Las patas hinchadas son un problema común para los perros. Aunque la afección no suele ser peligrosa, según la causa del problema, puede ser muy incómoda e incluso muy dolorosa, ya que las patas son muy sensibles.

 

Qué mirar

Cualquier signo de cojear, favorecer una pierna o cojear debe ser investigado. La atención en la parte superior e inferior de las patas para la hinchazón y el dolor es fundamental para evaluar cualquier tipo de cojera .

 

Causa primaria

Las patas hinchadas a menudo son causadas por un objeto extraño que queda atrapado entre las almohadillas / dedos de la pata del perro. Las picaduras de insectos o arañas, heridas punzantes, dedos rotos, garras fracturadas y lamer / masticar constantemente (como ocurre con las alergias u otra fuente de irritación crónica) son otras causas comunes. Las quemaduras de las almohadillas por el asfalto caliente también son comunes durante el verano.

 

 

Cuidado inmediato

  • Revisa la pata en busca de objetos atrapados entre las almohadillas / dedos de los pies.
  • Verifica si hay picaduras de insectos o heridas punzantes (aunque a menudo es difícil de identificar).
  • Si es posible, retira el objeto atrapado con pinzas y lave la pata con agua tibia y jabón.
  • Si no puedes ver nada atrapado en la almohadillas, revisa la pata del perro para asegurarte de que no haya material restrictivo (que puede causar hinchazón fácilmente).
  • Remojar la pata en una solución de sal de Epsom a menudo es beneficioso, independientemente de la causa.
  • Diez minutos en agua cómodamente caliente (en una tina o cuenca) con sales de Epsom disueltas en el interior es típicamente una excelente solución a corto plazo para la inflamación.
  • Si puedes ver una lesión obvia, la hinchazón no desaparece rápidamente o el perro continúa favoreciendo la pata, llame a su veterinario para obtener más consejos. La atención veterinaria en estos casos casi siempre está en orden.

 

Prevención

Revisa las patas y almohadillas de tu perro en busca de quemaduras cuando llegue a casa después de hacer ejercicio, especialmente después de atropellar, terreno cubierto de tierra, terreno irregular o asfalto caliente. Esto suele ser un problema en el verano.

Por Dr. Elias Forest

Egresado de la UNAM en 1985, con maestría en Ciencias Veterinarias. Actualmente Jefe del Departamento de Medicina, Reproducción, Etología, Nutrición y Zoología en Tamaulipas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.