La estenosis lumbosacra ocurre cuando se forma artritis entre la última vértebra lumbar y el sacro.

 

Gravedad

  • La severidad es moderada a severa.
  • Requiere un diagnóstico por un veterinario.
  • No hay resolución. Esta es una condición crónica
  • Tratable por un veterinario
  • No se conoce prevención
  • La transmisión no es posible entre animales y no es posible entre animales y personas
  • El diagnóstico requiere examen físico y radiografías.
  • Ocurre con mayor frecuencia en perros de razas grandes, especialmente en perros pastores alemanes.

 

Síntomas y signos

El signo más común de estenosis lumbosacra es el dolor. El dolor puede ocurrir en la espalda, en una o ambas patas traseras o en la cola. El perro suele tener dificultad para levantarse al acostarse. Puede haber pérdida muscular en una o ambas patas traseras. El perro puede tener dificultades para orinar o defecar debido al dolor, experimentar incontinencia urinaria o fecal, o no poder orinar. Algunos perros no pueden mover la cola o tienen un dolor intenso si la cola se mueve. A menudo, los perros tendrán un andar arrastrando las patas. Algunos perros lamen o muerden su área pélvica, miembros posteriores o cola, y pueden causar un daño considerable a causa de la automutilación.

 

Diagnóstico

Tu veterinario discutirá cuándo comenzaron los síntomas y realizará un examen físico completo. Las extremidades posteriores de tu perro serán manipuladas de varias maneras para determinar qué posiciones son dolorosas. Tu veterinario también realizará un examen neurológico, que incluye pruebas de los reflejos, para determinar qué nervios pueden lesionarse. Luego se toman radiografías (rayos X) para evaluar la columna vertebral y la pelvis. Los hallazgos pueden sugerir estenosis lumbosacra, pero no son suficientes para hacer el diagnóstico. Para lograr un diagnóstico, se deben realizar pruebas adicionales con un tinte especial, CT o MRI. Estos procedimientos requieren que la mascota esté bajo anestesia.

 

Causalidad

La artritis entre la última vértebra lumbar y el sacro causa un estrechamiento (estenosis) en el canal espinal por donde pasan la médula espinal y los nervios. El disco intervertebral entre la vértebra y el sacro también es a menudo anormal, lo que estrecha aún más el canal. La artritis y la enfermedad del disco intervertebral ejercen presión sobre los nervios que salen de la médula espinal. Los síntomas de la estenosis lumbosacra son el resultado de la compresión y lesión del nervio.

La estenosis lumbosacra puede ser adquirida o congénita. De cualquier manera, los síntomas generalmente no ocurren hasta que el perro tiene entre tres y siete años de edad.

 

 

Cuidados y tratamientos

Si la condición es leve, los perros pueden ser tratados con reposo estricto durante seis a ocho semanas. Proporcionar rampas para subir a los autos o ayudar a levantar a tu perro con un arnés ayuda a aliviar el dolor causado por saltar.

La acupuntura y la terapia con láser frío pueden beneficiar a las mascotas con estenosis lumbosacra.Se pueden administrar medicamentos antiinflamatorios, como Rimadyl. También se pueden recetar medicamentos como la gabapentina para ayudar con el dolor. En muchos casos, los medicamentos solos pueden aliviar los síntomas de la estenosis lumbosacra.

Algunos perros pueden necesitar una silla de ruedas si su condición progresa.

 

Cirugía 

Existen dos técnicas quirúrgicas diferentes que se usan para tratar la estenosis lumbosacra cuando la terapia médica no ha tenido éxito. En la primera, los huesos se fusionan en la posición más normal posible. Esto evita el movimiento anormal entre ellos y reduce el riesgo de artritis adicional. En la segunda técnica, se extirpa parte del hueso y el disco intervertebral para reducir la presión sobre la médula espinal y los nervios. En cualquier caso, los perros deben ser confinados por dos a cuatro semanas después de la cirugía. Para los perros que tienen dificultad o no pueden orinar, la vejiga se debe expresar estimular manualmente varias veces al día.

La mayoría de los casos serán remitidos a un especialista en neurología o cirugía veterinaria.

 

Recuperación

El pronóstico para los perros con estenosis lumbosacra depende de la gravedad de los síntomas antes del tratamiento. Los perros que están levemente afectados pueden volver a su función normal. Para aquellos que son incontinentes o no pueden orinar antes del tratamiento, el pronóstico es malo.

 

Vigilancia

Si tu perro se somete a una cirugía, vuelve a revisar los exámenes según la recomendación del cirujano. Si tu perro está tomando medicamentos para el dolor crónico, es posible que se necesiten análisis de sangre regulares.

 

Prevención

Los perros con estenosis lumbosacra congénita no deben utilizarse para la reproducción. No hay prevención conocida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *