Las garrapatas en los caballos

Las garrapatas en los caballos son plagas aterradoras. De hecho, estos insectos de ocho patas y de cuerpo duro pueden asustar incluso el dueño del caballo más acostumbrado. Ellos son pequeños y difíciles de ver. Sus poderosas mandíbulas los hacen aparentemente imposible de eliminar. Pueden transmitir enfermedades potencialmente mortales. Sin embargo, hay maneras sencillas para detectar garrapatas y  eliminarlas de la piel de tu caballo.

 

Tipos de garrapatas

Las garrapatas a menudo se dividen en cuatro categorías básicas. Estas incluyen las de madera, perros, ciervos y garrapatas del oído. Sin embargo, hay muchas especies de garrapatas específicas dentro de cada una de estas categorías. Algunas garrapatas se encuentran en America. Otros se limitan a regiones específicas del país. Afortunadamente, sin embargo, la mayoría de las garrapatas son bastante fáciles de identificar.

Es importante saber qué tipos de garrapatas podría afectar a tu caballo. Por lo menos, las picaduras de garrapatas causan irritación e inquietud. Sin embargo, un gran número de garrapatas pueden causar grandes pérdidas de sangre que podría resultar en anemia que es potencialmente mortal. Además, las garrapatas también pueden transmitir enfermedades a medida que se alimentan de la sangre de su huésped, tal como la enfermedad de Lyme, piroplasmosis (babesiosis), anaplasmosis equina granulocítica (EGA, antes llamada ehrlichiosis equino), y la anemia infecciosa equina.

 

Las garrapatas en los caballos

 

Control de garrapatas

Las mismas especies de garrapatas que  muerde a tu caballo también podrían morder a los miembros de su familia, u otros animales domésticos. Por lo tanto, el control de garrapatas de forma eficaz es esencial. Hay que elimarlas de alrededor de tu granero, pastos y el tu hogar. Para ayudar a prevenir las infestaciones de garrapatas, elije un aerosol adecuado o  repelente específicamente diseñado para el control de garrapatas. Además, revisa cuidadosamente a tu caballo durante las rutinas diarias habituales de aseo.

Desafortunadamente, puede ser difícil  detectar garrapatas en el cuerpo de tu caballo. Sin embargo, todas las garrapatas prefieren ir lo mas alto del caballo. Si eres testigo de  como el caballo se frota contra un poste de la valla o muro de esquina, examina inmediatamente la piel en el área donde se le ha frotado. Al encontrar una garrapata, debes retirarla de inmediato. Si ves una roncha puede ser un signo de que una garrapata  ha mordido a tu caballo.

 

Extracción de garrapatas (Que NO hacer)

Si encuentras una garrapata en el cuerpo de tu caballo  eliminala de inmediato. No aplaste ni retuerces a la garrapata, No apliques aceite de bebé o petróleo, o peor aun «asustes» a la garrapata con un fósforo encendido. Estos métodos pueden hacer que la garrapata se refuguie en un lugar nuevo en tu caballo, lo que aumenta el riesgo de infección o transmisión de enfermedades o peor aun  pueden hacer que la cabeza de la garrapata se desprenda del cuerpo, donde permanecerá por debajo de la piel.

 

Extracción de garrapatas (Que SI hacer)

  • En su lugar, utilice un par de pinzas para quitar la garrapata:
  • Agarre la garrapata firmemente por la cabeza, donde entra en la piel
  • Tire  con firmeza y de manera constante  lejos de la piel
  • Disponga de la garrapata en un pequeño frasco de alcohol
  • Lave el sitio de la mordida con un antiséptico suave
  • Lava tus manos

Por desgracia, las garrapatas pueden ser difíciles de matar. Sus cuerpos planos les impiden ser aplastado fácilmente. Algunos incluso  han sabido sobrevivir a un incendio. Pero una vez que haya eliminado las garrapatas del cuerpo de tu caballo, no se puede simplemente liberar de nuevo en su hábitat natural. Si lo hace, casi aseguras que la garrapata volverá a tu caballo o a otro visitante del granero. En su lugar, coloca la garrapata en un frasco de vidrio sellado  con alcohol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *