Es una de las preguntas más comunes entre los nuevos padres de cachorros: ¿Qué tipo de comida le doy a mi perro?

Es una pregunta justa, y no una con una respuesta definitiva.

Las mascotas nuevas no vienen con manuales de procedimientos, por lo que estamos aquí para ayudar a los dueños de mascotas nuevos y experimentados a aprender exactamente qué contienen las comidas de sus mascotas y responder a la pregunta: «¿Cuál es la mejor comida para perros para mi perro?»

Tipos de comida para perros

Como dueño de una mascota, tiene más opciones que nunca cuando se trata del tipo de dieta que alimenta a su perro. La mayoría de los dueños de mascotas tienden a alimentar a sus mascotas con croquetas secas, que a menudo es el tipo de alimento para mascotas más conveniente y menos costoso. Además, las croquetas vienen en una variedad de fórmulas para satisfacer las necesidades específicas de tu mascota.

Aunque las croquetas secas son una excelente opción para ti y tu mascota, vale la pena saber qué más hay disponible en caso de que necesites cambiar la dieta de tu perro.

  • La comida seca para perros viene en una variedad de fórmulas, que incluyen sin granos, etapa de vida, crudo, control de peso, específico de raza y más para satisfacer las necesidades específicas de su mascota. También es más fácil de almacenar, dejando menos posibilidades de ensuciar, y se puede dejar fuera durante horas con poco riesgo de estropearse.
  • La comida húmeda para perros está disponible en una variedad de formas, incluidas latas, bandejas, tubos y bolsas. Los alimentos húmedos contienen niveles más altos de humedad debido a la naturaleza de su procesamiento, lo que los convierte en una excelente opción para los cachorros que necesitan más hidratación en sus dietas. La comida húmeda para perros está disponible en una gran variedad de sabores para satisfacer a los comensales más exigentes.
  • La comida fresca para perros se cocina a temperaturas más bajas y se enfría rápidamente para retener las vitaminas y los nutrientes naturales. Contienen altos porcentajes de carne fresca, aves o pescado, así como frutas y verduras ricas en vitaminas. Congelados o listos para servir, estos alimentos saludables para perros tienen menos conservantes y deben mantenerse congelados o refrigerados para que estén frescos antes de servirlos a su mascota.
  • La comida para perros sin cereales está hecha sin cereales (como arroz, trigo y maíz) y generalmente se recomienda como una opción para mascotas con estómagos sensibles o restricciones dietéticas. Las comidas sin cereales mantienen fuentes de proteínas y carbohidratos de calidad para que siempre se satisfagan las necesidades nutricionales de su cachorro.
  • Los alimentos crudos para perros deben procesarse mediante el uso de procesamiento a alta presión u otro paso de eliminación de microbios aprobado por la FDA, que provoca cambios mínimos en las características «frescas» de los alimentos al eliminar la degradación térmica y los contaminantes bacterianos dañinos. Estos alimentos suelen ser completamente naturales y están elaborados con carnes, huesos, frutas y verduras de alta calidad. Por lo general, están crudos, mínimamente procesados ​​y contienen enzimas naturales para la salud digestiva de los perros de todas las razas y etapas de la vida. Muchos alimentos crudos para perros se pueden servir como dieta principal o se pueden usar para mezclar o decorar.
  • La comida para perros deshidratada ofrece opciones de croquetas crudas para perros. Este alimento se procesa con calor para eliminar el 98% de la humedad para su conservación. Las croquetas crudas deshidratadas están disponibles como comidas y golosinas y se pueden agregar como complemento a otros alimentos para variar.
  • La comida para perros cruda liofilizada también hace que una dieta de alimentos crudos sea más accesible y disponible para las mascotas, ya que no necesita la refrigeración de una dieta completamente cruda. Los alimentos crudos liofilizados se procesan a través de congelación rápida para eliminar el 98 % de la humedad para su conservación y se pueden servir como una comida completa o como aderezo para una comida.
  • La comida casera para perros se puede adaptar a los gustos y disgustos de una mascota. La comida casera para mascotas se puede crear sin aditivos, productos químicos o conservantes innecesarios. El mayor desafío con la comida casera para mascotas es asegurarse de proporcionarle a su mascota los niveles correctos de nutrición general, incluidas las proteínas, los carbohidratos, las vitaminas y los minerales. Hay opciones de kits de bricolaje disponibles para hacer que la comida casera para perros sea más accesible. Las dietas caseras deben usarse en consulta con su veterinario para asegurarse de que está satisfaciendo las necesidades nutricionales de su mascota.

¿Cuánto debes alimentar a tu perro?

Llenar el estómago de tu perro comienza con los ojos. Siempre revise la etiqueta nutricional en el paquete para encontrar una cantidad sugerida, ya que esto diferirá según el tipo de comida para perros que elija. Además, tenga en cuenta que si su perro lleva un estilo de vida más sedentario, puede ser recomendable reducir el tamaño de la porción porque las recomendaciones del paquete generalmente están destinadas a perros muy activos.

Vigila también el cuenco de tu perro. Si su mascota deja comida con regularidad, reduzca la cantidad de comida en su plato hasta que encuentre la cantidad correcta. Una vez que haya encontrado la cantidad correcta, controle el peso de su perro para asegurarse de que mantiene un rango y una condición corporal saludables.

Si tienes preguntas sobre la nutrición de los perros y las necesidades dietéticas, consulta al veterinario de tu mascota para que te ayude a determinar la cantidad adecuada de alimentos para darle a tu cachorro y crear un plan de alimentación basado en su crecimiento.

¿Con qué frecuencia debes alimentar a tu perro?

Si bien los horarios de alimentación para cachorros y perros difieren según la edad, el peso y el tipo de raza, existen algunas pautas generales que puede usar para determinar la frecuencia con la que debe alimentar a su perro:

6-8 semanas Por lo general, se recomienda que alimente a su cachorro de 3 a 4 veces al día, especialmente las razas más pequeñas que tienen un metabolismo más alto.
8+ semanas A las 8 semanas, puede comenzar a alimentar a su cachorro dos veces al día, a menos que su veterinario le indique lo contrario.
6+ meses A esta edad, tendrá una idea general de los hábitos alimenticios de su perro y podrá continuar alimentándolo con lo recomendado por su veterinario.
6 años y mayores A medida que comienzan a envejecer, los perros mayores suelen tener necesidades calóricas reducidas a medida que su metabolismo se ralentiza. Consulte con su veterinario para determinar los alimentos y las porciones adecuadas para su mascota.

Los dos métodos más comunes para alimentar a su perro son la alimentación programada y la alimentación libre.

  1. Alimentación programada : con las alimentaciones programadas, puede alimentar a su perro con la cantidad adecuada de comida para perros varias veces al día. Precisamente la frecuencia y la cantidad que necesita para alimentar a su perro depende de su edad, raza y dieta. La alimentación programada también funciona para los padres de mascotas con varios perros, ya que ayuda a realizar un seguimiento de quién ha sido alimentado y quién no.
  2. Alimentación gratuita : si elige la alimentación gratuita, la buena noticia es que es conveniente para usted. Simplemente tome un comedero automático y deje que su perro coma en su tiempo libre. Sin embargo, es importante tener en cuenta que muchas razas tienden a tener un apetito tenaz, y comer en exceso puede ser más común con este método porque es más difícil controlar cuánto y cuándo come tu perro.

Sabores maduros

A medida que su perro deja la etapa de cachorro, es apropiada una dieta menos rica en calorías, proteínas y grasas. Cambiar a su perro a alimentos de fórmula para adultos ocurre alrededor de 1 año de edad, dependiendo de la raza. Consulte a su veterinario antes de hacer el cambio para estar seguro. Incluso una vez que su perro haya llegado a la edad adulta, puede haber momentos en que sus gustos o necesidades nutricionales cambien. Cuando haya determinado cuándo cambiar el alimento de su perro, asegúrese de hacer el cambio al nuevo alimento lentamente, durante un período de una a dos semanas.

Por Dr. Elias Forest

Egresado de la UNAM en 1985, con maestría en Ciencias Veterinarias. Actualmente Jefe del Departamento de Medicina, Reproducción, Etología, Nutrición y Zoología en Tamaulipas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.