“¿Por qué no pueden simplemente llevarse bien?”. Esta es la pregunta que muchos dueños de mascotas se hacen cada vez que se desata el caos entre los miembros de su familia peluda. Y no es de extrañar, ya que poder equilibrar con éxito las personalidades de diferentes felinos puede ser una tarea abrumadora.

Hay una serie de elementos que deben tenerse en cuenta para abordar esta situación de manera efectiva, como la cantidad de gatos, el espacio disponible, sus necesidades dietéticas individuales y su temperamento.

Con todo esto en mente, aquí hay algunos consejos que te ayudarán a mantener el orden en un hogar con varios gatos:

Requisitos de espacio y recursos

Idealmente, cada gato debe tener una «zona segura» designada, donde pueda disfrutar de su espacio personal y no ser molestado. También se recomienda asegurarse de tener suficiente espacio en su hogar si, por algún motivo, necesita separar a sus gatos por un período de tiempo.

A muchos gatos les gusta sentarse o dormir la siesta en lugares elevados, como en el alféizar de la ventana, en la parte superior del sofá o en un árbol para gatos. Esté atento para asegurarse de que sus gatos no se vuelvan territoriales en estos sitios. Si este es el caso, es posible que deba encontrar un árbol para gatos adicional o eliminar la ubicación «codiciada» de la ecuación.

Los gatos también pueden sentirse seguros en espacios más cerrados, como en una caja de cartón, en camas cubiertas para gatos o en una jaula con la puerta abierta.

Los juguetes, los postes para rascar (tanto horizontales como verticales) y los juegos interactivos deben estar en abundancia. Tenga en cuenta que los gatos activos ejercerán más energía cuando estén jugando, lo que los dejará con menos energía para pelear con sus hermanos u otros miembros de la casa.

Cajas de arena

La regla general es tener la misma cantidad de cajas de arena que gatos en el hogar, más una extra. De esta manera, todos los gatos tienen opciones para marcar una caja de arena como propia, rotar su elección de caja de arena o usar una caja de arena para orinar y otra para defecar.

Además de reducir las peleas por una caja de arena en particular, esto también garantizará que una sola caja de arena no acumule una gran cantidad de arena sucia, lo que podría provocar una micción inadecuada y problemas de higiene.

La limpieza de la caja de arena es extremadamente importante en los hogares con varios gatos, y los dueños de mascotas deben esforzarse por recoger la arena todos los días.

Hora de la comida

Las comidas pueden ser una parte complicada de tu día si tienes que alimentar a varios gatos. Si sus gatos no muestran signos de agresividad cuando comparten comida, entonces un solo plato debería funcionar para su hogar. De lo contrario, considere alimentarlos en tazones designados, en lugares separados dentro de su casa. También se deben establecer horarios de alimentación programados para facilitar un poco su trabajo.

En cuanto a los cuencos o fuentes de agua, normalmente uno o dos serán suficientes, ya que las peleas por el agua no son comunes.

También es relevante prestar atención al peso de sus gatos para asegurarse de que todos los gatos coman en proporciones similares.

Finalmente, otra situación complicada es cuando un gato requiere una dieta especial, como una dieta recetada para el tracto urinario. En estos casos, es posible que desee considerar alimentar a todos sus gatos con la misma comida, después de verificar con su veterinario si esa comida es adecuada para todos ellos. La desventaja de este enfoque es el costo, porque las dietas recetadas generalmente son más caras que la comida felina promedio.

Nuevo gato en el bloque

Si le preocupa introducir un nuevo gato en el hogar con otros gatos que ya se llevan bien, considere preparar un espacio separado donde el nuevo felino pueda pasar solo los primeros días.

El olor del nuevo gato se asentará en la casa y tus otros gatos se acostumbrarán a él antes de encontrarse cara a cara. Esto también servirá como período de aclimatación para el nuevo gato en su nuevo entorno.

Después de unos días, comience la interacción con un acompañante y esté atento a signos de posibles problemas, como orejas aplastadas, cola parpadeante, pata levantada o silbidos. Si todo va bien, aumente lentamente el tiempo que su nuevo gato pasa con los otros gatos de la casa hasta que sienta que es seguro dejarlo solo.

Cuestiones no resueltas

Algunas personalidades de gatos simplemente no se mezclan. Incluso con mucho espacio, juguetes y comida disponibles, estos gatos encontrarán formas de agitarse o pelear entre sí. Afortunadamente, existen algunas soluciones que deberían ayudar con este frustrante problema:

El difusor Feliway es un producto que emite una feromona específica para gatos para ayudar a reducir el estrés e inducir un efecto calmante entre los gatos. Un especialista en comportamiento animal también puede ingresar a su hogar y evaluar la situación de manera efectiva, al tiempo que ofrece soluciones para una mejor gestión y capacitación. Por último, en casos severos, es posible que desee discutir con su veterinario terapias médicas para gatos con desequilibrios emocionales u hormonales que resultan en problemas de agresión.
Un hogar con varios gatos puede presentar varios desafíos para los dueños de mascotas. Cada gato es diferente, y una táctica de entrenamiento o un cambio ambiental que funcionó para un gato puede no funcionar para otro. Tener una comprensión de la personalidad de cada gato ayudará al dueño de una mascota a cuidar mejor las necesidades específicas de cada gato. Con paciencia y dedicación, se puede lograr un hogar feliz y equilibrado con varios gatos y puede ser una experiencia muy gratificante y divertida.

Por Dr. Elias Forest

Egresado de la UNAM en 1985, con maestría en Ciencias Veterinarias. Actualmente Jefe del Departamento de Medicina, Reproducción, Etología, Nutrición y Zoología en Tamaulipas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.