Icono del sitio Visión Animal

¿Por qué mi gato me da cabezazos?

Si eres un padre gato, probablemente estés familiarizado con el cabezazo del gato, o como se le llama más correctamente, un toque de cabeza. Mucha gente considera que un cabezazo es entrañable y, de hecho, un estudio demostró que los gatos de refugio que golpeaban a los posibles adoptantes tenían más probabilidades de ser adoptados.

Entonces, ¿qué significa cuando los gatos te golpean con la cabeza? ¿Es realmente una muestra de afecto o algo más?

¿Qué son los cabezazos de gato?

Los gatos tienen glándulas en las mejillas, la frente y la barbilla que contienen feromonas. Una feromona es una sustancia producida por animales como un tipo de comunicación de olor. Cuando un gato te da un cabezazo, te está frotando feromonas. La feromona depositada durante los cabezazos proviene de glándulas ubicadas justo en frente de las orejas de un gato.

Los humanos no pueden detectar estas feromonas, pero para un gato, puedes considerarte marcado. Estas feromonas les indican a otros gatos que un gato ha estado allí.

El tipo de cabezazo varía de un gato a otro. A veces, un gato te golpeará cráneo contra cráneo, lo que puede ser una experiencia discordante. En otros gatos, el cabezazo es un encuentro mucho más ligero. Sin embargo, cualquiera de los métodos te dejará marcado con su feromona facial.

Cabezazo de gato versus presión de cabeza

Es importante tener en cuenta que dar cabezazos en los gatos no es lo mismo que un comportamiento similar llamado presionar la cabeza. Al presionar la cabeza, un gato empujará compulsivamente su cabeza contra la pared o la esquina y, por lo general, no parecerá relajado.

La presión en la cabeza también puede ir acompañada de otros síntomas, como cambios de ritmo, cambios en la visión o autolesiones causadas por presionar excesivamente la cabeza. Si su gato presiona la cabeza o muestra cualquier otro signo, podría ser una indicación de una afección neurológica grave. En este caso, su gato debe ser examinado inmediatamente por un veterinario.

¿Por qué los gatos dan cabezazos?

Las feromonas faciales de los gatos tienen un efecto calmante y tranquilizador, por lo que dar cabezazos es una señal de que tu gato está muy contento . Tanto antes como durante el cabezazo, un gato puede voltearse juguetonamente, ronronear, tener los ojos parcialmente cerrados o exhibir otros comportamientos relajados.

Alternativamente, un gato que no conoces bien o no conoces en absoluto puede dar un cabezazo para olfatearte o simplemente sentirte fuera.

Estas son algunas de las razones más comunes por las que un gato te dará un cabezazo.

Marcar entornos familiares

Los gatos pueden dar cabezazos y frotarse la cara con objetos familiares como sus muebles o su árbol para gatos. Cuando los gatos hacen esto, están marcando los objetos usando las glándulas de sus mejillas.

Este tipo de comportamiento de marcado reivindica un territorio como familiar y de forma positiva. Piense en ello como si su gato personalizara su entorno y creara un espacio seguro, en lugar de desafiar territorialmente a otros gatos como lo harían marcando con orina o rociando.

Crear un aroma de colonia

Aunque tradicionalmente se ha considerado a los gatos como criaturas solitarias, en realidad pueden ser bastante sociables.

Los cabezazos son una forma en que los gatos comunican su conexión entre ellos y establecen lazos sociales. Cuando los gatos dentro de una colonia se dan cabezazos, están mezclando sus olores para crear un solo olor. Luego, este aroma único se distribuye a todos los gatos de la colonia como el aroma de la colonia.

Marcar a su gente o vincularse

Los gatos marcan a las personas conocidas al igual que marcan las cosas en la casa. Cuando un gato te da un cabezazo y te marca, significa que has sido aceptado en un club muy especial: el círculo íntimo de un gato.

Al marcarte, un gato se conecta contigo a través del olor y del vínculo contigo. Gracias a su agudo sentido del olfato, gran parte de la comunicación de los gatos se realiza a través de los olores de su entorno. Y aunque no puedas detectarlo, el hecho de que huelas como tu gato es muy tranquilizador para ellos.

Auto calmante

Cuando los gatos se frotan la cara con algo, suelen estar ronroneando , felices y relajados, sin que nadie más tenga que intervenir. Parecen disfrutar inmensamente de los cabezazos y frotar la cara contra las cosas y el olor de sus feromonas.

Entonces, cuando los gatos se frotan la cara en solitario, pueden calmarse a sí mismos o regular su propio estado emocional. Los gatos también hacen esto de otras maneras, como amasar con sus patas, también conocido como «hacer galletas».

Buscando atención

Los cabezazos son una forma de que los gatos te marquen con feromonas y se vinculen contigo. Sin embargo, a veces los cabezazos pueden ser una forma de que los gatos busquen atención. Como regla general, a los gatos les gusta que los rasquen debajo de la barbilla y en la cabeza, por lo que es posible que un gato solo te presente la cabeza para que le prestes atención y los rasques.

Si un gato es recompensado constantemente con atención después de dar un cabezazo, entonces esto puede fomentar más golpes con la cabeza. Además, cuanto más se vincule con su gato a través de los cabezazos, más cabezazos hará su gato para llamar la atención y vincularse, en una especie de ciclo de sentirse bien.

Mirando a una nueva persona

Si un gato desconocido o recién adoptado te está dando cabezazos, es posible que solo te esté mirando. Muévete lentamente y siente al gato salir antes de reaccionar. Podrías ofrecerle al gato tu cabeza para que te olfatee y observar su reacción. Si muestra interés en otro cabezazo, podrías intentar con uno ligero de regreso. Si el gato no está a bordo, es posible que prefiera rascarse la cabeza, después de un olfateo inicial de la mano, por supuesto.

¿Son los cabezazos de gato una señal de afecto?

Los gatos dan cabezazos para conectarse con personas conocidas, lo que hace que los cabezazos sean la forma en que los gatos te eligen. Entonces, para un gato, los cabezazos te hacen especial. Por lo tanto, si un gato decide que eres digno de darte un cabezazo, considéralo el mayor de los cumplidos y absolutamente una muestra de afecto .

Devolverle el cabezazo a tu gato es genial, si eso es lo que le gusta a tu gato. Si sabes que realmente les gusta un buen cabezazo o un buen rasguño en la barbilla, hazlo.

Los gatos también dan cabezazos a otras mascotas en el hogar como muestra de afecto. Otros gatos entenderán el mensaje de buena voluntad, aunque no necesariamente lo aprecien, mientras que un perro o un conejo pueden estar un poco confundidos.

¿Todos los gatos dan cabezazos?

Existe una gran variación entre los gatos individuales. Los gatos confiados tienden a dar cabezazos con más frecuencia y con más fuerza que los gatos tímidos. No solo es más probable que el gato más seguro de sí mismo dé un cabezazo, sino que también es probable que sea el gato dominante en un hogar con varios gatos. El rol del gato dominante es entregar el olor de la colonia a todos los gatos de la colonia.

Por lo tanto, si tu gato no da cabezazos, no hay necesidad de alarmarse. Los cabezazos son solo una de las formas en que los gatos muestran afecto. Los gatos también pueden ronronear, dejarse caer, amasar, parpadear lentamente o dormir a tu lado.

Si a tu gato le gustaban los cabezazos pero parece que ya no, este cambio de comportamiento podría significar que no se siente bien, especialmente si observas otros síntomas como letargo o mal humor. Si esto sucede, consulte con su veterinario para ver qué puede estar pasando.

Salir de la versión móvil