La mayoría de los dueños de perros han tenido la experiencia de estar cerca, o ser despertados por un perro que se lame las patas, a veces en exceso. En períodos breves, lamer la pata puede ser solo una señal de acicalamiento o un poco de autocuidado reconfortante para tu perro, pero si se hace con frecuencia o con intensidad, puede ser una señal de un problema de salud subyacente.
Aquí hay algunas razones por las que los perros se lamen las patas y qué hacer si se convierte en un problema.

picazón

Lamerse la pata en exceso es más comúnmente un signo de picazón. Hay varias razones posibles para que un perro tenga picazón, pero lo más común es que la picazón subyacente esté asociada con alergias. Al igual que las personas, los perros pueden tener alergias estacionales a la hierba, el moho y el polen y, con mayor frecuencia, absorben dichos alérgenos a través de la piel. Los perros alérgicos a menudo están muy expuestos a través de sus pies cuando caminan por áreas verdes. Dado que las alergias a los perros se presentan con mayor frecuencia como picazón en la piel, sus pies altamente expuestos pueden ser el lugar donde más picazón. Las alergias caninas a menudo requieren medicamentos para proporcionar el alivio necesario , por lo que es muy recomendable visitar al veterinario de su cachorro.

Otra causa de la picazón en las patas pueden ser parásitos externos como ácaros o pulgas. Si bien los insectos a menudo causan picazón en los perros, las patas de un perro son una de las regiones más accesibles para lamer y pueden ser más notorias que las mordeduras o rasguños generalizados. Los medicamentos contra pulgas y garrapatas pueden prevenir o controlar esos parásitos, y se ha descubierto que muchas fórmulas también son efectivas contra los ácaros y los piojos. Dichos insectos a menudo no son visibles para los propietarios, por lo que el hecho de que no vea pulgas saltando sobre el perro no descarta esta posibilidad.

Rasguños, Arañazos o Semillas

Las lesiones en la piel o en las almohadillas de las patas también pueden motivar a un perro a lamerse la pata. Lamer puede ser una actividad de limpieza instintiva o un medio para aliviar el dolor en el área. Si su perro de repente comienza a lamer una sola pata, un corte o abrasión en el pie o la piel entre los dedos puede ser el culpable. Las picaduras de insectos también son posibles. Examine la pata de su perro con cuidado en busca de heridas. Inspeccione cada almohadilla de la pata, así como los espacios entre los dedos.

No es raro que una semilla de hierba u otro cuerpo extraño pequeño se incruste en la piel del pie, lo que provoca molestias y el posterior lamido excesivo. Si bien un pequeño corte o lesión a menudo puede sanar por sí solo, lamer el área puede retrasar la curación. Puede ser útil para su cachorro usar un cono temido para obligarlo a dejar la herida en paz y permitir que sane. Si hay un cuerpo extraño, como una semilla de hierba, es probable que sea necesario que el veterinario lo extraiga.

Dolor de pie general

El dolor general en los pies también puede hacer que un perro se lama las patas. El origen del dolor puede ser una lesión aguda, como una fractura en un dedo del pie, o un problema crónico, como artritis en las articulaciones de las patas . El dolor en la pata también puede deberse a una lesión o infección de las uñas o del lecho ungueal.

Observe atentamente a su perro en busca de cualquier otro signo de dolor, como cojear o reducir la cantidad de peso que se coloca en una determinada pata mientras está de pie. Recuerde, el dolor artrítico puede afectar varias patas, por lo que si bien es probable que una lesión haga que su perro se concentre en una sola pata, es posible que un perro que se lame varias patas también tenga dolor. Si se sospecha que el dolor es la causa de lamerse las patas, se justifica una visita al veterinario para determinar y tratar la fuente.

Ansiedad o Bordem

Es posible que tu cachorro desarrolle un comportamiento de lamer por aburrimiento o ansiedad. Tales causas emocionales o conductuales son mucho más raras que los ímpetus físicos discutidos anteriormente. Si su perro se lame las patas obsesivamente, sería prudente descartar todas las posibilidades anteriores con su veterinario antes de considerar que el problema es de naturaleza conductual.

Si la ansiedad u otros problemas emocionales finalmente se consideran una causa probable, es posible utilizar el enriquecimiento ambiental para redirigir la atención de su perro. A veces, el hábito se perpetúa por la falta de estimulación, por lo que proporcionar juguetes, entrenamiento o ejercicio nuevos e interesantes puede dirigir la energía mental de su perro en otra dirección. La redirección con refuerzo positivo para participar en un comportamiento alternativo es generalmente más eficaz y fomenta la confianza que castigar o regañar la acción indeseable. Además, los productos calmantes, como los suplementos calmantes o las camisetas para la ansiedad, pueden ser beneficiosos.

No importa la causa original, el lamido excesivo por cualquier motivo puede dejar la piel vulnerable a infecciones secundarias, y el ambiente húmedo creado por el exceso de saliva puede permitir el crecimiento excesivo de hongos, particularmente en los espacios entre los dedos de los pies. Cada uno de estos puede exacerbar la causa original y dar como resultado aún más lameduras, provocando una espiral difícil. Es fundamental abordar las infecciones secundarias, así como el problema original para romper el ciclo y curar el comportamiento y sus efectos. Su veterinario puede ayudar a evaluar qué tratamiento es apropiado para curar tanto los problemas secundarios como los subyacentes.

Los perros que se lamen las patas incesantemente pueden ser molestos para los dueños de las mascotas y para el perro y causar problemas de salud y comodidad para el cachorro afectado. Su veterinario puede ayudarlo a llegar al fondo de lamer la pata en el caso específico de su perro, haciéndolo más saludable y los dos más felices.

Por Dr. Elias Forest

Egresado de la UNAM en 1985, con maestría en Ciencias Veterinarias. Actualmente Jefe del Departamento de Medicina, Reproducción, Etología, Nutrición y Zoología en Tamaulipas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.