos les encanta el pan?

El sistema digestivo felino está diseñado para absorber los nutrientes de las proteínas. Su tracto gastrointestinal no ha evolucionado para digerir los carbohidratos. Si bien hay algunos carbohidratos en los alimentos para gatos disponibles comercialmente, el pan está hecho en gran parte de carbohidratos y generalmente no se recomienda como parte de una dieta carnívora.

Dicho esto, los gatos pueden desarrollar el gusto por diferentes alimentos, incluido el pan. Si a tu gato parece gustarle especialmente el pan, está bien que le permitas comer un pequeño trozo de pan blanco, de trigo o incluso de centeno de vez en cuando, si tu veterinario lo aprueba.

¿Cuánto pan pueden comer los gatos?

El pan no tiene ningún beneficio nutricional para los gatos, por lo que los dueños de mascotas deben centrarse en golosinas a base de carne más apropiadas. Si decides dejar que tu gato pruebe un trozo de pan, debes considerarlo como una golosina muy especial que no se ofrece a diario. Si tu gato tiene problemas de salud como problemas cardíacos, renales o diabetes, el pan puede ser poco saludable y nunca se le debe ofrecer.

Por Dr. Elias Forest

Egresado de la UNAM en 1985, con maestría en Ciencias Veterinarias. Actualmente Jefe del Departamento de Medicina, Reproducción, Etología, Nutrición y Zoología en Tamaulipas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.