Los gatos muerden porque es una parte importante de su comportamiento natural.

El término «agresión de juego» se usa para describir mordeduras y rasguños que ocurren durante el juego. Cuando tu gato hace esto, esencialmente te trata como a otro gato y no tiene la intención de lastimarte. La agresión fuera del juego, como cuando tu gato salta y te muerde el pie mientras caminas, es un instinto de caza.

Si bien hay diferentes razones para morder, el resultado siempre duele, por lo que es importante saber cómo desalentar el comportamiento.

 

Mordisco de gatito: lo que necesitas saber

Es importante comenzar temprano y enseñarle a su gatito los límites de juego apropiados. Tu gato solo aprende las reglas de la casa que le enseñas. Cuando los gatitos juegan juntos, aprenden lo que tolerará el otro gatito; esto es lo que está tratando de replicar.

No permitas que tu gatito muerda o se rasque durante el juego. Siempre usa un juguete en juego, nunca tus manos. Esto ayuda a establecer una distinción clara entre algo bueno para morder y algo para nunca morder.

Si te muerde, retírate de su alcance y reemplaza tu mano con un juguete apropiado. Esto se llama redirección, y es una herramienta muy valiosa para entrenar el comportamiento apropiado del gato.

Es poco probable que gritarle a tu gato logre el objetivo deseado. Es mejor redirigirla a un objeto que esté destinado a ser mordido y arañado, como un juguete de felpa.

 

 

Mordeduras de gatos adultos: consejos de entrenamiento

Un gato adulto que muerde debe aprender las lecciones del juego apropiado.

Un gato adulto puede morder debido a la falta de estimulación, como quedarse solo en casa todo el día sin juguetes y otras formas de compromiso. O un gato puede morder cuando está sobreestimulado, como cuando hay invitados en la casa o durante una tormenta eléctrica intensa.

La subestimulación es importante y fácil de abordar. Selecciona juguetes para gatos que sean atractivos para la personalidad de tu gato en particular. Por ejemplo, algunos gatos prefieren ratones de peluche que pueden arrojar, mientras que otros prefieren bolas con campanas que hacen ruido. No dejes a tu gato desatendido con una cuerda, oropel u otros objetos que pueda ingerir.

Planifica el tiempo de juego en la mañana y en la noche cuando los gatos están más activos. Reserva 10 minutos cada vez para interactuar con tu gato con un juguete especial al que solo tiene acceso durante estos momentos de juego. Esto hace que el juguete y su tiempo juntos sean especiales.

Los gatos que muerden debido a la sobreestimulación deben eliminarse de la situación. Pon al gato en una habitación trasera cuando terminen. Crea un escondite en un armario donde tu gato pueda ir a sentirse seguro y reproduce música relajante en esa habitación para bloquear los sonidos.

 

Quitar las Garras – Agresión

Quitar o extirprar las garras no impedirá que tu gato sea agresivo o juegue de manera inapropiada. En cambio, hará que sea más probable que use sus dientes para expresarse.

Es mucho más efectivo aprender a cortar las uñas de tu gato para que los rasguños sean menos dañinos. Junto con la reentrenamiento en el juego apropiado y la provisión de lugares apropiados para rascarse, tu gato aprenderá las reglas de la casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *