Con algo de persistencia y perseverancia, puedes demostrarle a tu gato distante que te importa y hacer que se caliente con tu compañía.

Los gatos, como las personas, tienen sus propios gustos y aversiones, sus propias personalidades y preferencias. Algunos gatos pueden permanecer pegados a tu regazo, mientras que otros pueden evitar todo tipo de afecto. Si su gato es del último tipo, quien parece indiferente a tu presencia o, peor aún, huye al verte, hay formas de tratarlo, pero tendrás que trabajar en ello.

Generalmente no regalan su lealtad y confianza; tendrás que ganártelo. Sin embargo, con cierta persistencia y perseverancia, puedes demostrarle que te importa y hacer que se caliente con tu compañía.

Para ser justos, si tu gato ha sido maltratado o no fue socializado adecuadamente como gatito, es posible que nunca sea el tipo de gato que quiere sentarse en tu regazo y ser una mascota durante horas y horas. Pero en muchos casos, atendiendo las necesidades  con cuidado y generando confianza, puedes desarrollar un mejor vínculo con tu gato.

 

 

Nueve consejos para construir un mejor vínculo con tu gato

1. Bríndale  la cantidad adecuada de atención : Los gatos se acercarán a una persona que está atenta a ellos más a menudo que a una persona que los ha ignorado,  así que juega con tu gato de la manera que más le guste, acarícialo y háblale regularmente.

Sin embargo, no lo empujes. Si tu gato parece infeliz o tiene miedo (como gruñir, aullar o agitar la cola), finaliza la interacción antes de que las cosas se pongan agrias.

2. Haz que la hora de jugar sea divertida : Este es otro paso importante no solo para la vinculación sino también para satisfacer la necesidad de estimulación mental y física. Si se deja sin estimulación, tu gato puede simplemente dormir todo el día, pero si tiene la oportunidad de jugar, tu gato puede complacerlo. Prueba una variedad de juguetes (naturales y orgánicos) y juegos para ver cuáles le gustan más.

Los diferentes gatos preferirán diferentes tipos de juguetes, pero un estudio reveló que la mayoría de los gatos que probaron preferían la interacción social con los humanos en lugar de los alimentos, los juguetes y los aromas. Así que elige un juguete con el que puedas interactuar, como un juguete de plumas. La mayoría de los gatos también preferían los juguetes que se movían sobre los que no lo hacían.

3. Crea confianza con golosinas: Si tu gato se niega a acercarse, un soborno cuidadosamente programado puede ayudar. Elije una golosina saludable (como un poco de pollo de corral) para atraer a tu gatito, colocándolos a distancias cada vez más pequeñas entre tu y el gato a medida que gana confianza. Siéntate en silencio mientras  disfruta del tratamiento o trata de hablarle en voz baja. Eventualmente,puede comenzar a asociarte con la recompensa placentera.

4. Evite gritarle a tu gato: No es probable que para detener el comportamiento no deseado le grites a tu gato (o lo castigues rociándole agua), al mismo tiempo estas enseñando a tu gato a temerte. Incluso gritar en la casa aunque  no está relacionado con tu gato puede hacer que se escape. Si hay un problema de comportamiento que necesita cambiar, intenta llegar a la raíz del problema de una manera que no le cause más estrés.

5. Lleva a tu gato correctamente: Algunos gatos disfrutan de ser cargados, mientras que otros lo desprecian. Sin embargo, es posible que a tu gato le guste que lo carguen, siempre que lo hagas correctamente, de una manera que lo hagas sentir seguro.

6. Haz lo que le gusta a tu gato : ¿Le gusta a tu gato ser cepillado? Entonces esta es una actividad simple (que necesitarás estar haciendo de todos modos) para construir tu vínculo. ¿Tiene tu gato una ventana donde le encanta dormir la siesta? Haz un punto para acariciarlo mientras está descansando en su lugar favorito. También acaricialo como a él le guste, ya sea un rasguño en el cuello o movimientos largos y ligeros en su espalda. La mayoría de los gatos no disfrutan de fricciones en el vientre, aunque siempre hay excepciones.

 

 

7. Socializa a tu gatito: Un gato bien adaptado comienza como un gatito, así que si lo adoptas, asegúrate de aprovechar los primeros períodos de desarrollo para asegurarse que se convierta en un gato amigable y social .

8. Dale tiempo a tu gato solo: Si tu gato se escapa para esconderse o pasar tiempo en su cama especial, no lo persigas. Permitir que tu gato permanezca solo cuando lo desee lo ayudará a sentirse seguro. Tu gato también debe tener un lugar donde pueda esconderse de los huéspedes u otras mascotas si así lo desea.

9. Manten un hogar predecible: Si tu estilo de vida es caótico y careces de rutina, tu gato puede tener dificultades para sentirse protegido y seguro. Los gatos disfrutan de la estimulación en sus entornos, pero les gusta que sus hogares sean un lugar constante y seguro.

Con tiempo y paciencia, incluso el gatito más distante puede convertirse en tu mejor amigo. La clave es hacer  esto con pequeños pasos y repetirlos hasta que tu gato se sienta cómodo, prestando atención a sus señales y lenguaje corporal. Si tu gato se aleja, aplana sus orejas o te sube la cola, tómalo como una señal de que está enojado o temeroso y dale un poco de espacio para calmarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *