La respuesta corta es sí, los gatos pueden comer manzanas. Se considera seguro y es poco probable que cause problemas a su gato. La pregunta más importante es si los gatos deben comer manzanas. Esa pregunta tiene una respuesta muy diferente. Como siempre, consulte a su veterinario antes de agregar nuevos alimentos a la dieta de su gato para asegurarse de que sea un refrigerio apropiado para su mascota.  

Las manzanas son una fruta maravillosa para los humanos, pero ¿son realmente apropiadas para que las coman los gatos? Los gatos son carnívoros naturales. Su sistema digestivo no está acostumbrado a frutas como las manzanas. Si bien las manzanas son generalmente seguras para alimentar a su gato, es importante moderar la frecuencia y la cantidad de manzanas que le permite comer a su gato. Las manzanas también contienen azúcar y carbohidratos, que pueden ser especialmente nocivos para los gatos con problemas de salud, como enfermedades cardíacas, problemas hepáticos o diabetes.    

Afortunadamente, lo más probable es que tampoco te cueste evitar alimentar a tu gato con manzanas: los gatos también son notoriamente quisquillosos con la comida. Hay una buena posibilidad de que su mascota no tenga deseos de probar un solo bocado de manzana, sin importar cuán atractivo pueda hacerlo.       

 

¿Existen beneficios para la salud de las manzanas para gatos?  

Las manzanas son «seguras» para que los gatos las coman, ya que es poco probable que un gato adulto saludable tenga efectos negativos graves al comer una pequeña cantidad de manzana. Dicho esto, es muy posible que las manzanas no le vayan bien al sistema digestivo de tu gato. Pueden experimentar vómitos, diarrea o estreñimiento. Si surgen estos síntomas, deje de alimentar a su gato con manzanas de inmediato. Si los síntomas no desaparecen o se vuelven más severos, llame a su veterinario de inmediato.   

La mayoría de las calorías de tu gato deben provenir de alimentos especialmente formulados para brindarle los nutrientes que necesita. Proporcionar a su gato comida para gatos de alta calidad es la mejor manera de asegurarse de que está comiendo una dieta saludable y obteniendo todos sus nutrientes.  

Por esta razón, alimentar a tu gato con manzanas casi no tiene beneficios para la salud. Puede haber algunos efectos secundarios menores a corto plazo y efectos secundarios mayores a largo plazo si continúa alimentando a su gato con manzanas. Lo más probable es que los efectos secundarios a corto plazo sean causados ​​por molestias gastrointestinales y provoquen diarrea, estreñimiento y vómitos.      

Los efectos a largo plazo serían similares a comer muchos otros tipos de alimentos ricos en carbohidratos y azúcar a los que el sistema digestivo felino no está acostumbrado. Estos alimentos pueden provocar aumento de peso, falta de una nutrición adecuada, diabetes y problemas con el corazón y el hígado.   

Todo esto puede ser una preocupación mayor para los gatos con cualquier condición de salud preexistente, como la diabetes. La diabetes en los gatos los hace especialmente susceptibles a las consecuencias negativas del consumo excesivo de azúcar o carbohidratos. En estas situaciones, es mejor no dejar que tu gato coma manzanas.      

Por último, cada gato es diferente y lo que su sistema digestivo puede tolerar puede variar de un gato a otro. Tal vez un gato pueda comer manzanas sin problemas, pero otro gato puede desarrollar molestias digestivas de inmediato.     

Por todas estas razones, permitir que su gato coma manzanas es un beneficio cuestionable y probablemente sea mejor evitarlo.   

Cómo alimentar a tu gato con manzanas  

Si siente la necesidad de dejar que su gato coma manzanas, la moderación también es clave. Demasiada manzana podría causarles malestar estomacal. Intente espolvorear algunos trozos pequeños de manzana encima de su comida habitual para introducir la fruta. Las piezas más pequeñas son más manejables para que su mascota las coma y ayudarán a evitar que se atragante.     

Dado que no forma parte de su alimentación normal, las manzanas deben considerarse un placer. Como tal, las golosinas nunca deben exceder el 10 % de la ingesta calórica diaria de su gato. Pregúntele a su veterinario o consulte una herramienta en línea para estimar la ingesta calórica saludable para su gato y calcule qué cantidad de manzanas equivaldría a menos del 10% de ese número. No será mucho. Asegúrese de tener en cuenta cualquier otra golosina que tenga la intención de darle a su gato en el día a día también.   

Comience con solo una cantidad muy pequeña de manzana y controle a su mascota de cerca para asegurarse de que no haya ningún problema. Si su gato muestra signos de malestar gastrointestinal, como vómitos o diarrea, deje de alimentarlo con manzanas y vigílelo de cerca para asegurarse de que su condición no empeore. Llame a su veterinario si sospecha que hay problemas más serios.   

Además, asegúrese de quitar todas las semillas, hojas y tallos de cualquier trozo de manzana antes de dejar que su gato se la coma. Las semillas de manzana contienen cianuro, que es un veneno potencialmente mortal para un gato si se ingiere en cantidades suficientemente grandes.     

Las semillas de manzana solo contienen una pequeña cantidad de cianuro, pero aún así es vital que no permita que su gato coma nada.  

¿Los gatos pueden comer manzanas?

Sí, los gatos pueden comer manzanas, pero no se recomienda para ellos. Esencialmente, las manzanas no son tóxicas para los gatos, pero tampoco tienen beneficios para la salud. De hecho, el alto contenido de azúcar y carbohidratos de la mayoría de las frutas no se recomienda en absoluto para los gatos.

¿Los gatos pueden comer fruta?

Los gatos en realidad no necesitan comer fruta para su salud. De hecho, en muchos aspectos, la fruta no es saludable para los gatos y no se les debe dar en absoluto. La fruta contiene azúcares y carbohidratos que el sistema digestivo del gato no está preparado para absorber.

Dicho esto, si desea alimentar a su gato con frutas, las mejores frutas para ellos incluyen manzanas, plátanos, arándanos, fresas y manzanas sin semillas. En todos los casos, asegúrese de cortar la fruta en trozos lo suficientemente pequeños para que su gato los mastique fácilmente, y también consulte a su veterinario antes de agregar nuevos alimentos a la dieta de su gato.

¿Los gatos pueden tener azúcar?

El azúcar no se recomienda para los gatos en absoluto. Su sistema digestivo no está adaptado al azúcar, lo que puede provocar problemas gastrointestinales a corto plazo y obesidad y diabetes para tu gato a largo plazo.

El azúcar puede ser especialmente peligroso para un gato obeso o un gato con diabetes. Por esta razón, es mejor evitar que su gato tenga azúcar.

¿Tiene algún valor una dieta alta en fibra para gatos?

Los gatos técnicamente no necesitan fibra en su dieta. Son carnívoros naturales, y todos los nutrientes que necesitan se pueden encontrar y suministrar mejor a través de productos animales para su gato.

Algunos dueños de mascotas creen que alimentar a su gato con fibra ocasional en forma de fruta puede ser útil para su digestión. Puede haber algún beneficio, pero en términos generales, los gatos son más saludables cuando se mantienen con una dieta de comida para gatos de alta calidad que está especialmente formulada para sus necesidades nutricionales.

Si siente que su gato podría usar más fibra en su dieta, úsela con moderación y consulte a su veterinario para asegurarse de que sea la adecuada para su gato. También hay vitaminas y suplementos para gatos disponibles que pueden ser mejores opciones para la salud de su gato que alimentarlo con fruta.

¿Pueden los gatos comer puré de manzana?

Algunos dueños de gatos creen que la compota de manzana puede ser una forma saludable de proporcionarle fibra adicional a su gato, pero generalmente no es una buena idea. La compota de manzana no se recomienda para gatos. Si bien puede parecer que el puré de manzana es simplemente puré de manzana y, por lo tanto, está bien para que lo coman los gatos, ese no es realmente el caso.

Muchas variedades de puré de manzana contienen sabores adicionales, azúcares y otros conservantes. Si desea hacer su propio puré de manzana con puré de manzana, esa sería una opción más saludable. También puede leer la etiqueta para asegurarse de que no haya ingredientes adicionales en el puré de manzana que alimenta a su gato. Sin embargo, en términos generales, los beneficios para la salud de la compota de manzana para gatos son mínimos.

¿Las verduras son buenas para los gatos?

Algunas verduras son buenas para los gatos y pueden ser una fuente de fibra más saludable para tu gato si lo consideras necesario.

Algunas verduras seguras para ofrecerle a su gato son zanahorias picadas, guisantes, maíz congelado, floretes de brócoli, judías verdes, calabacín, lechuga, espinaca, calabaza de invierno y calabaza. La mejor manera de preparar estos artículos sería cocerlos al vapor para tu gato. Los productos deben cocinarse para ayudar a descomponer las paredes celulares de las plantas, pero es importante cocinarlos sin sal ni aceites adicionales, ya que esos ingredientes adicionales pueden ser dañinos para su gato.

¿Pueden los gatos comer semillas de manzana?

No, las semillas de manzana son potencialmente tóxicas para los gatos, junto con los tallos y las hojas de un manzano. Todos estos contienen trazas de cianuro. Tu gato tendría que comer muchas semillas para envenenarse, pero aún así no es un riesgo que valga la pena correr.

¿Los gatitos pueden comer manzanas?  

Los gatitos y las manzanas se ven muy lindos uno al lado del otro, pero en general, las manzanas no son un buen regalo para los gatitos. Una nutrición adecuada es especialmente importante para los gatitos, por lo que es importante que sigan con la leche materna y alimentos especialmente formulados específicamente para gatitos.  

 

Por Dr. Elias Forest

Egresado de la UNAM en 1985, con maestría en Ciencias Veterinarias. Actualmente Jefe del Departamento de Medicina, Reproducción, Etología, Nutrición y Zoología en Tamaulipas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.