A muchos perros les encanta acurrucarse, pero ¿qué haces si estar cerca de tu perro casi te deja inconsciente?

Hay muchas razones por las que su perro puede estar experimentando halitosis o mal aliento. La mayoría de las veces, es causada por bacterias olorosas que se acumulan en la boca o el tracto intestinal de su perro. En este artículo, repasaremos algunas de las causas más comunes de halitosis en tu perro y qué se puede hacer para tratarla.

Enfermedad dental o de las encías

La salud dental adecuada es mucho más importante para la salud de su mascota de lo que la mayoría de los dueños de mascotas creen. Entre otras cosas, la infección en las encías de tu perro puede ser la causa del mal aliento. Además, la acumulación de placa y la caries dental también pueden provocar halitosis.

Trate de levantar los labios de su perro para mirar sus encías y ver si están rojas e inflamadas, o si sus dientes tienen una acumulación significativa de placa. Si es así, puede ser hora de programar un chequeo o una limpieza con su veterinario para que puedan determinar el alcance del problema.

La limpieza regular en el hogar es la mejor prevención para la enfermedad de las encías y la acumulación de placa en su perro.

Enfermedad del riñon

Los riñones de su perro son responsables de eliminar los productos de desecho en su torrente sanguíneo. Sin embargo, si los riñones no funcionan como deberían, estos productos de desecho pueden acumularse y causar mal aliento en los perros afectados, entre otros problemas.

Uno de los signos reveladores de mal funcionamiento de los riñones es si el mal aliento de su perro huele a amoníaco u orina. Esto puede ser indicativo de un problema grave que debe ser examinado por su veterinario de inmediato.

Diabetes

Los perros con diabetes temprana y los perros que han sido diagnosticados con diabetes pero que la tienen bien controlada no suelen tener un olor anormal en el aliento. Pero si se permite que la enfermedad se desarrolle sin control y que el nivel de azúcar en la sangre del perro permanezca elevado durante un período de tiempo, se produce una situación conocida como cetoacidosis diabética. Esta es una afección potencialmente mortal y debe tratarse de inmediato, o el paciente probablemente morirá.

En la cetoacidosis, los niveles de un subproducto metabólico conocido como cetonas aumentan drásticamente. Esto hace que el aliento huela dulce, muchos lo han comparado con el olor del quitaesmalte de acetona. Si nota este olor en el aliento de su perro, necesita atención de emergencia de inmediato para tratar esta grave afección.

Objetos extraños atorados en la boca

A veces, cuando los perros muerden palos, huesos u otros objetos extraños, un trozo puede quedar atrapado en sus encías o en alguna parte de su boca. Si se deja desatendida, esa pieza puede irritar la carne que la rodea e infectarse, causando que tu perro tenga mal aliento. Si nota que su perro tiene mal aliento, revise el interior de su boca para ver si hay algún objeto que se haya quedado atascado allí. Y siempre desaconseje masticar palos, antes de que se convierta en un hábito.

Tumores orales

Cuando un tumor está creciendo dentro de la boca de su perro, el crecimiento del tumor suele ser más rápido de lo que los vasos sanguíneos pueden soportar. Esto causa áreas muertas alrededor del tumor. Estas áreas muertas son luego ocupadas por bacterias, lo que le da mal aliento a su perro. Si su perro tiene halitosis, programe una cita con su veterinario para que revise minuciosamente el interior de su boca en busca de crecimientos anormales.

Dieta

A veces, incluso la comida de tu perro puede causar mal aliento. Tanto la comida húmeda como la seca pueden causar halitosis. Si cree que es la comida que está alimentando la que está causando el problema de la halitosis en su perro, trabaje con su veterinario para encontrar otra solución que funcione bien para las necesidades dietéticas específicas de su perro.

Enfermedad gastrointestinal

Si su perro tiene una enfermedad que afecta su estómago o sistema intestinal, esto puede provocar un desequilibrio en la población de bacterias intestinales y, posteriormente, causar mal aliento. Esta es una causa menos común de halitosis, pero si además de halitosis tu perro comienza a mostrar signos de malestar intestinal como pérdida de apetito, vómitos o diarrea, llévalo a ver a tu veterinario inmediatamente.

Por Dr. Elias Forest

Egresado de la UNAM en 1985, con maestría en Ciencias Veterinarias. Actualmente Jefe del Departamento de Medicina, Reproducción, Etología, Nutrición y Zoología en Tamaulipas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.