Un perro con sobrepeso puede parecer una dolencia leve al principio, pero si no se controla, el aumento de peso no saludable puede provocar problemas de salud mucho más graves, como artritis, enfermedades cardíacas, dificultades respiratorias, diabetes y cáncer de vejiga.

Si le preocupa que su compañero canino se esté convirtiendo en un perro obeso, no espere a que el problema se corrija solo. Llévalos al veterinario para obtener consejos sobre cómo ayudar a un perro a perder peso.

Antes de eso, es útil comprender qué está causando que su compañero aumente de peso.

Causas comunes del aumento de peso en perros

Hay muchas causas fácilmente identificables del aumento de peso en los perros, que incluyen, entre otras:

Sobrealimentación

Los perros con acceso ilimitado a la comida tienen un mayor riesgo de tener sobrepeso, lo que lleva a la creación de células grasas que permanecen con su perro de por vida.

Hábitos Alimentarios

Alimentar a tu perro con sobras de la mesa y alimentos humanos puede provocar obesidad.

Golosinas

Las golosinas para perros solo deben representar el 10% de su dieta general, no deben usarse como sustituto de una comida saludable.

Falta ejercicio

Las mascotas que no pueden (o no están interesadas) en hacer ejercicio tienen una mayor probabilidad de tener sobrepeso.

Edad

Los perros mayores con músculos y articulaciones rígidos son menos activos y propensos a aumentar de peso.

Castración

Los perros esterilizados o castrados tienen un mayor riesgo de aumentar de peso si continúan consumiendo comidas ricas en energía cuando su necesidad de energía es menor.

Claves para afrontar la pérdida de peso de tu perro

Proporcionar una dieta equilibrada.

Junto con el ejercicio, una  dieta baja en grasas y calorías  puede ayudar a su perro a mantenerse en forma por más tiempo. La fibra también juega un papel importante en la nutrición adecuada, ya que reduce la densidad calórica de los alimentos, al mismo tiempo que proporciona el sustento para mantener a su perro satisfecho.

Si su perro tiene antecedentes de engordar, la fluctuación de peso puede volverse más común. Para mantener su peso estable, fomente una dieta equilibrada, establezca una rutina de ejercicios y llévelos a controles regulares.

Involúcrelos en el ejercicio

Proporcionar una manera para que su cachorro o perro haga ejercicio de manera constante es clave, tanto para estimular su mente como para mantener un peso saludable. Al establecer una rutina de ejercicios para perros, su perro aceptará la estructura adicional y el juego que viene con una sesión de ejercicio.

Tenga en cuenta que los cachorros pueden cansarse fácilmente. Incluso si su cachorro no parece cansado, es importante tener un punto de parada. Las sesiones de ejercicio para perros deben ser cortas; alrededor de una o dos veces al día durante 15 a 30 minutos es ideal. Además, cuando se entrena para el ejercicio, la repetición y la paciencia son claves; dale a tu cachorro mucho tiempo y oportunidades para aprender acciones específicas.

Por Dr. Elias Forest

Egresado de la UNAM en 1985, con maestría en Ciencias Veterinarias. Actualmente Jefe del Departamento de Medicina, Reproducción, Etología, Nutrición y Zoología en Tamaulipas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.