Es posible que hayas escuchado las noticias sobre perros que atacan a personas o a otros perros (los cuales podrían ser tuyos) es por ello que necesitas aprender que hacer si te encuentras en una situación similar. Mientras que la mayoría de estos incidentes no terminan trágicamente, los corredores,  los ciclistas y otros, saben muy bien el problema de ser repentinamente perseguido  o mordido por un perro agresivo.

La mejor manera de evitar tales ataques, obviamente, es que el dueño tenga entrenado su perro y siempre asegurarse de que está en un patio seguro, dentro de la casa, o con correa. Lamentablemente, algunas personas no son lo suficientemente responsables para hacer esto, por lo que recae sobre nosotros saber que hacer  en tales situaciones.

 

¿Que hacer si un perro te ataca o ataca a otro?

 

¿Por qué atacan los perros?

En el caso de corredores,  ciclistas,  motos, etc, es porque el movimiento de la persona activa se asemeja a una presa. Sin embargo, no todos los perros naturalmente deciden perseguir y morder a alguien que se mueve demasiado rápido. Los perros  han aprendido a hacerlo, debido a la negligencia humana, incluso como método de defensa.

Comienza con un perro que ladra para defender su territorio mientras corre una persona. ¿Por qué ladra el perro? porque hace que esa persona se vaya. Después de esto el perro aprende que el ladrido hará que el invasor se vaya. Este refuerzo continuo es realmente la definición de un «círculo vicioso».

Eventualmente,  puede conducir a que el perro sea cada vez más audaz y  agresivo. Con suficiente emoción y energía desequilibrada, esto puede conducir a una mordedura o un ataque y el perro no lo está haciendo conscientemente.

 

Cómo evitar ser mordido

Si te enfrentas a un perro agresivo, lo más importante es: mantén la calma, no ceder ante el miedo, no comiences a gritar o a patear al perro. Un perro agresivo quiere que estés estresado antes de atacar, pero si permaneces calmado y en control, se ralentizara.

También evita el contacto visual directo con un perro agresivo. Pónte ligeramente de lado (lo que también te hace un objetivo más estrecho) mientras mantienes al perro en su visión periférica.

Una vez que haysa utilizado exitosamente la calma, reclama tu propio espacio. Si por casualidad llevas algo en tus manos, como un bastón o paraguas, colócalo frente a tí mismo para que parezcas más grande y sea más al mando de tu espacio.

Lo que esto le dices al perro con tu lenguaje corporal es: «No quiero tu espacio, solo quiero este espacio en el que estoy». Mantén tu estado de calma; esta energía crea una barrera que automáticamente exige el respeto del perro, haciéndole saber que no tienes miedo.

Cuando el perro percibe que no lo está amenazando  y no está amenazado por él  probablemente perderá el interés y la situación se desacelerará. Lamentablemente,  este proceso no siempre es posible.

 

Qué hacer si te atacan

Especialmente para corredores, existe el peligro de ser completamente sorprendido, por lo que un ataque de perro puede estar sucediendo antes de que puedas tener la oportunidad de evitarlo. Si tienes suficiente tiempo, la primera línea de defensa es dejar que el perro ataque algo en ti que no eres tú – por ejemplo, si estás usando un suéter, saca tu brazo de una manga y pon esa manga en la cara de perro Si el perro toma el cebo, deja que tire el sueter fuera y luego vete lentamente fuera de la zona. Para el perro, acaba de conseguir un pedazo de ti, y esto lo puede distraer lo suficiente para que puedas llegar aun sitio seguro.

Es  buena práctica tener siempre algo que puedas utilizar de esta manera,  una sudadera atada flojamente alrededor de tu cintura, un palo, o incluso un juguete de peluche. Si puedes sacarlo lo suficientemente rápido, también puede usar uno de tus zapatos para esta maniobra.

En todos los casos, recuerda proteger tu cara, pecho y garganta. También manten tus manos en puños para proteger sus dedos. Si debes ser mordido, el lugar más seguro para que suceda es la espinilla o el antebrazo; una mordedura de perro al muslo puede causar sangrado fatal.

Si  eres mordido, resiste el impulso natural de tratar de alejarte. Esto sólo hará que la lesión empeore al rasgar tu carne. Por extraño que parezca, si el ataque se intensifica hasta este punto, entonces realmente deja que el perro trabaje. ¿Por qué? El perro sólo tiene una boca, pero tu tiene dos manos. Si puedes manejarlo en este punto, agarra sus patas traseras y levántalas del suelo para inmovilizarlo.

 

Qué hacer si  atacan a otro

En muchas otras ocasiones el blanco del ataque no somos nosotros sino otra persona o nuestras mismas mascotas, si vas con tu perro paseando y escuchas ladridos y ves un perro enfurecido, como dijimos esta defendiendo su territorio. En este punto debes alejarte lentamente de ahí ante las primeras señales de invasión que provoques.

Si ha llegado un momento donde exista el ataque (y también si es posible puedes ponerlo en practica si tu mismo eres atacado) la única y mejor forma de detenerlo es la asfixia. Si comienzas a golpear, a echar agua,  patear al perro o alguna otra medida agresiva cuando esta atacando, no harás mas que enfurecerlo mas, entonces debes rodear su cuello rápidamente con todo tu brazo y apretar su cuello, esto hará en cuestión de segundos que cuando le falte el aire suelte a su presa. De esta forma trata de controlar al animal hasta que llegue ayuda o caiga sin aliento para amarrarlo o colocarlo en un lugar seguro.

 

¿Que hacer si un perro te ataca o ataca a otro?

 

Recuerda

Los perros no están inclinados naturalmente a atacar a los seres humanos a menos que se sientan amenazados ya sea en su persona o territorio. No siempre podemos evitar el problema porque algunos dueños de perros son irresponsables o negligentes. Sin embargo, podemos armarnos con el conocimiento que evitará que una situación escale  y minimizar así el daño si se realiza un ataque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *