La enfermedad de Addison, o hipoadrenocorticismo, es una condición que resulta de niveles insuficientes de ciertas hormonas en el cuerpo. Estas hormonas son producidas por las glándulas suprarrenales. La enfermedad de Addison ocurre con más frecuencia en un hurón al que se han extraído ambas glándulas suprarrenales (suprarrenalectomía bilateral) debido a una enfermedad suprarrenal. ¿Cuáles son los signos de la enfermedad de Addison y cómo se trata?

 

Signos clínicos y diagnóstico

Muchas veces, los hurones no muestran signos de la enfermedad de Addison hasta que están en una crisis de Addison. Sin embargo, tu veterinario puede diagnosticar la enfermedad antes de que ocurra una crisis al realizar análisis de sangre. El nivel de sodio en la sangre de tu hurón será más bajo de lo normal y el nivel de potasio será más alto de lo normal. Tu veterinario también puede optar por realizar una prueba llamada prueba de estimulación con ACTH para diagnosticar definitivamente la enfermedad de Addison. Es muy importante vigilar a un hurón en busca de los siguientes signos después de una suprarrenalectomía bilateral:

  • Letargo
  • Falta de apetito
  • Debilidad
  • Dificultad para caminar o incapacidad total para caminar
  • Convulsiones
  • Coma

Desafortunadamente, una vez que un hurón está exhibiendo los signos mencionados anteriormente, se encuentra en lo que se conoce como una crisis de Addison. Una crisis de Addison es una emergencia que amenaza la vida y requiere atención veterinaria inmediata.

 

 

Tratamiento

Una vez que tu veterinario confirme el diagnóstico de la enfermedad de Addison, generalmente le recetará prednisona y Percorten-V o Florinef. La prednisona está disponible en tabletas o en formulaciones líquidas. Percorten-V es un medicamento inyectable que tu veterinario deberá administrar aproximadamente una vez al mes. Florinef es una tableta que generalmente se administra una vez al día. Estos medicamentos deberán administrarse durante el resto de la vida de tu hurón para reemplazar las hormonas faltantes.

Inicialmente, necesitarás que un veterinario examine tu hurón y que realice un análisis de sangre según un programa. Los análisis de sangre determinarán si los medicamentos son efectivos o si es necesario ajustarlos. Una vez que la condición de tu hurón esté estable y el análisis de sangre sea normal, tu veterinario realizará un análisis de sangre con menos frecuencia para asegurarse de que los valores sanguíneos se mantengan normales.

Si tu hurón no recibe los medicamentos o cantidades inadecuadas de los medicamentos, puede tener una crisis de Addison. Tu hurón requiere atención veterinaria inmediata si esto ocurre, ya que los hurones sucumbirán rápidamente a la enfermedad si no se trata de manera rápida y agresiva. El tratamiento incluye terapia de fluidos, prednisona o dexametasona, Percorten-V y otras medidas de atención de apoyo.

 

 

Prevención

No hay forma de prevenir la enfermedad de Addison si tu hurón se ha sometido a una suprarrenalectomía bilateral. Sin embargo, la enfermedad de Addison es rara en hurones debido a que es muy difícil extirpar todo el tejido adrenal. La glándula suprarrenal derecha se encuentra adyacente a la Vena Cava Caudal, uno de los vasos sanguíneos más grandes en el cuerpo de un hurón, y la glándula suprarrenal puede adherirse a la pared del vaso. En estos casos, parte del tejido adrenal derecho puede permanecer dentro del cuerpo del hurón. Este tejido puede producir suficientes hormonas para prevenir la enfermedad de Addison.

Si a tu hurón se le diagnostica una enfermedad suprarrenal, existe una alternativa a la suprarrenalectomía bilateral como opción de tratamiento. La enfermedad suprarrenal también puede tratarse con un medicamento conocido como Lupron. Si a tu hurón se le diagnostica una enfermedad suprarrenal, te recomendamos que analices todas las opciones de tratamiento con tu veterinario para encontrar el tratamiento más adecuado para el.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *