El xilitol es un endulzante se usa actualmente para endulzar algunos dulces y alimentos procesados, y a diferencia del azúcar es bueno para los dientes. Dada la creciente popularidad de los alimentos sin azúcar, es probable que haya oído hablar del xilitol. Si bien este edulcorante artificial ofrece muchos beneficios para la salud a los humanos, es altamente tóxico y potencialmente mortal para las mascotas. Las investigaciones indican que la toxicidad por xilitol en animales puede ocurrir en dosis muy bajas, a veces menos de un chicle.

Al ingerirlo, el xilitol puede causar una caída severa en los niveles de azúcar en la sangre de tu mascota. En los perros, el xilitol estimula el páncreas para segregar cantidades excesivas de insulina, lo que causa la hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre). Los signos clínicos pueden incluir vómitos, letargo, debilidad, falta de coordinación o tropiezo, contracciones musculares, comportamiento desorientado y convulsiones. Dependiendo de la cantidad ingerida, los animales pueden incluso sufrir daño hepático potencialmente mortal.

Como la mayoría de las toxinas, los efectos del xilitol dependen de la dosis y pueden tratarse con éxito si se detectan temprano. Si sospechas ingestión, busca atención veterinaria de inmediato, sin demora. La intervención rápida es crucial para la recuperación.

Ser proactivo es clave para proteger a tus mascotas: ¡lo que es dulce para nosotros, en este caso, no lo es para ellos! Aquí hay algunos productos de consumo comunes donde el xilitol puede estar escondido.

 

1. Caramelos y chicles sin azúcar

La goma es notoria por contener xilitol. Las cantidades difieren de una marca a otra, pero en algunos casos, una barra de chicle sin azúcar puede ser letal. Mentas, dulces y chocolate contienen la sustancia también. Nunca dejes que tu mascota tenga acceso a estos productos.

 

2. Productos dentales

El xilitol se usa ampliamente en productos de higiene dental que incluyen tiras para el aliento, pastas dentales, aerosoles nasales, mentas, enjuagues bucales y aerosoles para respirar. Al cuidar los dientes de tu mascota, es importante usar solo productos específicamente formulados para usar con animales . Manten todos los productos fuera del alcance de las mascotas, quienes pueden verse tentados a probar.

 

3. Medicamentos recetados y de venta libre

Es posible que tu veterinario te brinde una receta que hayas surtido en una farmacia humana o que recomiende un suplemento de venta libre para tu perro o gato. Existen muchos medicamentos y suplementos para el consumo humano que también son beneficiosos para las mascotas; sin embargo, algunos de estos productos de uso humano contienen xilitol. La melatonina, los antiácidos, la gabapentina, los suplementos de omega-3 y omega-6 y los aceites de pescado se encuentran entre los productos más recetados que pueden contener xilitol. Las pastillas para dormir, los ablandadores de heces, el magnesio y las vitaminas también pueden contener la sustancia. Solo administra los medicamentos recetados por tu veterinario y verifica los ingredientes con el farmacéutico si los compra en una farmacia humana. Siempre manten todos los medicamentos fuera del alcance de tu mascota.

 

 

4. Productos horneados y otros alimentos

Los productos alimenticios a base de xilitol son útiles para aquellos que esperan minimizar la ingesta diaria de azúcar. En las personas, algunas investigaciones concluyen que no hay un efecto negativo sobre el azúcar en la sangre, la resistencia a la insulina, el peso o los niveles de lípidos. El xilitol se puede encontrar en forma cruda para hornear y cocinar, que se utiliza en lugar del azúcar. También se puede encontrar en productos precocinados, productos lácteos, condimentos, mermeladas, jarabes, miel, helados, yogures, proteínas en polvo y barras, paquetes de saborizantes de agua, calabaza enlatada y muchas mantequillas de nueces, incluida la mantequilla de maní.

Muchos padres de mascotas usan mantequilla de maní para la administración de medicamentos o como un tratamiento, y la calabaza enlatada a menudo se usa para ayudar en la digestión. Si alimentas con estos productos a tu mascota, es imprescindible comprar una marca sin xilitol. Manten todos los alimentos que contienen xilitol fuera del alcance de tus mascotas.

 

5. Productos de Salud y Belleza

Nunca se sabe lo que un perro puede encontrar sabroso. Por esta razón, ten en cuenta que el xilitol se puede encontrar en brillos y tintes de labios, champús, bases, limpiadores y filtros solares. El xilitol también se ha introducido en algunos lubricantes personales, toallitas para biberones y chupetes y productos femeninos. Por lo general, se encuentra en dosis más bajas en estos productos que en los alimentos y, por lo tanto, es menos tóxico.

 

6. Productos comestibles y CBD

La marihuana se ha legalizado recientemente en una multitud de estados y países. Si vives en uno de estos y tienes productos comestibles en tu hogar, ten en cuenta que pueden contener xilitol. Las golosinas o tinturas que contienen cannabidiol, una sustancia que se encuentra en el cannabis comúnmente conocida como “CDB”, a veces se comercializan para mascotas y no deben contener xilitol. Sin embargo, siempre consulta con tu veterinario antes de usar cualquier producto de CBD para tu mascota.

 

Una palabra sobre nuestros amigos felinos

No hay mucha investigación disponible sobre los gatos y el xilitol. Algunos especulan que los gatos son simplemente más exigentes con lo que comen y por lo tanto, tienen menos probabilidades de estar expuestos. Alternativamente, la falta de casos confirmados de xilitol toxicosis en gatos puede tener algo que ver con su metabolismo. Sin embargo, como hemos visto con los perros, la exposición al xilitol puede ser mortal, por lo que la recomendación sigue siendo mantener el xilitol fuera del alcance de todos los amigos peludos, incluidos los gatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *