La supervivencia y reproducción de muchos animales acuáticos y semiacuáticos puede depender de qué tan bien flotan. Los renacuajos utilizan diversas estrategias para lograr la flotabilidad, dependiendo de su etapa de desarrollo y ubicación en aguas tranquilas o turbulentas. Los científicos ahora han echado un vistazo más de cerca a las estrategias de desarrollo de ranas para lograr la flotabilidad.

Los investigadores canadienses John Gee y Sylvie Rondeau estudiaron ocho especies de renacuajos en tres ambientes diferentes: aguas tranquilas, arroyos intermitentes y secciones de torrentes de ríos. Todas las especies se examinaron en las etapas larvaria y metamórfica, y también se estudiaron tres especies en la etapa de cría.

 

Cómo se puede alterar la posición en el agua

La capacidad de flotar está determinada por la elevación hidrodinámica y la elevación estática. La elevación hidrodinámica se genera por una diferencia en las velocidades de un renacuajo y el agua que lo rodea. La elevación estática es la diferencia entre la gravedad específica del organismo y el agua en que vive. Los renacuajos pueden alterar su elevación estática agregando gas pulmonar, por ejemplo, tragando aire en la superficie del agua, o liberando gas pulmonar.

Al comparar los niveles de flotabilidad y cómo los renacuajos los alcanzan, los investigadores encontraron que los renacuajos de diferentes especies se pueden adaptar a diferentes entornos. En los estanques y corrientes intermitentes, los gases pulmonares ofrecen a los renacuajos la flexibilidad que necesitan para adaptarse a la profundidad del agua, la velocidad actual y la ingestión de partículas densas cuando se alimentan. Cuando las corrientes de agua aumentan, los renacuajos pueden reducir rápidamente el volumen pulmonar y, por lo tanto, la elevación y la flotabilidad gaseosas.

En aguas rápidas, se favorece la flotabilidad negativa. Por lo tanto, las especies en tales ambientes no tienen sustentación gaseosa, pero pueden mantener su posición en el agua usando una ventosa oral. Estas especies a menudo viven en contacto con el fondo donde la corriente de agua está en su nivel más bajo.

 

 

El impacto de diferentes etapas de la vida

Las transiciones entre crías, larvas y metamórficas también afectan la flotabilidad de los renacuajos. Parece importante para la supervivencia que la flotabilidad sea neutral, o casi, ya que las crías se convierten en larvas porque esto facilita la locomoción. Otro cambio en la flotabilidad ocurre al comienzo de la metamorfosis. En este momento, la flotabilidad disminuyó en la mayoría de las especies estudiadas, posiblemente para hacer que los renacuajos sean menos vulnerables a la depredación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *