Ollulanus es un gusano estomacal parasitario que infecta a los gatos y causa gastritis con vómitos, disminución del apetito y pérdida de peso.

 

Gravedad

  • Indice de severidad: leve a severo
  • Requiere un diagnóstico por un veterinario.
  • Se resuelve en unos días o semanas después del tratamiento médico.
  • Tratable por un veterinario, por el padre de la mascota
  • El mejor método de control es a través de un buen saneamiento. Evite el contacto con el vómito de los gatos infectados.
  • La transmisión es posible entre gatos pero no entre gatos y personas.
  • El diagnóstico requiere un examen físico, inspección visual del vómito y una endoscopia
  • El parásito puede afectar a cualquier gato, pero es más frecuente en gatos que estan al aire libre.

 

Síntomas y signos

Ollulanus tricuspis causa irritación y daño al revestimiento del estómago. Los gatos con infestaciones leves pueden no mostrar signos clínicos de enfermedad. Los gatos con infecciones más graves pueden presentar vómitos crónicos, disminución del apetito y pérdida de peso.

 

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza típicamente mediante la identificación microscópica de larvas o gusanos adultos en el vómito o en el contenido del estómago. Se puede usar un aparato Baermann para ayudar a separar los gusanos del contenido del estómago, haciendo que sea más fácil encontrar el parásito. Los parásitos no se encuentran generalmente en las heces, ya que generalmente se digieren antes de ser eliminados.

 

 

Causalidad

Ollulanus tricuspis se encuentra en gatos, zorros y, ocasionalmente, cerdos. Es un trichostrongyle que vive en el estómago y en la parte proximal del intestino delgado. Los trichostrongyles constituyen una gran familia de parásitos similares a gusanos, pero Ollulanus tricuspis es el único trichostrongyle en carnívoros.

El gusano adulto pone larvas que pueden hacer una de dos cosas. Pueden pasar del animal cuando vomita e infectar a otro animal que come el vómito. O bien, las larvas pueden permanecer en el estómago del huésped original y convertirse en un adulto. Los gusanos adultos forman una espiral en el revestimiento del estómago causando inflamación, fibrosis y ulceraciones.

 

Cuidados

Administrar todos los medicamentos según las indicaciones. Alimenta con una dieta de alta calidad y de fácil digestión para garantizar una nutrición adecuada.

Los vómitos pueden provocar deshidratación en algunos gatos y es posible que se requiera terapia con líquidos para mejorar la hidratación. En casos leves, esto puede lograrse con líquidos subcutáneos (SQ) inyectados bajo la piel por un veterinario. Para gatos más severamente deshidratados, se puede requerir hospitalización para la administración de líquidos intravenosos (IV).

 

Medicamento  y tratamiento

Las infecciones por Ollulanus tricuspis generalmente se tratan con fenbendazol durante tres a cinco días. También se pueden prescribir antieméticos y protectores estomacales para ayudar a controlar los vómitos.

Los gusanos adultos adheridos a la pared del estómago pueden ser removidos durante la endoscopia.

Un veterinario de medicina general generalmente maneja las infecciones de Ollulanus y no se necesita un especialista.

 

Recuperación

La recuperación suele ocurrir rápidamente después del tratamiento médico.

Los gatos con Ollulanus deberán ser monitoreados de cerca para la resolución de los signos clínicos. Si el gato continúa vomitando, se necesitará un examen de seguimiento. Manten una muestra del vómito para dársela al veterinario para su evaluación.

 

Prevención

El mejor método de control es a través de un buen saneamiento. Retira cualquier vómito de los gatos infectados y limpia el área a fondo. Los parásitos pueden vivir en el vómito hasta 12 días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *