A muchos de nosotros, dueños de mascotas, nos encanta compartir nuestras comidas y comidas favoritas con nuestros amados amigos peludos.

Nuestros perros y gatos suelen estar encantados de participar en estos rituales a la hora de comer. Sin embargo, como dueños de mascotas responsables, debemos ser conscientes de ciertos alimentos que pueden ser dañinos para nuestros compañeros caninos y felinos.

Aquí hay una lista de algunos de los alimentos más comunes que son tóxicos tanto para perros como para gatos:

Alcohol

Siempre que decida disfrutar de una bebida alcohólica, asegúrese de que sus perros y gatos se mantengan alejados de la fiesta.

El alcohol contiene etanol, que es extremadamente tóxico para perros y gatos. La exposición a cantidades aparentemente inofensivas puede tener efectos secundarios muy graves para su mascota.

El efecto que tiene el alcohol en el hígado y el cerebro de tu mascota es similar al efecto que tiene en los humanos, pero se necesita una dosis mucho menor para causar daño. Solo 2-3 cucharaditas de una bebida con una alta concentración de alcohol, como el whisky, es suficiente para causar coma, o incluso la muerte, a un perro pequeño o un gato.

Cafeína

Si bien pequeñas cantidades de café, té o refrescos no contienen suficiente cafeína para envenenar a la mayoría de las mascotas, la ingestión de cantidades moderadas de café molido y bolsitas de té puede tener efectos devastadores en perros o gatos pequeños, incluida la muerte.

Los síntomas comunes del envenenamiento por cafeína incluyen inquietud, respiración rápida, temblores y palpitaciones del corazón.

Si sospecha que su mascota está experimentando una intoxicación por cafeína, busque asistencia veterinaria sin demora.

Chocolate

Un regalo favorito e irresistible entre la mayoría de los humanos, el chocolate se considera tóxico para perros y gatos.

En cantidades muy pequeñas, por lo general, no es un gran problema, pero con volúmenes más grandes y con chocolates más oscuros, los dueños de mascotas deberían preocuparse.

El chocolate contiene metilxantina teobromina, que es similar a la cafeína. Su ingestión puede causar vómitos, diarrea, hiperactividad, problemas con los latidos cardíacos normales, convulsiones y, en algunos casos graves, incluso la muerte.

Lo mejor es mantener sus golosinas de chocolate favoritas en un buen escondite, donde su mascota no pueda encontrarlas.

Masa de pan

Los carbohidratos son el enemigo de muchas personas que hacen dieta, y lo mismo puede decirse de los perros y gatos.

La masa de pan sin hornear se considera venenosa para nuestras mascotas. Cuando se ingiere, la masa de pan se expande en el estómago como resultado de su ambiente cálido y húmedo, lo que puede provocar un estómago hinchado o incluso retorcido.

Además, a menudo se agrega levadura a nuestros productos para hornear para ayudar a que el pan suba, y cuando la levadura se fermenta, produce tanto dióxido de carbono como alcohol, que pueden ser absorbidos por el torrente sanguíneo y causar caídas peligrosas en el azúcar en la sangre, la presión arterial y la temperatura corporal. .

Los signos clínicos comunes incluyen vómitos o arcadas, distensión del estómago, debilidad y colapso.

Ajo y cebolla

A menudo olvidamos que muchas de nuestras comidas contienen estos dos ingredientes populares y permitimos que nuestras mascotas muerdan o laman algunos de nuestros alimentos.

Tanto la cebolla como el ajo pueden causar un tipo de envenenamiento que daña los glóbulos rojos, lo que los hace más propensos a romperse. También pueden causar malestar estomacal e irritación de la boca.

En cuanto a los síntomas, los más comunes son encías pálidas, aumento de la respiración o babeo y vómitos o diarrea.

Puede que nuestros perros y gatos no se sientan ofendidos por nuestro aliento a ajo, pero lo mejor es evitar que ingieran alimentos con cualquiera de estos dos condimentos.

Uvas y pasas

Los perros y gatos también deben evitar las uvas y las pasas, ya que pueden provocar insuficiencia renal aguda.

La mayoría de las mascotas intoxicadas con uvas o pasas comenzarán a experimentar vómitos y/o diarrea dentro de las 6 a 12 horas posteriores a la ingestión. Otros signos clínicos anormales incluyen letargo, dolor abdominal, deshidratación y temblores. En los casos más graves, la insuficiencia renal se desarrolla dentro de las 24 a 72 horas posteriores a la ingestión inicial.

Hay algunas mascotas que no experimentan estos efectos secundarios devastadores, y la razón de esto aún no está clara desde un punto de vista científico.

Si cree que su mascota ha ingerido uvas o pasas, debe comunicarse con su veterinario o centro veterinario de emergencia de inmediato.

Alimentos mohosos

Todos hemos estado allí: metiendo la mano en la parte trasera de nuestros refrigeradores y sacando un alimento cuestionable que ha pasado su fecha de vencimiento por unos días, semanas o incluso meses.

Además, muchos perros y gatos se alimentan de basura y piensan en su bote de basura como el contenedor secreto de golosinas.

La comida con moho puede poner en riesgo la salud de tu mascota. Contienen micotoxinas tremorgénicas, que pueden causar vómitos, diarrea, convulsiones y confusión mental.

¡Entonces, asegúrese de que su mascota no sea un participante activo la próxima vez que decida limpiar su refrigerador!

Xilitol

Los ávidos masticadores de chicle son muy conscientes de los beneficios de masticar después de las comidas para prevenir las caries y mantener el aliento fresco durante todo el día.

El ingrediente más común utilizado en la goma de mascar sin azúcar es el xilitol, que es un edulcorante no calórico. También se encuentra en algunos enjuagues bucales, pastas dentales y vitaminas.

El xilitol y la mayoría de los animales no se mezclan; puede causar una caída peligrosa en los niveles de azúcar en la sangre. Los perros y gatos a menudo muestran signos de desorientación, heces negras alquitranadas, temblores y convulsiones.

En algunos casos graves, se ha informado que las mascotas desarrollan insuficiencia hepática. Después de consumir su comida de ajo (solo), siéntase libre de masticar chicle, pero manténgalo fuera del alcance de sus compañeros peludos.

Nueces de macadamia

No se ha demostrado que la ingestión de estos frutos secos sea mortal en perros y gatos, pero puede causarles signos clínicos incómodos, como fiebre, rigidez en las articulaciones, vómitos, temblores y dificultad para caminar, especialmente en las patas traseras.

A menudo, su mascota comenzará a sentirse mejor después de aproximadamente 48 horas, pero la atención veterinaria de apoyo, como medicamentos para el dolor, puede conducir a una recuperación más rápida.

Aguacates

La verdad es que esta fruta brinda muchos beneficios para la salud, incluidos niveles saludables de potasio, fibra y vitamina K.

Los aguacates en realidad no son venenosos para perros y gatos, pero como muchos veterinarios pueden decirle, los huesos de aguacate pueden causar una obstrucción por cuerpo extraño.

Por otro lado, los aguacates contienen persina, que en realidad es tóxica para la mayoría de las aves de compañía. Los signos clínicos anormales asociados con la ingestión de aguacate incluyen dificultad respiratoria, incapacidad para posarse, insuficiencia hepática y renal e incluso muerte súbita.

Aunque no se consideran tóxicos para perros y gatos, todos los alimentos deben administrarse con moderación, ya que el malestar estomacal siempre es una preocupación.

Con esto en mente, ve y disfruta de tus comidas favoritas, pero recuerda qué alimentos debes evitar compartir con los miembros peludos de tu familia. En caso de duda, le sugerimos que consulte a nuestros expertos para obtener sugerencias de alimentos saludables y seguros. 

Por Dr. Elias Forest

Egresado de la UNAM en 1985, con maestría en Ciencias Veterinarias. Actualmente Jefe del Departamento de Medicina, Reproducción, Etología, Nutrición y Zoología en Tamaulipas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.