Icono del sitio Visión Animal

Alergias de la piel del gato

Los gatos, al igual que los perros, pueden sufrir enfermedades de la piel causadas por alergias. Las alergias a la piel de los gatos pueden causar picazón y dolor intensos en los gatos.

Encontrar el origen de la alergia es fundamental para ayudar a que la piel de tu gato sane y aliviar sus molestias. Y una vez que se encuentra la fuente de la alergia, es importante continuar controlando la alergia de su gato para ayudar a prevenir que la enfermedad de la piel regrese.

Signos de una alergia cutánea en gatos

Los signos más comunes de alergias en la piel de los gatos son:

A veces, los gatos también tendrán infecciones de oído , por lo que pueden rascarse mucho las orejas, tener restos negros en las orejas o sacudir la cabeza. Estos gatos a veces se sentirán extremadamente incómodos o con dolor. Su piel puede contraerse, o pueden silbar, gruñir o alejarse cuando los acaricias o intentas acariciarlos.

¿Qué causa las alergias en la piel de los gatos?

Una alergia en su raíz es causada por la reacción inapropiada del sistema inmunológico a cosas que no son virus o bacterias. Cuando tu gato tiene una alergia, su sistema inmunitario piensa que una proteína benigna es un virus o un parásito que intenta atacarlo, lo que provoca una inflamación.

Hay tres factores desencadenantes de las alergias cutáneas en los gatos:

Muchos gatos que acuden al veterinario por problemas en la piel pueden tener ácaros u hongos de la tiña como causa de su enfermedad, por lo que su veterinario puede recomendar pruebas para descartarlos.

Muchos gatos también tienen infecciones bacterianas en la piel por dañarla constantemente, lo que retrasará la curación. Su veterinario puede recomendar pruebas para detectar infecciones y, de ser así, tratará a su gato con antibióticos.

Dermatitis alérgica por pulgas de gato

Una alergia a las pulgas se desencadena por una reacción a la saliva de una pulga. Los gatos que viven exclusivamente en el interior son tan susceptibles a las pulgas como los gatos que salen al aire libre porque las pulgas pueden vivir en cualquier parte del medio ambiente.

Si actualmente está utilizando la prevención de pulgas en su gato y su veterinario no puede encontrar ningún signo de pulgas, eso sugeriría que su gato es alérgico a un alimento o algo en el medio ambiente.

Alergias a los alimentos para gatos

La mayoría de los gatos alérgicos a los alimentos son alérgicos a la proteína del alimento, no a la fuente de granos. Esto significa que el maíz y el trigo no suelen ser un problema para los gatos. Las alergias alimentarias más comunes en los gatos son al pollo y al pescado.

Alergias Ambientales

Las alergias ambientales comúnmente son provocadas por pólenes, mohos, esporas de polvo y caspa. Todas estas son sustancias que se pueden encontrar en el suelo y en el aire. Comúnmente llamamos a una alergia a sustancias en el medio ambiente «dermatitis atópica».

¿Cómo se trata la dermatitis del gato?

El tratamiento de las alergias en la piel de los gatos implica varios pasos: aliviar la picazón, reducir la inflamación, tratar las infecciones bacterianas y encontrar la causa.

Reducir la inflamación y calmar la picazón

Todos los gatos que sufren de enfermedades alérgicas de la piel tienen mucha picazón. En la primera visita, su veterinario puede recetarle corticosteroides, como la prednisona, para aliviar la picazón y la inflamación en la piel.

Para todas las enfermedades de la piel, bañar a tu gato puede ayudar a reducir la inflamación y calmar su piel. Dado que a la mayoría de los gatos no les gustan los baños, es posible que desee probar un producto como una mousse o un champú seco para gatos que pueda limpiar a su gato y evitar el agua. Pida a su veterinario que le recomiende el producto adecuado para su gato.

tratar infecciones bacterianas

Muchos gatos también sufren infecciones bacterianas secundarias, por lo que a menudo recibirán antibióticos para tratar la infección. Su veterinario también puede recomendarle que coloque un collar isabelino en su gato para evitar que se rasque la cara o se acicale demasiado.

Encuentra la causa de las alergias en la piel de tu gato

Si solo trata la picazón, las costras y las infecciones sin saber qué causó las alergias en la piel de su gato, terminará nuevamente en la oficina del veterinario. Descubrir la causa y luego tratar la afección subyacente es la clave para romper el ciclo.

¿Cómo determina su veterinario la causa de las alergias en la piel de su gato? 

Es importante tener en cuenta que descubrir la causa de la alergia en la piel de su gato requerirá varias visitas a su veterinario. Por lo general, su veterinario querrá ver a su gato cada dos o tres semanas hasta que se mejore. Estos son los pasos que tomará su veterinario para determinar por qué su gato tiene alergias en la piel.

Comprobación de signos de alergias a las pulgas

Las alergias a las pulgas son bastante comunes en los gatos. Su veterinario revisará a su gato en busca de pulgas en la cita. Curiosamente, debido a que los gatos alérgicos se cepillan demasiado, pueden eliminar todas o la mayoría de las pulgas presentes, por lo que es posible que su veterinario no vea ninguna pulga en su gato. Pero el hecho de que las pulgas no se vean no significa que no sean la causa de la enfermedad de la piel de su gato.

Su veterinario le preguntará si está utilizando la prevención mensual de pulgas. Si no lo eres, te recomendarán un producto que aplicarás en la piel de tu gato mensualmente. Usar una prevención eficaz contra las pulgas y evaluar la respuesta de su gato ayudará a determinar si su gato es alérgico a las pulgas.

Es especialmente importante usar una prevención de pulgas recomendada por un veterinario todos los meses para controlar las pulgas. Esto no solo tratará y prevendrá las alergias a las pulgas de un gato, sino que también reducirá la picazón causada por las pulgas.

Pruebas de alergias a los alimentos para gatos

Si su gato todavía tiene picazón después de tratar su infección y usar un preventivo mensual contra pulgas, el siguiente paso es realizar una prueba de alergia alimentaria. A diferencia de las personas, no existe un análisis de sangre para las alergias alimentarias en los gatos. Para determinar si su gato es alérgico a los alimentos, su veterinario le recetará una dieta rica en proteínas o una dieta hipoalergénica.

Para diagnosticar una alergia alimentaria, su gato deberá seguir la dieta prescrita durante un mínimo de dos meses sin comer nada más que esa dieta. Si la prueba de la dieta es efectiva, el siguiente paso es agregar una nueva fuente de proteínas a la comida durante una o dos semanas.

Si no hay reacción, podemos asumir que la proteína no está causando la alergia; si hay una reacción, sabemos que tu gato es alérgico a esa proteína y debe evitarse. Ocasionalmente, algunos gatos deben seguir la dieta recetada de por vida para controlar su alergia alimentaria.

Manejo de la dermatitis atópica en gatos

La dermatitis atópica (alergias ambientales) es un diagnóstico de exclusión. Esto significa que su gato ha estado constantemente tomando preventivos contra las pulgas, ha completado una prueba de alimentos y todavía tiene mucha picazón. En este punto, las opciones de tratamiento incluyen:

corticosteroides

Los corticosteroides son antiinflamatorios, lo que significa que reducen la inflamación asociada con las alergias en la piel de los gatos. Los corticosteroides de uso común son la prednisolona y la triamcinolona.

Los posibles efectos secundarios incluyen aumento de la sed y lesión renal. En los gatos, los corticosteroides suelen ser bastante seguros, pero deben usarse en una dosis lo más baja posible mientras se controla la enfermedad de la piel de su gato.

atópico

Atopica, también llamada ciclosporina, suprime las células del sistema inmunitario asociadas con las alergias, por lo que hay menos inflamación. Los posibles efectos secundarios de la ciclosporina son malestar estomacal y diarrea, pero generalmente se considera seguro en los gatos.

Vacunas contra la alergia

La última posibilidad para la dermatitis atópica es la inmunoterapia o vacunas contra la alergia. La inmunoterapia significa que estamos tratando de cambiar la forma en que el sistema inmunitario ve los antígenos (las proteínas que provocan una reacción inmunitaria) para que ya no reaccione.

Esto comienza con un análisis de sangre o de piel para determinar exactamente a qué antígenos ambientales está reaccionando su gato. Una vez que la prueba ha demostrado a qué es alérgico tu gato, un laboratorio hace un suero de los antígenos.

Le darás a tu gato una vacuna contra la alergia varias veces a la semana. El objetivo es vacunar a su gato contra los antígenos a los que reacciona. La inmunoterapia toma alrededor de un año para ver qué tan efectiva será la terapia.

Es importante tener en cuenta que no existen curas para las enfermedades alérgicas de la piel y que muchos gatos tienen múltiples alergias. Todas las terapias asociadas con las alergias en gatos están destinadas a controlar y manejar la cantidad de inflamación causada por la alergia, así como a prevenir infecciones y molestias.

Salir de la versión móvil