Así que has decidido conseguir un dragón barbudo. ¡Excelente opcion! Los dragones barbudos son generalmente fáciles de mantener, amigables, fáciles de entrenar y son excelentes mascotas. Con un ambiente apropiado, una buena nutrición y un manejo regular, su dragón barbudo estará sano y fuerte durante toda su vida. Aquí hay una lista de todo lo que necesita saber para cuidar bien de su dragón barbudo.

 

Recinto

¡El tamaño importa! Cuanto más grande sea el recinto, más feliz será tu dragón barbudo y más grande crecerá. Mientras que los dragones barbudos bebé se desempeñan bien en tanques de 10 a 30 galones (40 a 120 litros), los adultos mayores necesitan al menos 50 a 75 galones (200 a 325 litros), o incluso más si tienes una pareja reproductora. Para comenzar, generalmente se recomienda un tanque de 3 pies x 1,5 pies x 1,5 pies  (90 cm x 45 cm x 45 cm). Si no se incluye con tu tanque, se necesitará una cubierta de pantalla para su terrario que permita una amplia penetración de la luz infrarroja y UV.

También puedes considerar un kit completo de dragón barbudo, que hace que sea aún más fácil configurar el hogar perfecto para su nuevo dragón barbudo. Este kit  debiera incluir el terrario con capucha, accesorios de calefacción e iluminación, sustrato, termómetro, plato de agua, alimentos y un suplemento de calcio. Todos estos componentes son importantes para garantizar que su dragón barbudo no desarrolle enfermedades que pueden ser causadas por una nutrición, un entorno o una iluminación inadecuados.

 

Calefacción

Los dragones barbudos viven en un clima seco y árido. Si bien no necesitan humidificadores como otros reptiles, es muy importante que tengan elementos de calefacción adecuados en su recinto. Debería haber un buen gradiente de temperatura en todo el recinto con un punto de calentamiento o «caliente» en un lado que esté entre 95-105 grados Fahrenheit (35 a 40 C), y un área más fría en el otro lado que esté entre 75-85 grados Fahrenheit (23 a 29 C). Por la noche, la temperatura del recinto puede caer en los años sesenta, pero nunca debe ser más baja que eso. Un emisor de calor cerámico (CHE) se puede usar por la noche para proporcionar calor adicional si las temperaturas descienden demasiado. Un CHE emitirá calor sin luz visible para no perturbar el descanso. Para lograr el gradiente de temperatura adecuado, el recinto debe calentarse con una lámpara de calentamiento. Asegúrate de que la potencia de tu lámpara de calentamiento sea adecuada para el tamaño de tu jaula. También se recomienda una almohadilla térmica que se coloca en la parte inferior del tanque para el lado más caliente del gabinete. La almohadilla térmica debe tener un reóstato o un termostato para controlar la temperatura y evitar quemaduras accidentales.

 

Iluminación UVB

La iluminación UVB es esencial para mantener saludable a tu dragón barbudo. Sin la luz UVB, los dragones barbudos no pueden absorber el calcio de sus alimentos, lo que hace que sus huesos se debiliten y rompan. Esto es especialmente cierto si tienes una hembra de cría. También es muy importante cambiar la bombilla UVB cada seis meses, ya que los rayos UVB comienzan a disiparse con el tiempo, aunque la luz aún es visible. Puedes elegir entre una variedad de otras bombillas UVB según la forma y el tamaño de sus accesorios de iluminación.

 

 

Iluminación adicional

Los dragones requieren un ciclo regular de día y noche para mantenerse saludables. Esto significa 12-14 horas de luz seguidas por 10-12 horas de oscuridad. Si estás utilizando una lámpara de calentamiento para mantener tu jaula a la temperatura correcta durante el día, querrá usar una lámpara de infrarrojos por la noche. Las lámparas de infrarrojos, como la lámpara de calor de infrarrojos nocturnos, brindan el calor adecuado al tiempo que permiten la oscuridad suficiente para un ciclo nocturno. Considera la posibilidad de usar un temporizador para que el cambio de luz se produzca automáticamente a la misma hora cada día.

 

Alimentación

Los dragones barbudos son omnívoros, lo que significa que requieren tanto carne como material vegetal. Las presas vivas, como los grillos, gusanos o gusanos de cera, y una variedad de verduras son la base para una dieta equilibrada. Los dragones barbudos juveniles comen presas vivas con mayor facilidad, pero a medida que maduran, puedes introducir más verduras en su dieta. Alimente de 10 a 20 grillos o gusanos de la comida cada día, con gusanos de cera como un tratamiento ocasional debido a su alto contenido de grasa. Ofrece una amplia variedad de verduras y otras verduras con alto contenido de nutrientes. En términos generales, la lechuga no contiene suficientes nutrientes y debe evitarse. Las buenas opciones de vegetales incluyen la endibia, la col rizada, las hojas de mostaza, las zanahorias picadas y los pimientos, con frutas ocasionales, como las manzanas. En general, los alimentos frescos se recomiendan sobre los alimentos granulados o liofilizados.

 

Calcio

Es muy importante que tu dragón barbudo reciba suficiente calcio de su dieta. Antes de la alimentación, las presas vivas pueden ser «cargadas en el intestino», las presas pueden espolvorearse con polvo de calcio, o el calcio se puede rociar sobre verduras y verduras. Sin suficiente calcio en su dieta e iluminación UVB para facilitar la absorción del calcio, los barbudos pueden desarrollar un hipoparatiroidismo nutricional secundario, una enfermedad donde los huesos se debilitan y se vuelven frágiles.

 

Agua

Aunque los dragones barbudos son criaturas que habitan en el desierto, les encanta tumbarse en el agua. Si su jaula es lo suficientemente grande, proporcionarle un tazón de agua poco profundo para que empiece a mojarse lo mantendrá húmedo y cómodo. Si no, remojar a tu dragon en una tina tibia una o dos veces por semana es una gran idea. También asegúrate de que tu dragon tenga acceso a agua potable limpia y fresca en todo momento, a pesar de que obtienen la mayor parte de su requerimiento diario de agua de las verduras en su dieta.

 

Manejo

Los dragones barbudos son criaturas sociales que requieren una interacción diaria. Asegúrate de manejarlo todos los días y permíteles que interactúen contigo. Si el manejo regular y la interacción se inician cuando tu hijo es un menor, ¡serán una mascota excepcional! Tu dragon también necesitará un buen escondite , así como un lugar para escalar en el terrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *