¿La arena para gatos te hace estornudar? ¿Qué hay de tu gato? Sorprendentemente, al igual que las personas, los gatos pueden ser alérgicos a su arena. Este no es un problema nuevo y, aunque es raro, se ha vuelto un poco más común. Hay muchas arenas higiénicas para gatos disponibles en estos días, algunas se comercializan por sus capacidades de control de olores, fragancias refrescantes, ser biodegradables o amigables con el inodoro y por minimizar los subproductos del polvo, y todas ellas tienen diferentes ingredientes o fragancias añadidas. Lo que para nosotros puede ser agradable de recoger, en realidad podría ser dañino para su gato.

¿Puede la arena para gatos causar alergias?

Los gatos pueden desarrollar alergias a la arena a través de la inhalación y el contacto directo con su arena. Tenga en cuenta los hábitos de baño de su gato. Los gatos suelen estar escarbando en su caja de arena, lo que puede levantar partículas de polvo que caen sobre su pelaje. Sus patas están en contacto constante con el material durante su descanso para ir al baño. Una vez que hayan encontrado el lugar correcto, caven un pequeño hoyo y hagan su trabajo, la mayoría enterrará la orina o las heces, levantando aún más partículas en el aire.

Si bien la calidad del aire, la ventilación y la ubicación de la caja de arena juegan un papel importante, los ingredientes de la arena de su gato son la causa principal de las alergias. Las arcillas como la bentonita de sodio (un agente que reacciona a la humedad e inicia la formación de grumos) son el ingrediente principal en la mayoría de las arenas. Estas arcillas también contienen un mineral llamado sílice. A medida que la arcilla se modifica en su producto de arena, la alteración crea partículas de sílice cristalina, o «polvo de sílice», que son un irritante respiratorio conocido para humanos y animales y que los gatos inhalan fácilmente cuando usan la caja de arena. Otros irritantes incluyen los aditivos químicos y las fragancias que ayudan a que la arena sea más comercial para los dueños de mascotas.

Las alergias a la basura pueden ser bastante graves según el tipo de arena y la exposición. Los productos a base de arcilla son el ingrediente más común indicado en las alergias a la basura. Sin embargo, si su gato tiene alergias ambientales, entonces algunos de los productos más naturales también pueden ser irritantes para ellos.

Señales de que tu gato es alérgico a su arena

Los síntomas de las alergias a la basura pueden ser similares a los de una infección de las vías respiratorias superiores o de la piel. Si su gato tiene alergias confirmadas o enfermedad reactiva de las vías respiratorias, será más propenso a desarrollar una alergia a la arena.

Los síntomas de la alergia a la arena para gatos pueden incluir:

  • Ojos llorosos y/o con picazón
  • estornudos
  • Nariz “que moquea” (secreción de la nariz o congestión nasal)
  • Ojos rojos e irritados
  • Oídos inflamados o picazón en la piel
  • acné felino
  • Hinchazón facial o urticaria
  • Rascarse y autotrauma
  • Sibilancias o tos

A medida que el gato se expone repetidamente al irritante, la respuesta alérgica puede volverse más severa. Estos síntomas solo pueden ocurrir cuando su gato está cerca de la caja de arena o mientras se acicala porque está inhalando e ingiriendo las partículas de polvo. Si los síntomas son más constantes, es probable que las partículas de polvo residual de la basura estén adheridas a su pelaje, piel y patas. Estos síntomas son muy desagradables, y una vez que tu gato hace una conexión con la caja de arena, puede negarse a usarla, lo que lleva a comportamientos urinarios inadecuados .

La mayoría de las veces, un animal alérgico suele ser alérgico a más de una cosa, lo que dificulta el diagnóstico. Si sospecha que tiene alergia a la arena, puede probar su teoría cambiando a otro tipo de arena. Si los síntomas se resuelven, usted tiene su respuesta. Si persisten, la arena podría ser la mejor opción, pero otros irritantes en el ambiente continúan irritando a tu gato. Por lo general, se necesitan algunas pruebas de eliminación antes de obtener resultados positivos. Asegúrese de leer los ingredientes en la arena de su gato y, evite el cruce de marcas anteriores. Hay disponibles alternativas de basura natural, que incluyen arena de pino, madera, cedro, maíz o trigo. Algunos de ellos todavía se agrupan, pero no contienen arcilla ni sílice.

Tratamiento de las alergias a la caja de arena para gatos

El tratamiento de las alergias a la arena para gatos puede ser tan simple como eliminar el tipo de arena a la que su gato es alérgico, pero hay algunas medidas adicionales que puede tomar.

Aquí hay algunas otras formas de tratar las alergias a la arena para gatos:

  • Haga todo lo posible para minimizar el polvo y los alérgenos en la casa.
  • Considere cambiar de una caja de arena de plástico a algo que sea de cerámica o metal (menos polvoriento).
  • Cambia la arena con frecuencia para que esté lo más limpia posible. Tenga en cuenta que el polvo de la arena anterior puede acumularse en la caja de arena, estar en la ropa de cama de su gato y esparcirse fácilmente por toda la casa, por lo que es importante limpiar bien la caja cuando cambie la arena.
  • Aspire su casa y lave la ropa de cama de su gato regularmente para disminuir la acumulación de alérgenos.
  • Considere limpiar el pelaje de su gato con un trapo húmedo para eliminar los alérgenos de su piel y pelaje.

Si todo lo demás falla, un veterinario puede prescribir antihistamínicos o medicamentos para ayudar a minimizar los síntomas.

Por Dr. Elias Forest

Egresado de la UNAM en 1985, con maestría en Ciencias Veterinarias. Actualmente Jefe del Departamento de Medicina, Reproducción, Etología, Nutrición y Zoología en Tamaulipas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.