Nuestros compañeros felinos tienen personalidades distintas y, a menudo, nos confundimos con algunos de sus comportamientos extraños.

La mayoría de los dueños de gatos conocen el sonido gratificante de un ronroneo o el fuerte maullido de un gato hambriento durante la cena. A menudo, es la naturaleza inusual de ciertas vocalizaciones y acciones lo que nos hace desear que nuestros gatos puedan decirnos lo que están pensando o sintiendo.

Sigue leyendo para obtener más información sobre los comportamientos extraños de los gatos más comunes y sus razones subyacentes:

Frotar la cabeza

Muchos gatos se frotan la cabeza con ciertos objetos de la casa, con las piernas de sus dueños e incluso con otras mascotas.

Los conductistas animales creen que este comportamiento está asociado con saludar a alguien con quien se sienten cómodos y con el deseo de compartir sus feromonas. Esto se conoce como comportamiento de empavesado.

Una cabeza que sacude

Sacudir la cabeza con frecuencia, rascarse la cabeza o las orejas y perder el equilibrio podrían indicar un problema médico subyacente.

Una infección de oído, causada por hongos, bacterias o parásitos, puede provocar temblores, rasguños y, en casos excepcionales, problemas de equilibrio. Una infección debe ser evaluada y tratada adecuadamente por su veterinario. Tu gato también podría tener un pólipo en la oreja, que es un crecimiento no canceroso que se origina en el oído medio. Estos se diagnostican mediante un examen cuidadoso del canal auditivo y se pueden extirpar quirúrgicamente.

Amasadura

Algunos gatos usarán sus patas para amasar rítmicamente una manta, un objeto suave o una cama. Esto suele indicar que están felices, dejando su olor o aliviando los sentimientos de ansiedad.

Esto está relacionado con un comportamiento instintivo que los gatos han conservado desde que eran pequeños, cuando utilizaban sus patas para estimular la bajada de leche de sus madres.

Maullido excesivo en la caja de arena

Puede haber varias razones para este comportamiento anormal.

Una preocupación seria sería un bloqueo urinario, que es muy doloroso y se considera una emergencia médica. Si observa que su gato pasa tiempo con frecuencia en la caja de arena pero solo produce pequeñas cantidades de orina y vocaliza, busque atención veterinaria lo antes posible.

Una infección del tracto urinario y el estreñimiento también pueden hacer que tu gato muestre signos clínicos similares.

Heces descubiertas

La limpieza de la caja de arena es una rutina habitual para la mayoría de los que tenemos gatos. Si bien puede que no sea tu pasatiempo favorito, puede ayudarte a aprender mucho sobre los hábitos y el estado de salud de tu compañero felino.

Si su gato defeca y no cubre las heces, puede ser una forma de marcar su territorio o mostrar dominio en el hogar. La materia fecal no enterrada también puede ser la manera en que tu gato te dice que la caja de arena es demasiado pequeña o está demasiado sucia y requiere atención.

Recuerda estar atento a cualquier lesión en la pata o pata de tu gato que pueda estar impidiendo que cubra sus deposiciones adecuadamente.

Actividad nocturna

Otro comportamiento extraño observado con frecuencia por los dueños de gatos es la hiperactividad nocturna. Esto podría estar relacionado con un cambio en el horario de sueño de tu gato, lo que lleva a jugar durante las horas nocturnas. Los gatos aburridos también buscarán formas de entretenerse, incluso mientras intentas dormir un poco. Proporcione a su gato juguetes interactivos y novedosos para ayudar a aliviar este aburrimiento.

Otra razón para los aullidos y la hiperactividad nocturna podría ser el hipertiroidismo, una enfermedad endocrina común que hace que tu gato se sienta inquieto y con un hambre voraz. Si sospecha que su gato puede estar padeciendo esta enfermedad, consulte con su veterinario para conocer las opciones de diagnóstico y tratamiento.

Pensamientos finales

Establecer una relación cercana con tu gato te ayudará a comprender mejor sus deseos y necesidades particulares. Independientemente de lo bien que conozcas a tu gato, habrá momentos en los que tu amigo felino actuará de una manera que te hará negar con la cabeza.

Siempre descarte un problema médico con su veterinario antes de considerar cualquier problema de comportamiento. Tu gato puede estar tratando de decirte que está experimentando diferentes emociones, como felicidad, ansiedad, dolor o aburrimiento.

Finalmente, asegúrese de realizar un seguimiento de cualquier comportamiento recurrente que eventualmente pueda ayudarlo a comprender el estado de ánimo y el estado de ánimo de su felino favorito.

Por Dr. Elias Forest

Egresado de la UNAM en 1985, con maestría en Ciencias Veterinarias. Actualmente Jefe del Departamento de Medicina, Reproducción, Etología, Nutrición y Zoología en Tamaulipas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.