El cáncer se define como una enfermedad maligna causada por una división celular anormal en una parte o partes del cuerpo. Esto puede manifestarse en las personas, así como en nuestras queridas mascotas.

Una de las preguntas más comunes que hacen los padres de mascotas después de un diagnóstico de cáncer es: «¿mi mascota está experimentando dolor?» La respuesta depende completamente del caso, la gravedad de la enfermedad que se ha manifestado y cómo se encuentra clínicamente ese paciente específico.

Con suerte, este artículo le proporcionará las herramientas y la información que necesita para tener una conversación informada con su veterinario u oncólogo veterinario sobre el control del dolor y la calidad de vida.

 

 

¿El cáncer causa dolor en las mascotas?

El cáncer puede causar dolor. En el campo médico, el dolor se define como cualquier sensación o estímulo que causa incomodidad o agonía. Este dolor puede localizarse en un área o manifestarse como un dolor corporal general o malestar general (piense en cuándo tuvo una gripe terrible y le duelen todas las articulaciones).

Sabemos que el cáncer puede causar la liberación de moléculas llamadas citocinas, que conducen al desarrollo de fiebre e inflamación. Además, los tumores localizados que crecen en el cuerpo o dentro de las cavidades corporales pueden causar dolor o molestias. Esto puede ser el resultado de una infiltración directa en los tejidos subyacentes. La otra sensación de dolor puede ser el dolor sordo que experimenta cuando le duele el abdomen.

Desafortunadamente, nuestros pacientes mascotas no pueden hablar con nosotros, lo que dificulta el manejo y la interpretación del dolor.

 

Medicamentos para el dolor para mascotas con cáncer

Hay varias clases de medicamentos disponibles para ayudar a aliviar las molestias temporalmente.

El medicamento más utilizado es una clase de medicamentos conocidos como medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Estos medicamentos funcionan bloqueando las moléculas en el cuerpo que pueden provocar inflamación y molestias.

Los AINE son medicamentos relativamente seguros que se han estudiado ampliamente, pero se producen efectos secundarios. Estos pueden incluir vómitos, diarrea y úlceras gástricas; Con la administración a largo plazo, los AINE pueden afectar los riñones y el hígado. Por lo tanto, se recomiendan análisis de sangre de rutina y monitoreo .

Los AINE comunes incluyen Metacam , Rimadyl , Onsior y Deramaxx . Estos medicamentos no deben combinarse con otros AINE o esteroides , y siempre debe consultar a su veterinario u oncólogo veterinario antes de la administración.

Otras clases de medicamentos incluyen aquellos para el dolor neuropático o medicamentos similares a los opioides, como Gabapentin o Tramadol . En combinación, estos medicamentos pueden causar sedación, pero en general son muy bien tolerados. Una vez más, debe consultar a un profesional veterinario antes de usar cualquiera de estos medicamentos.

Hay parches y analgésicos inyectables disponibles, pero generalmente están reservados para uso hospitalario.

En definitiva, un enfoque multimodal para el manejo del dolor es importante. Las terapias multimodales bloquean varias vías inflamatorias y de dolor, reducen efectivamente las molestias y aumentan la calidad de vida.

 

Cirugía y alivio del dolor en mascotas con cáncer

En algunos casos, la escisión quirúrgica o «reducción de volumen» de un tumor puede no prolongar la vida, pero proporcionará una mejor calidad de vida temporalmente. Esto es especialmente cierto con algunos sarcomas y otros tumores que son realmente enfermedades «quirúrgicas».

Sin embargo, uno debe considerar la morbilidad quirúrgica asociada con tal procedimiento. En otras palabras, ¿qué soportará la mascota y cómo será el proceso de recuperación? Los veterinarios tienen un dicho común: «Nunca queremos que nuestro tratamiento sea peor que la enfermedad». Sin embargo, si podemos proporcionar un alivio temporal, la cirugía puede ser una opción adecuada.

En pacientes con cáncer de hueso, la amputación se recomienda con mayor frecuencia, incluso si es puramente una medida paliativa. Cuando los tumores grandes se infectan, se ulceran o son problemáticos para un paciente, pueden ser «desacoplados» o extirpados marginalmente (dejando a sabiendas células microscópicas); Ambos procedimientos pueden proporcionar consuelo.

 

Cuidado de mascotas con cáncer

Nuestras mascotas no pueden hablarnos. Con esto en mente, es importante controlar su calidad de vida .

Haga una lista de todas las actividades y eventos que normalmente disfruta su mascota. ¿Todavía están dispuestos a dar un paseo en el automóvil? ¿Están contentos de salir a caminar normalmente? ¿Siguen disfrutando de su dieta normal o requieren más persuasión? ¿Siguen interactuando con la familia y estableciéndose contigo todas las noches, o son más reservados y se alejan?

Todas estas son preguntas importantes que pueden ayudarlo a evaluar el comportamiento de su mascota. Hacer un seguimiento de los días «buenos» y «malos» ayuda a mantener un enfoque objetivado para controlar la calidad de vida de su mascota.

Puede ayudar a promover la calidad de vida de su mascota proporcionando ropa de cama cómoda, alimentando con una dieta adecuada y bien equilibrada, y utilizando un tratamiento adecuado del dolor bajo la guía de tu veterinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *