Historia

La raza del sabueso afgano se desarrolló originalmente en las montañas y los desiertos de Afganistán con el propósito de cazar grandes presas. Su abrigo largo y fluido los ayudó a mantenerse calientes en esos climas fríos, mientras que sus grandes almohadillas ayudaron a absorber el impacto del terreno. Como lebrel, la velocidad, la agilidad, la visión, la independencia y la valentía del lebrel afgano los convirtió en excelentes co-cazadores.

La raza comenzó a ganar popularidad cuando fueron introducidos en Gran Bretaña a fines del siglo XIX y principios del XX por oficiales del ejército que regresaban a casa desde Afganistán. El AKC registró los primeros perros afganos en 1927.

Para el ojo inexperto, el sabueso afgano puede parecer enigmático, pero los verdaderos aficionados a las razas saben la verdad. Los sabuesos afganos son distantes y dignos, pero tienen una racha tonta y son conocidos por su lealtad. Esta raza es cariñosa con su gente y requiere mucho entretenimiento y espacio para correr a fin de mantenerse feliz y en forma.

Origen: Afganistán

La mayoría de los perros comparten el rasgo ancestral común de ser utilizados para la caza.

 

 

Apariencia general

«La característica más llamativa y obvia de esta raza es su pelaje largo y hermoso, que puede ser de cualquier color o combinación de colores», dice el Dr. Jerry Klein, director veterinario del American Kennel Club . Son una raza de tamaño mediano a grande, miden entre 25 y 27 pulgadas de alto en los hombros y pesan entre 50 y 60 libras.

Si bien el sabueso afgano puede tener un aspecto deslumbrante, debajo de ese exterior glorioso y glamoroso hay una raza fuerte y ágil que se desarrolló para la caza. Los sabuesos afganos requieren un generoso ejercicio diario para mantenerse en forma y felices.

 

Tamaño y peso

En promedio, los sabuesos afganos pesan entre 50 y 75 libras. Una raza alta, pueden medir de 25 a 27 pulgadas de alto hasta el hombro.

Crecido completo
Hembra 25 pulg. / 60 libras
Masculino 27 pulg. / 75 libras

La altura se mide hasta los hombros.

 

Espacio 

Como raza de perro más grande, los sabuesos afganos necesitan mucho espacio para explorar, descansar y correr, tanto en interiores como en exteriores.

Apartamento ciudad
Rancho

Esta raza ágil fue construida para un largo día de caza y, como lebreles, es muy probable que corran tras cualquier cosa que consideren presa.

Personalidad

El sabueso afgano tiene una amplia gama de características de personalidad que van desde leal, amigable y afectuoso, hasta distante, terco y cauteloso. Esta no es necesariamente una gran raza para los dueños de perros por primera vez.

Antisocial
Saliente

Protección 

Los sabuesos afganos pueden ladrar cuando se encuentran con gente nueva en su hogar, pero son más distantes que interesados ​​en los extraños.

Ninguna
Guardaespaldas

Aunque los sabuesos afganos son muy amigables con sus familias y tienen un lado amante de la diversión, también son muy sensibles y no les encanta la broma. Lo hacen mejor en hogares sin niños o con niños mayores y menos bulliciosos.

 

Formación 

Los sabuesos afganos son leales y tienen una necesidad innata de complacer a su dueño, pero también se sabe que son muy independientes y distantes. Esta racha obstinada significa que el entrenamiento a menudo requiere mucha paciencia y dedicación.

Voluntarioso
Obediente

Los cachorros de lebrel afgano tienen pelaje corto, pero a medida que envejecen, sus pelajes adultos largos y sedosos requieren un cuidado regular. Sin embargo, tienden a arrojar muy poco.

Mínimo
Abundante

Clima

El lebrel afgano fue criado para manejar los climas helados de las montañas de Afganistán y, como tal, por lo general les va bien en climas más fríos. Como la mayoría de las otras razas, pueden sobrecalentarse en ambientes excesivamente cálidos.

Calentar
Frío

Ladrido 

Los sabuesos afganos pueden ladrar cuando conocen gente nueva en su hogar, pero no se sabe que sean una raza demasiado ruidosa.

“Los sabuesos afganos ladran cuando se encuentran con gente nueva en su hogar, por lo que son buenos perros guardianes pero no atacarán”, dice Klein. “Fueron utilizados en su país natal para vigilar y proteger la tienda de su dueño, además de ser cazadores”.

Si bien su sabueso afgano puede ladrar algunas veces cuando se encuentra con gente nueva en su hogar, es posible que prefiera descansar solo en lugar de alertarlo sobre la presencia de visitantes bienvenidos o no deseados.

Temperamento y comportamiento

Distante, de voluntad fuerte, sensible y divertida son algunas de las palabras que se han utilizado para describir al perro afgano. Si bien esta raza tiende a ser muy leal con su gente, cuando se trata de extraños y otros visitantes, no espere mucho de su sabueso afgano. Es más probable que ignoren a los invitados que los reciban en la puerta.

«Un lebrel afgano es un poco como un gato», dice Klein. «Son limpios, entusiastas y leales, y te entrenarán de la manera que quieren, si no tienes cuidado».

Bueno con los niños
100%
DECIR QUE SÍ

Amigable con otras mascotas
0%
DECIR QUE SÍ

Protector
50%
DECIR QUE SÍ

Amigable con los extraños
33%
DECIR QUE SÍ

Fácil de entrenar
50%
DECIR QUE SÍ

Maneja bien el tiempo solo
67%
DECIR QUE SÍ

Cómodo en multitudes
100%
DECIR QUE SÍ

Disfruta del ejercicio
100%
DECIR QUE SÍ

Formación

Los sabuesos afganos tienen una serie de factores en competencia que ayudarán a determinar la capacidad de entrenamiento de cada perro individual. Por ejemplo, la raza es leal a una falta, lo que significa que podrían estar ansiosos por complacer y, por lo tanto, pueden esforzarse mucho durante el entrenamiento. Por otro lado, esta raza también puede ser obstinada y distante, características que pueden dificultar el entrenamiento.

Además, es poco lo que un propietario puede hacer para entrenar a un sabueso afgano para que se quede quieto una vez que su instinto de caza se haga cargo. Como tal, es una buena idea mantener siempre atado a su sabueso afgano mientras camina afuera.

 

Hábitos y ejercicio

El sabueso afgano es una raza muy enérgica que se desempeña mejor con múltiples sesiones de ejercicio cada día. A la raza le encanta correr y saltar, por lo que cualquier ejercicio o entretenimiento que incluya esas actividades seguramente será un éxito.

Cuando ejercite a su lebrel afgano, tenga en cuenta que tiene un fuerte impulso de presa y son excelentes saltadores, por lo que cualquier ejercicio al aire libre debe realizarse con una correa o en áreas cerradas con vallas altas y seguras.

 

Nivel de energía

Raza juguetona y enérgica que siempre está lista para la acción.

 

Nutrición

Los sabuesos afganos son perros activos y deben ser alimentados con una dieta equilibrada de alta calidad con comidas controladas por porciones. Aunque no están predispuestos a la obesidad, la sobrealimentación o el ejercicio insuficiente pueden provocar este problema. Por otro lado, también se debe tener cuidado para asegurar que un sabueso afgano esté recibiendo cantidades suficientes de alimentos para mantener su gasto energético.

 

Consumo diario

El consumo medio diario de un afgano adulto es de 2 a 2,5 tazas.

Cuidado preventivo

Aunque ciertas afecciones ocurren con más frecuencia en los sabuesos afganos que en otras razas, ninguna de estas afecciones se puede prevenir definitivamente. Los dueños de perros afganos deben asegurarse de llevar a su amigo de cuatro patas al veterinario una o dos veces al año para exámenes de bienestar y deben monitorear a su perro en casa para detectar cualquier cambio en sus hábitos o comportamiento. Los veterinarios han recibido una amplia formación para detectar cambios sutiles antes de que se conviertan en problemas más importantes.

Al igual que con todos los perros de pecho profundo, los sabuesos afganos pueden experimentar dilatación-vólvulo gástrico (GDV), también conocido comúnmente como hinchazón. Con esta afección potencialmente mortal, el estómago se llena de aire e ingiere y se retuerce sobre sí mismo de modo que este material no puede pasar por el resto del tracto digestivo. Cuando esto ocurre, el suministro de sangre al estómago se ve comprometido y se ejerce presión sobre la vena cava, que devuelve la sangre al corazón. Se requiere cirugía de emergencia para corregir esta condición, pero no siempre es exitosa si ya se ha producido un daño significativo. Hay un procedimiento quirúrgico disponible para evitar que el estómago se retuerza. Para minimizar la probabilidad de que ocurra GDV, es mejor evitar ofrecer comida o grandes cantidades de agua después del ejercicio.

 

Problemas de salud heredados

Como ocurre con todas las razas de perros, ciertas condiciones de salud pueden ocurrir con mayor frecuencia en los sabuesos afganos o pueden ser heredadas. Los criadores responsables realizan una variedad de pruebas de detección antes de la cría en un intento de disminuir la incidencia de muchas afecciones en las generaciones futuras de perros afganos.
Estas afecciones pueden incluir, entre otras, las siguientes: mielopatía hereditaria de los sabuesos afganos, cataratas, quilotórax, parálisis laríngea y torsión del lóbulo pulmonar.

Esperanza de vida

En promedio, los sabuesos afganos viven entre 12 y 18 años.

¿Sabías?

Se considera que el sabueso afgano es uno de los perros de raza pura más viejos, si no el más viejo.

Se sabe que el sabueso afgano tiene una baja tolerancia al dolor, por lo que incluso los dolores y heridas menores probablemente lo molestarán.

Los afganos ganaron el premio Best in Show en Westminster tanto en 1957 como en 1983.

 

Abrigo y aseo

Mientras que los cachorros de lebreles afganos tienen pelajes cortos que no requieren mucho cuidado, los lebreles afganos adultos son conocidos por sus pelajes largos y sedosos que requieren bastante cuidado y atención. El cepillado minucioso debe realizarse varias veces a la semana para evitar enredos y enredos. Los baños regulares, la limpieza de oídos y el corte de uñas también son necesarios tanto para la salud como para la higiene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *