No siempre podemos anticipar los comportamientos problemáticos de nuestros amigos peludos, pero a veces son parte del paquete. Ya sea que se desarrollen por falta de entrenamiento , reacciones al medio ambiente o sean pequeños problemas que aumentan con el tiempo, a veces necesitamos esforzarnos un poco más para mantener una relación saludable con nuestros cachorros.

Los siguientes son algunos de los desafíos de capacitación más comunes y lo que puede hacer para abordarlos como equipo.

No venir cuando se le llama

Claro, es frustrante cuando tu perro te ignora, pero en algunas situaciones, como cerca de una calle concurrida, puede ser francamente peligroso.

Las razones por las que su perro podría ignorar el recuerdo pueden variar desde un entrenamiento incompleto hasta una asociación negativa con la señal. Si combina un retiro con algo que su perro considera malo, como dejar el parque para perros o entrar en la jaula, se pueden desarrollar estas asociaciones negativas. Parte del desafío de tener un recuerdo fuerte es que es fácil de enseñar, pero difícil de mantener.

La mejor manera de fomentar un recuerdo reflexivo es volver a lo básico. Dado que su anterior palabra para recordar puede tener equipaje asociado, introduzca una nueva palabra, como «aquí», como si estuviera enseñando un comportamiento completamente nuevo. Practíquelo primero en la casa, siempre dando un premio especial cuando su perro responda. Una vez que su perro salte alegremente hacia usted cada vez, comience a probarlo en entornos más desafiantes.

Tirando de la correa

Para algunos dueños de mascotas, los paseos con correa son literalmente un dolor en el cuello (y la espalda). Los perros que tiran corren el riesgo de lesionarse a sí mismos y al extremo humano de la correa. Además, los dueños de mascotas pueden ser reacios a dar largos paseos porque no es fácil navegar con un tirador.

El hábito de tirar de la correa generalmente se desarrolla porque el comportamiento funciona para el perro; ellos tiran, nosotros seguimos. Puede comenzar en la etapa de cachorro cuando no es gran cosa y continuar hasta que sea una parte arraigada de sus caminatas.

Si tiene un tirador de correa determinado, tiene dos opciones: usar una herramienta de manejo para disminuir la capacidad de su perro para tirar o entrenar a su perro para que camine cortésmente. Las herramientas de manejo, como los arneses que no tiran, están diseñadas para inhibir los tirones. Si bien son una opción fantástica para reducir o eliminar rápidamente los tirones para muchos perros, no son perfectos para todas las mascotas.

Enseñar a su perro a caminar sin jalar requiere dedicación, ya que su perro probablemente tenga una larga y exitosa historia de arrastrarlo cuando quiera. El secreto para ayudar a tu perro a aprender a caminar educadamente es recompensar la ausencia de tirones, aunque al principio solo sean unos pocos pasos. Use un clicker o una palabra marcadora para que su perro sepa cuándo está en la posición correcta a su lado, luego siga con un obsequio de alto valor. Trabaje gradualmente para mantener tramos más largos de caminata cortés en entornos nuevos.

Saltando

Este comportamiento molesto es realmente adorable cuando comienza. Tu pequeño cachorro salta sobre tu pierna para llamar tu atención, así que, por supuesto , te agachas y lo llenas de afecto. Pero una vez que ese cachorrito crece, no es tan lindo. Dependiendo del tamaño de su perro, los saltos de perros pueden ser un hábito doloroso y peligroso.

Como la mayoría de los comportamientos problemáticos, una vez que saltar tiene un sólido historial de refuerzo, se vuelve más difícil de abordar.

Si tu perro salta sobre ti cuando llegas a casa del trabajo, puedes enseñarle que, en lugar de llamar tu atención (incluso tu atención enojada), su comportamiento tiene el efecto contrario. Cuando su perro salte, déle la espalda hasta que se detenga o entre en una habitación diferente y cierre la puerta. Espera unos momentos antes de volver. Si es capaz de mantener cuatro patas en el suelo, salúdalo y acarícialo. Si salta, aléjate de nuevo. Dado que escuchar las señales verbales puede ser difícil cuando un perro está sobreexcitado, también puedes enseñarle una forma no verbal clara que signifique «vagabundo en el suelo», como cruzar los brazos.

Si su perro salta sobre los visitantes, puede controlar su comportamiento atándolo a un mueble resistente cuando llegue la gente. Esto le permite trabajar con él en su comportamiento de saludo mientras evita que salte sobre las personas que podrían no apreciar ese tipo de saludo.

Ladridos excesivos

Los perros ladran por una variedad de razones, desde hacer sonar la alarma sobre posibles intrusos (incluso cuando es solo el cartero), hasta el miedo y la angustia. Vivir con un ladrador puede ser frustrante porque es perturbador y molesto. Dado que existen múltiples causas para el comportamiento, el primer paso para abordarlo es descubrir qué motiva los ladridos.

Puede controlar el comportamiento de algunos ladradores bloqueando la ventana con una película opaca para los perros que reaccionan a las personas que están afuera, proporcionando juguetes ocupados rellenos de golosinas para los perros que buscan llamar la atención y que ladran cuando está hablando por teléfono o usando complementos de feromonas para los ladradores de angustia. Ignorar a tu perro también puede ayudar en algunas situaciones; los perros que ladran cuando están frustrados o para llamar la atención aprenderán que ladrar no funciona.

Enseñarle a su perro una señal de «silencio» puede ayudar a los ladradores territoriales y de alarma. Cuando su perro esté ladrando, coloque su mano frente a su nariz con una golosina dentro para que pueda olerla pero no pueda alcanzarla. Una vez que deje de ladrar para olerte la mano, di «silencio» (estás «nombrando» el silencio) y tira la golosina a unos pasos de él. Repite el proceso hasta que puedas decir «silencio» sin necesidad de que la mano te indique frente a su nariz, y luego dale una golosina.

Por Dr. Elias Forest

Egresado de la UNAM en 1985, con maestría en Ciencias Veterinarias. Actualmente Jefe del Departamento de Medicina, Reproducción, Etología, Nutrición y Zoología en Tamaulipas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.