Una dieta adecuada es esencial para la buena salud de tu rata. Las ratas son omnívoras, lo que significa que comen material vegetal y animal. Por favor, no trates de convertir a tus ratas en vegetarianas. Necesitan proteína animal, y no pueden vivir con proteína vegetal sola. A las ratas les encanta la comida en general y comerán casi cualquier cosa que pongan enfrente de ellas, saboreando cada bocado. Parecen comer cuando están aburridos, incluso cuando están enfermos o simplemente por algo que hacer. A las ratas les encanta la comida chatarra como a nosotros. Trata de mantener su dieta lo más saludable posible. Mantenla alejada del azúcar. Hay muchas golosinas saludables que puedes ofrecer a tus ratas. Comer lo mismo todos los días también puede volverse aburrido, así como lo es para las personas. Espero poder darte algunas ideas sobre cómo agregar algo de variedad en su dieta, al mismo tiempo que las mantienes sanas al mismo tiempo.

 

rata

 

Alimentos para ratas

La mayoría de los alimentos comerciales para ratas no son saludables y no deben ser usados para las ratas. La mayoría contienen aditivos dañinos, residuos de alimentos y conservantes químicos. Algunos contienen granos enteros de maíz que incluso podría contener hongos y moho, semillas pequeñas y también pellets de alfalfa que son difíciles de digerir para las ratas y por lo general no les importa de ninguna manera. Se sabe que algunos conejos desarrollan una afección llamada «lodo» si reciben demasiada alfalfa.

Las ratas deben alimentarse con un buen «bloque de laboratorio», no con comida para perros o gatos. Los bloques de laboratorio son una dieta nutricional completa que cumple con los requisitos nutricionales de las ratas. Las verduras y frutas variadas se deben proporcionar como mínimo 3 veces por semana. Los bloques de laboratorio son alimentos duros hechos especialmente para ratas. Por lo general, puede encontrarlos en la mayoría de las tiendas de mascotas o tiendas de alimentos. Los bloques de laboratorio, como Harlan Teklad, Hagen Nutri-blocks, Oxbow o Mazuri, deberían ser el alimento principal de la dieta de la rata. También evitan que sus dientes crezcan demasiado.

 

Proteínas

Ahora debes intentar mantener los niveles de proteína dentro de los límites saludables. El rango de proteína debe ser de alrededor del 16 al 18 por ciento. Las embarazadas o lactantes, así como los bebés de hasta 13 semanas de edad pueden recibir una mayor proporción de proteínas. Si las ratas son alimentadas con demasiada proteína, esto puede conducir a costras de proteínas, así como a exceso de grasa de aspecto anaranjado en la piel de los machos.

Si notas que tus machos tienen demasiada grasa y le quitan su belleza natural, debes reducir el nivel de proteína en la dieta. Intenta agregar más granos y pasta a su dieta y bañarlos en detergente para platos antibacteriano Palmolive o Sunlight que también ayudará a cortar esta grasa.

 

Granos y verduras

Las ratas también reciben una mezcla de granos que incluye pero no se limita a:

  • Giros secos de pasta de vegetales (remolacha, espinaca, tomate, zanahoria y calabaza)
  • 3/4 guisantes verdes mezclados con 1/4 guisantes amarillos
  • Avena natural
  • «Cheerios», «Rice Krispies» y cereales de salvado de maíz
  • Semillas de calabaza – crudas, sin sal
  • Arándanos seco
  • Las frutas frescas pueden incluir pero no están limitadas a: fresas, frambuesas (sin semillas), plátanos y manzanas (esta ultima solo para las hembras, lo que ayuda a proteger contra el cáncer, NO PARA LAS RATAS MACHOS)

No alimentes con la piel de aguacates.

 

rata

 

Verduras

Las verduras frescas incluyen pero no se limitan a:

  • Hojas de mostaza
  • Col rizada
  • Lechuga romana
  • Espinacas
  • Pepino
  • Brotes de alfalfa
  • Calabacín y calabaza
  • Espárragos
  • Brócoli, coliflor y coles de Bruselas
  • Zanahorias
  • Apio
  • Hinojo
  • Papa
  • y a veces cocido maíz en la mazorca

Demasiada fruta o forraje puede provocar diarrea. Algunos vegetales como los espárragos, el brócoli y la coliflor pueden causar gases, por lo que debes alimentarlas con ello con moderación.

 

Delicias ocasionales

  • Queso
  • Comida para bebé
  • Cereal de bebé mezclado
  • Huesos de pollo
  • Galletas para perro
  • Leche de soja
  • Palitos de pescado
  • Arroz cocido y pasta
  • Yogur cultivado en levadura activa (contiene buenas bacterias que ayudan a la digestión)

 

Fuentes enteras de proteínas:

  • Pollo
  • Carne de vaca
  • Atún
  • Salmón
  • Ostras
  • Camarón
  • Hígado

 

Con qué NO alimentar:

  • Demasiado queso (usa un poquito como regalo)
  • Demasiada mantequilla de maní puede hacer que una rata se ahogue y no puedan vomitar. Carecen de los músculos necesarios que les permitan hacerlo.
  • Maíz seco (puede causar cáncer de hígado)
  • Lechuga (llena de agua y no tiene valor nutricional)
  • Jugo de naranja o cáscara de naranja (esto causa cáncer en las ratas macho, aunque protege contra los tumores mamarios en las hembras).
  • Aderezo de queso azul (¡tóxico!)
  • Regaliz, ruibarbo, repollo rojo y alcachofas (provoca gas)
  • plátano crudo, pieles de papa, papas verdes o almidonadas (provocan lento transito intestinal)
  • Las semillas de amapola pueden causar daño neurológico y algunas veces la muerte
  • «Comida chatarra» (chips, productos de comida rápida y ten cuidado con los alimentos tipo buffet con conservantes en ellos)
  • Exceso de dulces y / o chocolate. Una astilla de chocolate, por ejemplo, está bien y a menudo actúa como un broncodilatador que ayuda a las ratas con problemas respiratorios.

 

Consejo

Espero que esta información te sea útil para decidir como alimentar a tu rata. Recuerda consultar a tu veterinario para determinar el cuidado adecuado de tu mascota. Esta lista solo pretende ser una referencia general; no debe reemplazar el consejo de tu veterinario.

 

Comida y agua

Los alimentos de buena calidad, el agua fresca y limpia deben estar disponibles en todo momento. Se debe preferir los pellets molidos o bloques de laboratorio. Estos alimentos están disponibles en tiendas de alimentos, tiendas de mascotas y proveedores. No se recomiendan las dietas para roedores que contienen semillas y nueces porque contienen demasiadas grasas y aceites, proporcionan ademas niveles de proteína inadecuados, no están necesariamente equilibradas y pueden causar obesidad en las ratas.

 

Dietas y comida chatarra

Desafortunadamente, al igual que nuestra propia comida chatarra, los propietarios ven coloridas cajas de comida y suplementos en las tiendas de mascotas   y los adquieren. Entre estos piensos se incluyen mezclas de semillas con gránulos de vitaminas y minerales (a menudo ignorados por la mascota), cubos de heno, alimentos con pellets, dietas completas, bloques de sal, trozos de madera masticable y una variedad de alimentos  que atraen al comprador desprevenido porque esas golosinas se asemejan a los bocadillos preferidos por los dueños de mascotas. De la mayoría de los alimentos para roedores disponibles, solo las dietas completas (con al menos 16 por ciento de proteína de calidad) se usan como dietas principales.

Las dietas convencionales para animales de compañía (ingredientes naturales) producidas por compañías acreditadas generalmente contienen componentes nutricionales equilibrados adecuados, pero incluso esas dietas pueden verse alteradas por la humedad, el calor, la oxidación y la contaminación de alimañas. Las dietas compuestas por algun rpopietario, por otro lado, son más propensas que los productos comerciales a carecer de ciertos nutrientes, a desequilibrarse o a estar contaminados con bacterias o moho. La comida de pellets implica calor, humedad, aglutinante, aire caliente seco y compresión en un molde en forma. Esta forma generalmente es bien recibida por los roedores lo suficientemente viejos como para roer los pellets duros y se forma polvo. Los polvos y las comidas se desperdician: el polvo puede acumularse alrededor de la boca y en la nariz y predisponer a una mascota a problemas médicos.

 

Restos de comida

Se pueden ofrecer restos de mesa y alimentos alternativos, pero estos deben limitarse a productos saludables como pan de trigo integral, yogur sin grasa, frutas y verduras frescas, ademas de fuentes de proteínas magras como atún, pollo, etc. No deben exceder el 15% de lo que la mascota consume diariamente. Si se siguen las recomendaciones de alimentación anteriores, la desnutrición y los problemas relacionados son muy poco probables entre los roedores mascotas. Las vitaminas y los bloques de sal son generalmente innecesarios si se sigue una buena dieta saludable. Se deben evitar los alimentos ricos en grasa y altos en grasas.

 

rata

 

Comida seca y agua

Su comida seca se puede colgar en un dispensador de alimentos o poner en un plato de cerámica pesada que no se vuelque. Esto evita las pocas oportunidades de contaminación fecal (heces) y orina de los alimentos. El agua dulce debe estar siempre disponible y  libre de contaminación al proporcionarla en botellas de agua. Los tubos pueden obstruirse con restos de alimentos, por lo que deben revisarse a diario. El tubo debe ser accesible para el roedor más pequeño dentro del recinto. Antes de que las ratas recién nacidas se destetan por completo, comienzan a beber agua y comer pellets, por lo que estos elementos esenciales deben ser accesibles para ellos en este momento. Muchas muertes de roedores bebés se deben a la inanición y la deshidratación. Al igual que los bebés humanos, necesitan alimentarse más a menudo.

El consumo de alimentos varía con la calidad de los alimentos ofrecidos, la edad, la salud y el estado de cría del individuo, la temperatura ambiental y la hora del día. Las ratas tienden a comer más por la noche, pero la alimentación durante el día también es común. El agua se proporciona mejor en botellas con tubos metálicos. Se pueden colgar en las jaulas y son muy buenos para quedarse ademas de fáciles de limpiar.

Tener agua fresca disponible a diario es fundamental, ya que muchos de los roedores que se presentan como «enfermos» están deshidratados.

Sigue estos consejos y recuerda que si observas algún cambio de actitud o síntoma acude siempre a tu veterinario.

Por Dr. Elias Forest

Egresado de la UNAM en 1985, con maestría en Ciencias Veterinarias. Actualmente Jefe del Departamento de Medicina, Reproducción, Etología, Nutrición y Zoología en Tamaulipas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *