Montar a caballo a pelo es una excelente manera de desarrollar músculo y equilibrio. Es más cálido en invierno y menos engorroso si solo tiene un minuto para un paseo rápido. Montar a pelo te ayudará a saber cómo se mueve tu caballo cuando sientas que los músculos se mueven debajo de ti. En días anteriores, las personas tenían que aprender a andar a pelo porque no tenían monturas. Aprende cómo preparar a tu caballo para una sesión a caballo y señales de advertencia de que tu caballo puede ser incómodo.

 

Preparando su caballo

Tu querrás usar un caballo tranquilo y apacible con una marcha suave y una espalda sana. Los caballos con alta velocidad pueden ser incómodos para montar a pelo. Si te preocupa que se irriten, aplica un poco de vaselina en el área sensible antes de salir. Antes de comenzar, asegúrate de dominar la parada, girar, caminar, trote sentado, trote de desplazamiento y galope en la silla con y sin estribos.

Una silla ayuda a distribuir el peso en la espalda de un caballo. Sin él, tu peso descansará en un lugar más pequeño, así que asegúrate de que tu caballo esté cómodo. Es posible que deseea comenzar a montar a pelo por unos pocos minutos al día. Un buen momento es después de tu viaje. Tu caballo se calentará y tu podrás quitar la silla y andar a pelo por poco tiempo.

 

Montando el caballo a pelo

Debido a que no tendrás estribos que usar para montar, tendrás que usar un bloque de montaje o que alguien le dé una pata hacia arriba. Puedes usar un riel de cerca para montar. Pero puede ser difícil hacer que tu caballo se alinee y se quede quieto mientras se balancea precariamente en la cerca. Un bloque de montaje resistente es el más seguro. No se pare en nada frágil que pueda colapsarse al pararse sobre él. Y no alinee a tu caballo a lo largo de algo que podría tener una correa de brida o una rienda con la que podría enredarse.

Manten tu caballo cerca del monte. Si tu caballo no está alineado y listo, podrías caerte. Presta atención a las señales de tu caballo y monta solo cuando el caballo no esté en movimiento y listo para ti.

 

 

Mantener una posición cómoda

Una vez a bordo, pónte cómodo y asegúrate de que tu caballo esté cómodo. Una buena posición es la misma que en la silla. Deseas montar a pelo para mejorar tu conducción en general, no convertirte en una forma de desarrollar nuevos malos hábitos. Ten en cuenta la alineación de la oreja, el hombro, la cadera y el talón. Trata de ser liviano en su asiento para no tener un peso muerto en la espalda del caballo.

 

Comenzar con una ventaja

Que alguien guíe al caballo en un paseo. Haz que caminen hacia adelante, giren, se detengan y retrocedan para que puedan acostumbrarse a la sensación. Cuando tu y tu caballo se sientan seguros caminando mientras conducen, tome las riendas y comienza, dirije y deténgase con alguien por seguridad.

 

Forma adecuada 

Repite el procedimiento con tu caballo moviéndose tanto en una sesión como en un trote de publicación. Tu debes poder andat sin estribos o silla de montar. Mantener el equilibrio en un círculo relativamente estrecho es un poco más difícil. En la estocada concéntrate en mantener tu asiento.

Manten tus piernas largas y tacones hacia abajo. Piensa en dejar que tu peso se hunda a través de sus «cojines de asiento» y hacia abajo a través de sus patas. Manten tu asiento elástico. Mantente relajado y flexible y no olvides respirar. Contener la respiración mantiene su peso alto y no será cómodo para ti o tu caballo.

 

Mantén el equilibrio y evita confundir al caballo

Sin una silla de montar o riendas, necesitas mantenerte equilibrado y no confundir a tu caballo. Si empiezas a perder el equilibrio, no te aprietes con las piernas. Tu caballo podría entender esto como una señal para avanzar con más fuerza. Puedes usar un puñado de crines para estabilizarte al principio. Aferrarse a la melena es más seguro que usar una cuerda o correa para el cuello porque no hay posibilidad de que la melena del caballo se deslice de lado a lado.

Muchas personas tienden a inclinarse hacia atrás y dejar que sus piernas empujen hacia adelante o se encorvan hacia adelante y levantan los talones. Cualquiera de las dos tendencias erosionará tu seguridad y habilidad en general. Quieres mantenerte en equilibrio, y reclinarte demasiado significa que si tu caballo se mueve repentinamente, podrías quedarte atrás.

 

Paseos más largos

Cuando te sientas equilibrado y en control y tu caballo parezca seguro y cómodo, puedes salir por tu cuenta. Permanece en el ring o en la arena o en el pequeño paddock cercado hasta que se sienta completamente seguro en todos los aspectos. Cuando te vuelves muy bueno montando a pelo, puedes intentar andar por el sendero. Si lo haces, considera cómo volverás a subir si tiene que desmontar. Es posible que tengas que hacer un uso creativo de rocas, troncos o rieles de cercas.

Subir por pendientes empinadas puede ser un desafío sin una silla de montar. Inclínate hacia adelante para quitarte el peso del lomo del caballo y usa un puñado de crines para evitar que se deslice hacia atrás. Hagas lo que hagas, no uses las riendas para mantener el equilibrio. Eso confundirá y lastimará al caballo.

 

Consejos

No utilices almohadillas a pelo. No tienen ninguna estructura y pueden deslizarse fácilmente si se desequilibra. Las almohadillas a pelo con estribos son peligrosas y fomentan una mala posición del asiento.

Usa tu casco cada vez que se suba a su caballo, a pelo o ensillado. Usa siempre un casco para montar aprobado y calzado adecuado.

 

Problemas y comportamiento de prueba

Montar a pelo solo debe ser incómodo para un caballo que tiene dolor o incomodidad en el lugar exacto en que descansan los huesos del asiento del jinete. Es una sensación diferente a una silla de montar, por lo que es posible que tu caballo solo necesite tiempo para acostumbrarse. Si parece estar muy incómodos, examínese la espalda para ver si hay irritación o habla con un veterinario de inmediato. También querrás vigilar la espalda de tu caballo para detectar molestias después de un viaje a pelo más largo (o si es nuevo para ellos).

Finalmente, algunos jinetes y caballos no son buenos para montar a pelo. En particular, los jinetes pesados, los caballos con problemas de espalda o un caballo muy esbelto pueden querer evitar la monta a pelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *