¿Sabía que tu mascota podría ser alérgica a todo, desde sus propias camas hasta tus otras mascotas? Desafortunadamente, descubrir qué podría estar causando alergias en tu perro o gato puede ser un proceso largo y particularmente difícil cuando se trata de alérgenos domésticos.

Posibles desencadenantes del hogar para las alergias de su mascota

Aquí hay seis causas inesperadas de alergias domésticas a las mascotas y cómo determinar si tu perro o gato está reaccionando a ellas.

 

1. Ácaros del polvo

Las alergias a los ácaros del polvo son más comunes de lo que piensas. De hecho, los ácaros del polvo , el moho y el polen son los tres alérgenos principales en el aire a los que las mascotas son susceptibles.

Si bien cada mascota puede responder de manera diferente, y con diferentes niveles de severidad, a los ácaros del polvo, la mayoría de las mascotas demostrarán alergias a los ácaros del polvo a través de su piel.

Pueden causar picazón, la piel puede enrojecerse e inflamarse, y finalmente pueden sufrir dermatitis.

A menos que lo laves regularmente, la cama de tu perro puede desencadenar una reacción alérgica . Las almohadas, la ropa de cama y las alfombras son fuentes frecuentes de ácaros del polvo, así como áreas difíciles de limpiar debajo de los sofás o camas.

 

2. Relleno De Cama Para Perro

Ciertos materiales y telas en la cama de tu mascota pueden causar una reacción alérgica, pero es más probable que los ácaros del polvo causen que su mascota tenga una reacción alérgica.

Hay camas hipoalergénicas en el mercado, pero independientemente del tipo de cama que use tu mascota, es importante lavarla con frecuencia para eliminar los ácaros del polvo y eliminar la piel muerta de la cama.

Si eso no ayuda, se recomienda verificar si la cama está hecha con lana, plumón o materiales a base de plumas, ya que es más probable que causen problemas alérgicos.

También he visto animales que tienen alergias de contacto a la lana, que se encuentran en las alfombras o, a veces, en la ropa de cama.

100 por ciento de algodón es mucho menos probable que cause una reacción alérgica.

 

3. Otras mascotas

Tu mascota puede ser alérgica a los nuevos animales que se introducen en el hogar. Las mascotas pueden ser alérgicas a un nuevo animal y, al igual que las personas, pueden desarrollar alergias a la caspa en cualquier momento de sus vidas.

Si bien esto no es una alergia común, sucede y podría ser algo a tener en cuenta si parece que no puede encontrar otras causas de la alergia de su mascota.

Por lo general, las mascotas alérgicas tienen reacciones a más de una cosa en el medio ambiente, por lo que es mejor hablar con su veterinario para encontrar la fuente de la reacción alérgica antes de llegar a la conclusión de que otra mascota es la causa.

 

4. Irritantes químicos de la piel

La dermatitis de contacto puede ser causada por muchas cosas, y los limpiadores domésticos ocupan un lugar destacado en la lista.

Esta es una buena razón para usar limpiadores totalmente naturales, ya que es menos probable que causen dermatitis de contacto.

Además de los limpiadores abrasivos, también debe tener cuidado con los champús, detergentes, jabones y aerosoles para el cabello como posibles contribuyentes a las alergias a las mascotas.

Algunos detergentes para la ropa y jabones pueden hacer que las telas sean más irritantes y, por lo tanto, generar una respuesta alérgica, así que busque detergentes orgánicos sin perfume que estén libres de colorantes y perfumes para lavar cualquier cosa sobre la que duerma su mascota.

El problema con la dermatitis de contacto es que la causa del problema puede ser muy difícil de determinar, ya que la cantidad de productos utilizados en muchos hogares es bastante grande.

Una de las causas más sorprendentes pero frecuentes de dermatitis de contacto se observa en los perros que descansan junto a la piscina o nadan. La exposición al agua de la piscina tratada con cloro con el tiempo puede causar una reacción alérgica.

 

 

5. Plantas de interior

Hay muchas plantas de interior y exterior que podrían desencadenar una reacción alérgica en el aire o por contacto en tu mascota. Cualquier planta de interior con flores tiene el potencial de causar que las mascotas tengan una reacción alérgica. Los síntomas generalmente ocurren estacionalmente y se presentan como picazón en la piel, aseo excesivo, erupciones cutáneas, estornudos y secreción ocular.

No importa qué tipo de plantas de interior tengas, ten en cuenta que la tierra para macetas puede albergar moho, lo que también puede causar alergias en su mascota. Para evitar el moho en el suelo, no riegues en exceso tus plantas y manténlas en una habitación bien iluminada y ventilada.

 

6. Fumar

Las mascotas, especialmente los gatos, pueden ser muy sensibles al humo, ya que es un irritante respiratorio. El humo de cualquier tipo puede causar problemas, incluido el humo de la cocina.

Las mascotas que viven en hogares con personas que fuman cigarrillos tienen más probabilidades de desarrollar dermatitis atópica, una reacción alérgica que causa picazón en la piel. Algunas mascotas pueden sufrir de asma al inhalar los químicos e irritantes.

Otros signos de que tu mascota podría estar teniendo una reacción alérgica al humo incluyen falta de aliento, ojos llorosos, estornudos o dificultad para respirar. Si sospechas que tu mascota es alérgica o muestra signos de dificultad para respirar, habla con tu veterinario de inmediato.

 

Cómo determinar qué está causando la reacción alérgica

Si crees que tu compañero peludo está teniendo una reacción alérgica a algo en su hogar, siempre puede hacer una prueba de eliminación. Trate de pensar en algo nuevo en el hogar, como un nuevo detergente para la ropa, un ambientador o un producto de limpieza.

Si no has agregado ningún alérgeno potencial últimamente, se recomienda eliminar tantos alérgenos o irritantes posibles como sea posible y ver si su mascota mejora. Entonces, podría agregar cosas lentamente de nuevo y monitorear.

 

Minimizando los alérgenos en su hogar

Además de eliminar los productos que podrían causar alergias a las mascotas, el mejor consejo es limpiar a fondo, lavar la ropa de cama con frecuencia y limpiar con materiales totalmente naturales. Además, un filtro HEPA puede ayudar a extraer el polvo y el polen del aire.

Aspirar con frecuencia usando una aspiradora de alta succión y desinfectar superficies regularmente también es imprescindible si comparte su hogar con una mascota alérgica.

Cambiar los filtros del horno mensualmente, evitar las mantas de lana en el hogar y agregar purificadores de aire enchufables en cada habitación también puede ser muy efectivo.

Asegúrate de hablar con tu veterinario sobre las alergias de tu mascota y lo que podría estar causándolas. Tu veterinario puede brindarte una guía más detallada y puede recomendarle opciones de tratamiento y manejo.

Por Dr. Elias Forest

Egresado de la UNAM en 1985, con maestría en Ciencias Veterinarias. Actualmente Jefe del Departamento de Medicina, Reproducción, Etología, Nutrición y Zoología en Tamaulipas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.