Icono del sitio Visión Animal

Como Contrarrestar el Calentamiento en Estanques

La salud y la comodidad de tus peces dependen de mantener fresca el agua de tu estanque. Los Koi y Goldfish, por ejemplo, son peces de agua fría, prefiriendo la temperatura del agua en el rango de 68-74 F (19 a 21 C). A medida que aumenta la temperatura, especialmente por encima de los 85 F (29 C), el agua pierde su capacidad de contener oxígeno, lo que afecta gravemente la capacidad de respiración de los peces. De hecho, se estima que el 80-90% de las muertes de peces son el resultado del agotamiento del oxígeno.

Idealmente, la temperatura del agua en tu estanque variará menos de +/- 5 grados cada día. Recomendamos que  obtengas un buen termómetro de estanque y lo uses regularmente para controlar las condiciones. Ubica el termómetro fuera de la luz solar directa para obtener la lectura más precisa.

 

 

Diseña y ubica correctamente tu estanque 

Si estás planeando un nuevo estanque, o estás a punto de agregar o hacer mejoras en un estanque existente, aquí hay algunos consejos para tener éxito:

 

 

Sombrea tu estanque

La sombra es el factor más importante para enfriar tu estanque. Incluso en un día caluroso, con buena sombra, puede reducir la temperatura del agua en muchos grados lo que garantizara buenas condiciones. Para tus peces, esta diferencia de grados de agua puede ser una cuestión de vida o muerte. Puedes crear sombras con estructuras permanentes o portátiles, o con la ayuda de la naturaleza.

 

Agita el agua

La aireación reduce la temperatura del agua al aumentar la superficie del agua para que libere calor y gases tóxicos, y se enfría mediante la evaporación. También agrega oxígeno que mantiene saludable el ciclo de nitrificación. Un aireador, fuente, burbujeador o cascada agitarán, oxigenarán y enfriarán eficientemente el agua del estanque.

Aísla tu estanque. Si tu estanque está por encima del suelo, o cualquier parte del mismo, nivela el suelo hasta su borde superior, luego agrega piedras decorativas y otros elementos de jardinería. El suelo aislará el estanque de los extremos de calor y frío.

Cubre el agua. Manten tu estanque lleno en todo momento. Si las lluvias no se mantienen al ritmo de la evaporación, es importante, especialmente cuando hace calor, que intervengas para compensar la diferencia. Un estanque lleno se calienta más lentamente durante el día.

Procedimientos de enfriamiento de emergencia. Una ola de calor puede causar problemas incluso si has tomado todas las precauciones adecuadas. Si tus peces se van a la superficie y has realizado los procedimientos recomendados anteriormente, entonces debes tomar medidas inmediatas. El nivel de oxígeno puede ser muy bajo. En este punto, incluso una pequeña cantidad de enfriamiento de los siguientes procedimientos puede marcar una gran diferencia.

 

 

Tácticas de enfriamiento a evitar

Tus peces son una inversión importante y una gran fuente de placer. Con su cuidado, disfrutarán del clima cálido del verano tanto como tu.

Salir de la versión móvil