Hay una serie de problemas comunes de comportamiento de hurones con los que probablemente te encontrarás como propietario. Estos problemas pueden volverse exasperantes, pero con unos pocos y sencillos consejos, puedes librar con éxito a tu mascota de estos malos hábitos.

 

Problema: Morderte

Los hurones tienen una piel muy gruesa, así que cuando juegan entre sí, muerden con fuerza. Inicialmente, interactuarán con los humanos de la misma manera porque no se dan cuenta de que nos duele. Es tu responsabilidad como propietario de un hurón enseñarles cómo jugar con los humanos. Aquí hay algunos métodos que puede utilizar.

 

Soluciones

  • Cuando tu hurón juega contigo sin morder, su recompensa sera una golosina o el elogio.
  • Cuando te muerde, sujeta a tu hurón por su piel (la piel suelta en la parte posterior de su cuello) y diga «no» con firmeza, pero sin levantar la voz. Es cómo su madre reprimiría el comportamiento no deseado, y no le haría daño.
  • Si elsto no funciona pónlo en una jaula o transportadora por no más de cinco minutos.
  • Cuando muerde fuerte durante el juego, di «no» sin levantar la voz y luego deja de jugar con ella.
  • Cuando empiece a morder, pon un juguete delante de ella para que muerda el juguete en su lugar, luego elogialo mientras lo muerde.
  • Aplica un aerosol disuasivo de mordidas en tus manos, pies o lo que sea que esté mordiendo. Estos aerosoles son amargos y la harán asociarte con un sabor desagradable en su boca.

El entrenamiento más efectivo incorporará una serie de estos métodos, como elogio cuando juegan sin morder, o ignorarlo cuando la muerde. El se dará cuenta rápidamente de que no morder es igual a las recompensas.

Es importante tener en cuenta que los métodos anteriores son para usar con problemas de mordidas regulares. Si tu hurón muerde por miedo, deberás enfocarte en métodos de refuerzo positivos para que aprenda a confiar en ti.

 

 

Problema: Morder la jaula

Los hurones a menudo muerden la jaula por la misma razón por la que reorganizan la jaula: están aburridos. También pueden morder y arañar la jaula cuando no están recibiendo suficiente tiempo fuera de la jaula. Los hurones deben tener al menos cuatro horas fuera de la jaula cada día, pero cuanto más tiempo estén fuera, más felices estarán. Aquí hay algunas cosas que puede hacer para detener el comportamiento de morder en la jaula

 

Soluciones

  • Aunque cuatro horas es la cantidad mínima de tiempo que tus hurones deben recibir cada día, algunos hurones, especialmente los jóvenes con mucha energía, querrán más que eso. Si tu hurón parece estar molesto por la cantidad de tiempo que pasa en su jaula, permítele pasar más tiempo fuera. Sin embargo, no lo dejes salir de la jaula cuando la esté mordiendo o pensará que estás recompensando su mal comportamiento.
  • Coloca más juguetes en la jaula y gira los juguetes que están allí. Reorganiza la ropa de cama o los estantes para hacer que el entorno de la jaula sea nuevo y emocionante.
  • Puedes rociar un producto en las barras para evitar que tu hurón las muerda. Dado que la jaula debe limpiarse semanalmente, deberás volver a aplicar regularmente. También puedes utilizar el jugo de limón como elemento disuasorio.
  • Si la jaula de tu hurón se encuentra en la misma habitación en la que pasas mucho tiempo, no es sorprendente que se moleste por estar encerrada mientras puede verte sentado o en la cama. Puedes hacer tu habitación a prueba de hurones para que pueda pasar todo el tiempo fuera de la jaula mientras estás en la habitación y no lo guardes hasta que apagas las luces en esa habitación.

 

 

Problema: No usar la caja de arena

Muchos hurones vendrán a ti ya entrenados, pero muy pocos hurones usaran la caja de arena el 100% del tiempo. Aquí hay tres diferentes escenarios de cajas de arena en los que necesitarás hacer algo de entrenamiento:

 

Soluciones

  • Salirse de su caja un poco: En esta situación, deberás restringir a tu hurón a un nivel de la jaula hasta que se resuelva el problema. Coloca la caja de arena en una esquina, los recipientes de comida y agua en las esquinas opuestas, y cubre el resto del piso de la jaula con ropa de cama (mantas, sacos de dormir y otros artículos). Esto la obligará a usar la caja de arena o hacer donde come y duerme, lo que la mayoría de los hurones no pueden hacer.
  • Ir a lado de la bandeja: Puede hacer esto porque la caja de arena está demasiado llena o no es lo suficientemente grande. Si la caja de arena está limpia, intenta usar una bandeja diferente y asegúrate de que pueda caber cómodamente. Si la bandeja es lo suficientemente grande y limpia, coloca periódico alrededor de la bandeja y cámbialo con frecuencia.
  • Ir a otro lugar o rincón: Los hurones generalmente elegirán sus propios rincones para usar y lo más fácil que puedes hacer es colocar una caja de arena allí. Si estás en un lugar donde no puede colocar una caja de arena o si no quieres hacerlo, ponga un periódico en su lugar. Si deseas intentar evitar que use esa esquina, límpiala a fondo con un quitamanchas y un eliminador de olores que elimine por completo los olores y coloca platos o ropa de cama y comida con agua y alimentos.

Elogia tu hurón cada vez que use la caja de arena frente a ti, incluso si tienes que levantarla y ponerla allí. El refuerzo positivo es la única forma de entrenar con éxito a un hurón. Nunca le grites a un hurón que salga de la bandeja ni empujes su cara contra el desorden. Simplemente recoje los residuos sólidos, colócalos en la caja de arena y limpia el área a fondo para eliminar los olores persistentes.

 

 

Problema: Cavar

A los hurones les gusta cavar y lo van a hacer en alguna parte. Cavar es un comportamiento natural e instintivo. Muchos hurones cavarán en lugares que son inaceptables para sus dueños, como en la alfombra, en la caja de arena y en el tazón de la comida. Hay cosas que puedes hacer para frenar este comportamiento:

 

Soluciones 

  • Cavar en alfombras: Muchos hurones cavarán frente a la puerta de la habitación o al borde de los muebles. Coloca un corredor de alfombras de plástico transparente en las áreas problemáticas.
  • Excavación de un tazón de comida: Usa un tazón más pequeño, de modo que no haya tanto espacio para que tu hurón se ajuste a la parte superior de su cuerpo en el tazón. Coloca el recipiente más arriba en la jaula para que no pueda sacar el apalancamiento para cavar tan fácilmente. Evita los alimentadores de gravedad que contienen mucha comida y no llenes el recipiente que usa. Coloca un pedazo de ropa de cama, alfombra o algún otro elemento plano para atrapar cualquier alimento que extraiga para que no se desperdicie. Muchos hurones sacarán la comida y luego la comerán del suelo.
  • Excavación de cajas de arena: No limpies la caja completamente; deja un pequeño rastro de la arena anterior. Los hurones que no pueden oler el desperdicio en una caja de arena lo cavarán con frecuencia. Intenta también cambiar a un tipo diferente de arena.

Con todos estos problemas, los métodos mencionados anteriormente son solo una parte de la solución. Absolutamente debes proporcionar a tu hurón una salida de excavación segura, o tanto tu como tu hurón terminarán muy frustrados. Crea una caja de excavación para tu hurón tomando una caja de cartón o un recipiente de plástico y llenándolo con un material de excavación seguro, como arroz, frijoles, pelotas de ping pong, arena, tierra (sin ningún producto químico) o papel triturado. Solo recuerda supervisar a tu hurón en todo momento durante el tiempo de juego.

 

Problema: Mover todo en la jaula

Los hurones son conocidos por voltear los recipientes de comida y agua, mover las cajas de arena y por lo demás, hacer un desastre dentro de su jaula. Puedes combatir esto haciendo las siguientes cosas:

 

Soluciones

  • Puede encontrar una variedad de recipientes para alimentos y agua que se adhieren fácilmente a la caja. Esto evitará que se vuelque o se derrame y el desorden posterior. Para una caja de arena, puede usar clips para sujetar su caja de arena actual a la jaula o comprar una bandeja de basura especial, que se hace específicamente para adjuntarla a la caja.
  • Muchos hurones reorganizan sus jaulas porque están aburridos. Es un error común que los hurones solo usen su jaula para dormir. Pero si hay juguetes divertidos para jugar, el hurón pasará menos tiempo durmiendo y más tiempo jugando. Hacer que la jaula de tu hurón sea un entorno interesante es muy importante para la salud general, ya que el aburrimiento puede llevar a la depresión, lo que en realidad puede hacer que tu hurón se enferme físicamente.

Entrenar a un hurón tiene una dificultad intermedia: es fácil porque los hurones son muy inteligentes y conservan bien el entrenamiento y difícil porque pueden ser tercos. Pero con un poco de paciencia y esfuerzo combinados con los métodos correctos, puedes deshacerte de los comportamientos no deseados de tu hurón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *