¡Una de las razones por las que los gatos son buenas mascotas es que son limpios! Los gatos tienen un instinto natural para enterrar sus heces, lo que los hace fácilmente entrenables para ir en una caja de arena llena de material de este tipo. A pesar de que no requieren mucha persuasión, hay maneras en las que puedes asegurarte de que tu nuevo gatito o gato más viejo aprendan a usar la caja de arena que has preparado para éllo. Sigue leyendo para saber cómo entrenar a un gato en una caja de arena.

 

Colocación

Cuando eliges dónde colocar la caja de arena de tu gato, hay algunos factores a considerar. Al igual que tu, los gatos prefieren la privacidad al usar el baño. Asegúrate de colocar la caja de arena en un lugar donde el gato se sienta seguro y algo aislado. La caja de arena también debe ser fácil para que tu gato pueda entrar y salir. Si tienes varios gatos u otras mascotas, asegúrate de no colocar la caja de arena en un lugar donde tu gato pueda acorralarse fácilmente. Siempre asegúrate de que haya un lugar para entrar y salir.

Los gatos también prefieren lugares tranquilos para excretar. No coloques la caja en un espacio ruidoso con lavadoras, secadoras u otros tipos de equipos. Tu quieres que tu gato se sienta seguro y cómodo donde coloques la caja de arena para que continúen usándola.

Si tienes una casa de varios pisos, coloca una caja de arena en cada piso. Es más probable que tu gato use la caja cuando lo necesite si no se trata de una caminata larga o de un tramo de escaleras.

 

 

Tipo de caja de arena

Para alentar a tu gato a usar una caja de arena, asegúrate de elegir siempre una que sea lo suficientemente grande para que pueda excretar y rascar fácilmente. Si tienes gatos mayores, puedes elegir una caja de arena con lados inferiores para que entrar y salir no sea difícil.

Cuando llenes la caja, usa aproximadamente dos pulgadas (5 cm.) de arena. La arena viene en muchas variedades diferentes, por lo que si no estás seguro de cuál usar, intenta colocar varias cajas con diferentes tipos para ver cuál prefiere tu gato. Una vez que sea obvio que tu gato tiene una preferencia, no cambies los tipos de arena a menos que tengas que hacerlo.

 

Mantenimiento

Mantener una caja de arena limpia es esencial para asegurarte de que tu gato continúe usándola. Si la caja de arena no se limpia con la frecuencia suficiente, tu gato puede decidir que tu cesta de ropa es una alternativa ideal.

Las cajas de arena deben limpiarse de heces al menos una vez al día. Una vez a la semana, la caja de arena se debe vaciar completamente y la caja debe limpiarse. Trata de no usar limpiadores muy perfumados, ya que el olor puede desalentar a tu gato de usar la caja.

Si tienes varios gatos, asegúrate de que cada gato tenga su propia caja de arena, luego coloca una extra. Esto evitará el hacinamiento y el comportamiento territorial.

 

Formación

Entonces, ¿cómo entrenar a un gato para usar la caja de arena?». La necesidad de defecar en un lugar y enterrar sus heces es muy fuerte, por lo que el entrenamiento de la caja de arena no debería ser difícil.

Si vas a llevar a casa un nuevo gatito, colócalo en la caja de arena para mostrarle dónde está. Toma una de sus patas y araña un poco la arena. No te desanimes si tu gatito salta de inmediato. Una vez que le hayas enseñado dónde está la caja de arena, asegúrete de colocarlo en ella al menos tres veces al día, cuando es más probable que use la caja. Por la mañana, después de jugar, después de comer y por la noche, habrá ocasiones en las que querrás dirigir a tu nuevo gatito a la caja de arena. No pasará mucho tiempo antes de que tu gatito lo descubra.

Si vas a llevar a casa a un gato más viejo, simplemente muéstrale dónde está la caja, y no pasará mucho tiempo antes de que la use regularmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *