Los dueños de mascotas de todo el mundo a menudo tienen las mismas preguntas que tu sobre sus perros, así que echa un vistazo a las que recibimos una y otra vez. ¡Es posible que encuentre exactamente lo que necesita saber!

 

1. ¿Por qué los perros menean sus colas?

¿Piensas que los perros que menean la cola son siempre felices? Es una percepción común, pero resulta que es probable que estés mal. La mayoría de los expertos en comportamiento creen que mover la cola no es más que un signo de fuerte emoción. En muchos perros, por lo general, equivale a felicidad, pero también puede significar que el perro está preocupado o cauteloso ante una nueva situación. Algunos perros menean la cola cuando se sienten amenazados.

Por esta razón, siempre debes acercarte a un perro desconocido con precaución, incluso cuando está moviendo la cola. A los niños también se les debe enseñar esto, y se les debe decir que nunca se acerquen a ningún perro con los dedos extendidos que pueden ser mordidos fácilmente.

 

2. ¿Qué alimentos comunes son venenosos para mi perro?

La mayoría de la gente sabe que el chocolate es venenoso para los perros. Contiene un compuesto llamado teobromina, y con una dosis lo suficientemente grande, este químico puede causar convulsiones, coma e incluso la muerte en los perros. El chocolate oscuro tiene mucho más teobromina que el chocolate con leche. El chocolate blanco no tiene teobromina, porque en realidad no es chocolate es leche. El café tiene el mismo químico y también es tóxico para los perros.

Otros alimentos que son peligrosos para los perros incluyen las pasas y las uvas (ambas pueden causar insuficiencia renal), las nueces de macadamia (causan debilidad, tropezones, vómitos y temperaturas elevadas), el edulcorante artificial xilitol (la ingestión de goma de mascar sin azúcar y otras golosinas causa graves y caídas que ponen en peligro la vida el azúcar en la sangre y la insuficiencia hepática), el ajo y las cebollas (cantidades suficientes pueden causar anemia) y alimentos que son muy altos en grasa, como las salchichas (que pueden desencadenar un ataque grave de pancreatitis).

 

 

3. ¿Por qué los perros comen caca?

Un estudio reciente reveló que este es el problema de comportamiento más frustrante con el que se enfrentan los dueños de perros. Existen muchas teorías acerca de por qué parecen disfrutar de este pasatiempo asqueroso, pero la más aceptada es que están tratando de recuperar una proteína digerida.

Pero no nos enfoquemos tanto en por qué lo hacen, sino en qué hacer al respecto. Comienza con el entrenamiento de cachorro. Acompaña a tu cachorro siempre afuera y recoje las heces tan pronto como tu perro defeca. Si muestra interés en las heces (el suyo u otro perro) den un firme «no» y redirijan su interés a otra cosa, como un juguete. A medida que crezca, asegúrate de que tu jardín se mantenga libre de heces. Los aditivos alimentarios,  a menudo tienen éxito en hacer que el sabor de las heces sea poco atractivo.

 

4. ¿Por qué está rojo el ojo de mi perro?

Si bien no todos los casos de «ojos rojos» son el signo de una enfermedad grave en los perros, conlleva una preocupación suficiente como para justificar un viaje al veterinario para garantizar que no lo sea. El glaucoma, que es una enfermedad que causa un aumento de la presión dentro del ojo, a menudo comienza con solo enrojecimiento de la esclerótica (la parte blanca del ojo). El glaucoma puede progresar rápidamente, y no solo es intensamente doloroso, sino que también puede ocurrir una pérdida de la visión que no se trata.

La gran mayoría del enrojecimiento en los ojos se debe a una conjuntivitis simple, o inflamación y / o infección del saco alrededor del ojo. Por lo general, esto ocurre debido a la irritación de un alérgeno en el aire o de un contaminante como el humo. Los perros también pueden pasar conjuntivitis bacteriana entre ellos.

 

5. Mi perro tiene un bulto. ¿Qué es?

La mayoría de los bultos y protuberancias que encontramos en nuestros perros no son cáncer. Sin embargo, es casi imposible decirlo con seguridad simplemente observando un bulto o protuberancia, especialmente si está debajo de la piel, como la mayoría de ellos. La mayoría de las veces, queremos tomar una pequeña muestra del material dentro del bulto y observar las células que recuperamos bajo un microscopio, para identificar cuáles son. A veces todavía no podemos decirlo, y se extrajo el bulto y se realizó una biopsia para obtener un diagnóstico.

Tu perro tiene 5 juegos de ganglios linfáticos que se pueden sentir en la parte externa del cuerpo. Están debajo de la mandíbula, en la parte delantera de los hombros, debajo de las axilas, dentro de la ingle y detrás de las rodillas. Es importante determinar si los bultos que estás sintiendo en tu perro podrían ser ganglios linfáticos, ya que los ganglios linfáticos agrandados pueden ser un signo de infección grave o cáncer.

 

6. ¿Cómo puedo entrenar a mi cachorro?

El entrenamiento del cajón es una excelente manera de garantizar que tu cachorro esté a salvo y seguro cuando lo dejas solo.

Comienza tan pronto como traigas a tu nuevo cachorro a casa. Compra una caja que lo acomodará a medida que crezca, y use otras cajas para ocupar el exceso de espacio. Retíralas cuando vaya creciendo. Dale un juguete interesante una vez que esté en la caja que solo reciba cuando está allí.

Siempre pon a tu cachorro en la jaula cuando esta solo, para que no reciba señales contradictorias. Deja la puerta abierta una vez que lo hayas entrenado, para que aún pueda entrar y usarla como salida.

 

7. ¿Por qué mi perro come pasto?

Los perros disfrutan de un poco de vegetación de vez en cuando. Especialmente en la primavera, cuando la hierba es nueva y dulce, los perros se sienten tentados a mordisquearla. Aunque no entendemos completamente las razones por las que los perros comen pasto, es probable que la ingestión de una pequeña cantidad sea normal y no inherentemente dañina.

Si tu perro come demasiada hierba, y especialmente si vomita después, es probable que haya un problema subyacente. Los perros que comen pasto con frecuencia necesitan ser examinados y necesitan pruebas de diagnóstico para determinar si existe un problema subyacente, como molestias gastrointestinales, lo que está provocando este comportamiento. Un perro que come una cantidad considerable de hierba corre el riesgo de impactar la hierba (que se quede en su intestino), ya que es difícil para ellos digerir grandes cantidades.

 

 

8. ¿Por qué está tosiendo mi perro?

Esta pregunta es lo mismo que preguntar por qué un perro está vomitando. La tos puede ser un síntoma de muchas enfermedades, y tienes que determinar cuál es la causa subyacente para tratar la enfermedad de manera efectiva.

Las causas de la tos en los perros incluyen enfermedades infecciosas, como la enfermedad contagiosa muy común conocida como «tos de las perreras», enfermedades del corazón, parásitos como gusanos del corazón y gusanos pulmonares, tráquea colapsante (muy común en razas pequeñas y de juguete) y cáncer. Las radiografías son un buen comienzo para descubrir por qué un perro tose, ya que diferentes enfermedades producen diferentes patrones.

 

9. ¿Por qué mi perro mastica sus patas?

Aunque ocasionalmente he visto perros masticando sus patas porque tienen dolor de artritis, y algunos perros masticandebido a razones de comportamiento, la causa más común de la masticación es la enfermedad alérgica. Tiene sentido cuando lo piensas: ya que muchos alérgenos son de origen vegetal, y los perros caminan sobre el pasto, si son alérgicos al pasto, sus patas estarán irritados. Y masticar y lamer se siente bien para los perros, por lo que se lamen cuando están irritados.

Masticar y lamer también puede acompañar las alergias a los alimentos. Por esta razón, a menudo recomendaremos un cambio a una dieta hipoalergénica cuando un perro se lame las patas. A veces esto resuelve el problema, pero desafortunadamente la mayoría de los perros alérgicos tienen alergia al medio ambiente y la comida no siempre resuelve el problema.

 

10. ¿Qué vacunas necesitan los cachorros?

La mayoría de los veterinarios consideran el estilo de vida de un perro y el riesgo de contraer una enfermedad antes de recomendar vacunas. Las vacunas «básicas» para cachorros son contra el parvovirus, el virus del moquillo y la rabia. Las vacunas de parvo y distemper se combinan típicamente en una sola inyección. Los cachorros necesitan una serie de 3 de estas vacunas para estar completamente protegidas y, por lo general, se administran a las 8, 12 y 16 semanas de edad.

La vacunación contra la rabia también es crítica, y en la mayoría de las áreas es obligatoria por ley. Los cachorros necesitan una vacuna contra la rabia a las 16 semanas.

Dependiendo del área donde vives el perro, los veterinarios a menudo recomiendan la vacunación contra la enfermedad de la leptosporosis. Se transporta en la orina de la vida silvestre y cada vez es más frecuente. Los cachorros deben vacunarse dos veces para protegerse, generalmente a las 12 y 16 semanas.

Aunque la traqueobronquitis infecciosa (AKA, «tos de perrera») casi nunca es una enfermedad potencialmente mortal, muchas guarderías y centros de internado lo requieren, y dependiendo de la exposición que el perro tenga a otros perros, los veterinarios suelen recomendarlo. Hay varias formas diferentes de esta vacuna (inyectable, oral e intranasal) y, según el tipo de veterinario que prefiera, el calendario de vacunación es diferente.

 

Esperamos que toda esta información te sirva y resuelva tus dudas principales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *