Los perros pueden experimentar una amplia gama de emociones, y generalmente expresan estas emociones a través de señales verbales y físicas. Muchos dueños de perros se preocupan por la ansiedad y los niveles de estrés de sus amigos caninos en ciertas situaciones, como durante una visita veterinaria, mientras viajan en un automóvil o cuando se les deja en casa sin supervisión.

Hay varios comportamientos que tu perro mostrará con frecuencia para indicar sentimientos de inquietud y estrés. Comprender el estado emocional de su perro es el primer paso para aliviar los síntomas no deseados y ayudar a tu perro a sentirse cómodo.

 

Babeo excesivo, jadeo o sudoración

Es común que los caninos estresados ​​produzcan más saliva de lo normal y jadeen continuamente, incluso en ausencia de temperaturas cálidas o ejercicio reciente.

Al igual que sus contrapartes humanas, los perros colocados en un ambiente estresado también sentirán un aumento en la temperatura corporal, lo que los lleva a sudar alrededor de las patas y la nariz.

 

Cola metida

Una cola escondida puede indicar varias emociones diferentes en nuestros perros, incluidos el miedo, la agresión y la ansiedad.

Observa de cerca la posición de la cola de tu perro junto con otras señales emocionales, como babeo, orejas metidas y jadeo.

 

Caída de pelo excesivo

La mayoría de los veterinarios y dueños de perros pueden atestiguar el hecho de que, durante los exámenes, los perros estresados ​​soltarán su pelaje más de lo normal.

Este síntoma también puede combinarse con agitación incesante.

 

Molestia gastrointestinal

El estrés puede ser el culpable subyacente de los problemas gastrointestinales de tu perro, como náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento.

Dicho esto, es mejor que tu veterinario descarte otros problemas médicos antes de culparte únicamente por el estrés.

 

Comportamiento destructivo

Un perro ansioso o estresado a menudo buscará una salida para aliviar estos sentimientos incómodos.

El resultado a veces puede ser la destrucción de objetos en el hogar, como cajas, muebles, juguetes o ropa.

Se sabe que otros perros estresados ​​se lamen o muerden excesivamente, en particular sus patas.

 

Conductas de evitación

Un perro asustado o estresado frecuentemente mostrará comportamientos de evitación, que incluyen esconderse detrás de los muebles, alejarse de sus dueños y aislarse de otros humanos y animales en el hogar.

La ansiedad o el miedo en el cuerpo del perro ayudará a desencadenar ese vuelo o respuesta de lucha. A menudo verás a tu perro tratando de esconderse en la casa o el entorno.

 

Agresión

En contraste con los animales que reaccionan ante situaciones ansiosas o estresantes escondiéndose, algunos de nuestros compañeros caninos mostrarán comportamientos agresivos.

Esto puede ser una agresión hacia un propietario, un veterinario o un individuo que interactúa directamente con el perro, así como una agresión indirecta dirigida hacia otras personas o animales cercanos.

Esta es una de las razones por las que muchos veterinarios prefieren que los perros sean restringidos por técnicos veterinarios entrenados durante los exámenes, en lugar de por sus dueños; anticipar y prevenir agresiones mal dirigidas.

 

Accidentes urinarios

La micción inadecuada puede ser secundaria a varios problemas médicos, como una infección del tracto urinario, enfermedad renal o diabetes, pero en algunos casos puede ser causada por altos niveles de estrés.

Si observas a tu perro orinar o defecar durante una visita veterinaria, cuando extraños ingresan a tu casa o en presencia de otros perros, esto puede estar relacionado con el estrés.

 

 

Posicionamiento de la oreja

Los perros a menudo utilizan sus oídos para expresar emociones, incluido el estrés y la ansiedad.

Cuando los perros sujetan sus orejas fuertemente contra su cabeza, esta es su forma de comunicar sus sentimientos de inquietud. Observa cuidadosamente la rotación de la base de las orejas desde su posición neutral, y ten en cuenta que esto puede ser más difícil con los perros que tienen orejas flexibles.

Los dueños de mascotas que buscan estar más en sintonía con las emociones de sus perros deben considerar la posibilidad de observar de cerca el posicionamiento del oído en diferentes situaciones. Esto ayudará a crear correlaciones entre las posiciones de los oídos y los estados emocionales específicos.

 

Bostezando

Un perro colocado en una situación estresante a menudo bosteza involuntariamente.

Si notas varios bostezos en sucesión, tu perro puede estar intentando desplazar sentimientos de ansiedad e incomodidad.

Bostezar a menudo puede progresar a vocalización, como ladridos, gemidos, quejas o gruñidos. Correlaciona estos comportamientos con los otros signos de angustia mencionados a lo largo del artículo.

 

Concluyendo

Si te preocupan los altos niveles de ansiedad y estrés en tu compañero canino, considera consultar con tu veterinario para descartar cualquier problema médico subyacente y decidir el enfoque adecuado para aliviar estos sentimientos.

Hay varias maneras de ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad de te34u perro, incluido el ejercicio regular, una dieta adecuada, el establecimiento de rutinas consistentes y la creación de una zona segura en su hogar. Existen otras tácticas y técnicas de entrenamiento que a menudo son utilizadas por entrenadores veterinarios y conductistas. Las visitas veterinarias en el hogar también pueden ser una opción para las mascotas que experimentan estrés al viajar y al ser examinadas en un hospital veterinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *